Gmail fax

Acabamos de recibir una notificación de Google con información de que, en efecto, ya está funcionando nuevamente para todos. Como reportamos hace un par de días, Gmail dejó de funcionar para un porcentaje de usuarios (inicialmente se creía 0.08%, pero resultó ser 0.02%, o alrededor de 40,000). Afortunadamente, para los pobres usuarios que se quedaron con bandejas vacías por algunos días, el problema ya está resuelto.

Más que nada, esto debe haber servido como una llamada de atención para nosotros, usuarios, de no depender enteramente de servicios “en la nube”. Ya pasó meses atrás con Hotmail, y ahora también con Gmail. Lo que debemos hacer? Mantener una copia de seguridad local de nuestra cuenta. De esta forma no sólo estaremos seguros de que no perderemos e-mails esenciales, sino que además, los podremos leer sin conexión a internet.  Aquí cómo.

 

Sobre los motivos de la caída, Google nos ofrece la siguiente explicación (texto resaltado por mí)

Gmail de regreso para todos

Publicado por Ben Treynor, Vicepresidente de Ingeniería y Confiabilidad del sitio Czar (7×24)

Imagínese la sensación de acceder a su cuenta de Gmail y encontrarla vacía. Eso es lo que lamentablemente le pasó el domingo al 0,02% de los usuarios de Gmail, y en verdad sentimos muchísimo que eso haya ocurrido. La buena noticia es que el correo electrónico de esas personas nunca se perdió y ya hemos restaurado el acceso de muchos de los usuarios afectados. A pesar de que la restauración completa de esas cuentas puede tomar más tiempo de lo que originalmente se esperaba, estamos progresando rápidamente en una solución y las cosas volverán a la normalidad muy pronto para todos estos usuarios.

Pero ¿cómo pudo suceder esto si en Google tenemos varias copias de los datos, en múltiples datacenters? Bueno, en algunas extrañas ocasiones, los “bugs” o errores de software pueden afectar a varias copias de los datos y eso es lo que pasó aquí. Algunas copias del correo electrónico de las personas afectadas se han eliminado y hemos estado trabajando duro durante las últimas 30 horas para recuperarlas.

Para proteger la información de los usuarios de Gmail frente a estos casos excepcionales de “bugs” o errores, también contamos con una copia de seguridad de la información en cintas. Pero como la recuperación de esa información desde las cintas toma mucho más tiempo que recuperar esa información transfiriéndola online desde los datacenters, es que la restauración de los datos de los usuarios afectados lleva un poco más de tiempo. De esta forma el restablecimiento de la información de esos correos electrónicos nos ha llevado horas en lugar de milisegundos.

Entonces, ¿qué  causó este problema? Hicimos una actualización del software de almacenamiento que presentó un “bug” inesperado, lo que provocó que un 0,02% de los usuarios de Gmail perdiera temporalmente el acceso a su correo electrónico. Cuando descubrimos el problema, inmediatamente se detuvo la actualización del nuevo software y se volvió a la antigua versión.

Como es de costumbre, seguiremos publicando un informe detallado de la evolución de este incidente en el Panel de Status de Apps, así como las acciones preventivas que estamos tomando para asegurarnos de que esto no vuelva a ocurrir. Los usuarios que se hayan visto afectados por este problema, deben tener en cuenta que el correo electrónico que les hayan enviado entre las 6:00 pm PST (Hora Pacífico de EE.UU.) del 27 de febrero y las 2:00 PM (Hora Pacífico de EE.UU.) del 28 de febrero es probable que no haya llegado a sus buzones de correo y que los remitentes de esos mensajes hayan recibido una notificación de que no fueron entregados.

Gracias por su paciencia mientras solucionamos este tema y pedimos disculpas nuevamente.