Genial obra que se mandaron los fotógrafos Faith D’Aluisio y Peter Menzel. Dieron la vuelta al mundo, viajando por diferentes países, pidiéndoles amablemente a familias típicas del lugar que muestren todos los alimentos que usualmente irían a consumir en una semana.

Contrastes abundan en la recopilación fotográfica, pues vamos de verdaderos banquetes, a realmente lo mínimo posible necesario para subsistir. Desde lo más sano, hasta la cantidad de comida chatarra necesaria para obligar, sí o sí, a volver obesos a todo miembro familiar.

 

En fin, visiten el blog de Javi Moya que tiene varios scans del libro (que se llama, de paso “Hungry Planet: What the World Eats), o pueden comprarlo en Amazon.

 

link

  • TEnemos mas comida de la que necesitamos, la genetica humana se adapto en la prehistoria a comer menos, simplemente porque no sabia cuando iba a comer, y el cuerpo guardaba los pocos excesos en forma de grasa