Primeras impresiones del Nexus One

Ayer tuve la oportunidad de probar un Nexus One, el teléfono elegido de Google para representar Android. El teléfono, se lo trajo Germán Martinez, de AprendiendoWeb.

Mi primera acción, fue recoger mi mandíbula del piso tras ver lo gloriosa que era la pantalla OLED con tremenda densidad de pixeles, y su impresionante resolución de 800×480.

Puse mi 3GS al costado, y la diferencia era bastante notoria; el Nexus One tenía mucho mejor contraste, y la claridad y calidad de texto, gracias a su mejor resolución, era espectacular.

IMG_0157

Ahora, no lo pude probar lo suficiente como para formarme una verdadera opinión – eso me lo guardo todavía para la próxima semana, cuando pueda jugar un poco más con el aparato – pero sí puedo aclarar algunas dudas que quedaron pendientes:

  • El Nexus One (modelo AT&T que se trajo Germán) funciona a la perfección con la red 3G local. No hubo ningún problema con la conexión (salvo que ayer la red 3G de Claro estuvo colapsando). Así que si tenían dudas en importar el teléfono por este motivo (falta de 3G), no se preocupen.
  • El Android Marketplace está bloqueado. Al parecer, Google Marketplace hace una revisión de nuestra localización, y si ve que no estamos en Estados Unidos, bloqueará la descarga de algunas aplicaciones. Esto se puede saltar fácilmente con un VPN (como HideMyNet) para darnos una dirección IP de Estados Unidos, pero me pareció algo molesto.
  • La navegación y velocidad del teléfono son notables. De hecho, es el primer aparato con Android donde al parecer, el hardware está al mismo nivel que el software. El teléfono responde rápidamente a todo tipo de acción, puede saltar entre aplicaciones de manera bastante veloz, y el scrolling es bastante bueno. A pesar de ello, sentí al 3GS más veloz para cosas como la interfaz, abrir y cerrar aplicaciones, y scrolling.
  • Se me hizo algo difícil escribir con el teclado virtual. Mi velocidad ni se podía comparar con la de escribir en el iPhone pero, por otro lado, he tenido 3 años para acostumbrarme al teclado del iPhone, así que probablemente sea sólo cuestión de costumbre.  Sin embargo, no hay forma de añadir más de un teclado al teléfono simultáneamente: en el iPhone, es posible tener dos idiomas de teclado (o más) los cuales podemos cambiar con tan sólo presionar una tecla. Esto ayuda bastante en la autocorrección. En el Nexus One, tenemos que cambiar todo el idioma del teléfono para poder tener acceso al teclado en español.
  • Los fondos de pantalla animados son simplemente espectaculares.
  • La navegación web se siente como una experiencia bastante parecida al iPhone, y la posibilidad de poder instalar otros navegadores (como Opera Mini) es definitivamente un plus.
  • El teléfono se ve bastante elegante. A pesar de ser elaborado por HTC, no tiene ese “mentón” que siempre me ha desagradado de los teléfonos de HTC. Es super delgado gracias a que no tiene un teclado físico, y se siente bastante cómodo.

Todavía es muy pronto, como dije, para formarme una opinión completa, pero tras jugar con el teléfono por unos momentos el día de ayer, debo decir que mi interés por conseguir uno ha vuelto a crecer. Me resultaría difícil abandonar la cantidad de aplicaciones que existen en el App Store para el iPhone, pero la calidad de hardware, y la madurez de Android, lo hacen un verdadero competidor.

La próxima semana tendré la oportunidad nuevamente de darle un vistazo al teléfono, y de correr algunos benchmarks y grabar algunos videos, así que atentos al artículo!