Screen Shot 2013-09-24 at 12.15.55 PM

A pesar de que la mayoría de ambientes de trabajo suelen estar iluminados por fuertes fluorescentes, un reciente estudio realizado por Anna Steidle de la Universidad de Stuttgart y Lioba Werth de la Universidad de Hohenheim ha descubierto una relación entre ambientes con tenue iluminación (u oscuridad), y un aumento en el proceso creativo.

El estudio las llevó a las siguientes conclusiones:

  • Poca iluminación mejora el desempeño creativo
  • El efecto, es explicado por una libertad percibible, además de ofrecer un estilo de procesamiento que apoya a la creatividad.
  • La configuración de luz y la etapa del proceso de innovación limitan la aparición del efecto.

 

Steidle y Werth llevaron a cabo seis experimentos. En el principal, 114 estudiantes fueron sentados en grupos de dos a tres en un pequeño cuarto para simular una oficina. El cuarto estaba iluminado por una luz en la parte superior, la cual variaba entre grupos. Para algunos, la luz sólo proyectaba 150 lux (luz tenue), mientras que otros, recibían 500 lux (el nivel recomendado para una oficina), mientras que otros, recibieron 1,500 lux (luz fuerte).

Después de aclimatarse por 15 minutos, los participantes fueron invitados a trabajar en 4 problemas de insight creativo, utilizados típicamente en investigación creativa. Estos ejercicios forzaban a los individuos a cambiar la percepción del problema para encontrar la solución (o “pensar fuera de la caja”).

El resultado? Como lo adelantamos al principio, los que estaban en una habitación con 150 lux (tenue iluminación) resolvieron más problemas correctamente que los del cuarto fuertemente iluminado. Además, confesaron sentirse más libres y menos inhibidos que los otros.

dim-bulb

Sin embargo, según el estudio, este tipo de iluminación sólo sirve para el proceso de generar ideas. La implementación y análisis funcionaron mejor con una habitación fuertemente iluminada. Es decir, para el proceso creativo, o lluvia de ideas, una habitación tenuemente iluminada parece ser ideal; pero cuando uno se translada al pensamiento analítico, cuando se busca la manera de implementar dichas ideas, una habitación iluminada es el mejor lugar. Según las investigadoras, la creatividad puede empezar en la oscuridad, pero no es el lugar donde debería terminar”.

 

via