Por qué el Wii me decepcionó

Hace un par de artículos, cuando mencionábamos Project Natal para la Xbox 360, dejé un comentario sobre la “decepción” que había sido el Wii. Supongo que era hora que me explicara. Y creo que todo el asunto, se puede resumir en dos cosas: falta de juegos de calidad de terceros, y falta de precisión y uso correcto del Wii Remote.

Pero veamos ambos al detalle.

 

Los juegos, los juegos!

El Wii ha sido un éxito comercial, insuperable en ventas,  sobre todo por la innovación que supuso traer el motion control como algo básico, propio de la consola. Sin embargo, es deprimente ver la poca calidad de mucho de sus juegos (por supuesto, a excepción de los mismos desarrollados por Nintendo), que se resumen en una colección de mini-juegos insulsos que nada aportan a la consola, saltándose a la misma sólo porque saben que es la más popular.

De hecho, me sucede lo mismo con el Wii que cuando tuve un Nintendo 64: hay escasez de juegos de calidad, y siempre me encuentro esperando al próximo juego lanzado por la misma Nintendo y alguna de sus millonarias franquicias, sea Zelda, Mario, Metroid, o alguna de sus adorables mascotas.

Denle un vistazo a este gráfico que demuestra en porcentajes qué juegos han obtenido 85 o más (de un total de 100) como puntaje general, tanto para el PS3 (en rojo), como el Wii (en azul):

eedar-ps3-wii-review-numbers-1.jpg 

Así es, de los 287 juegos disponibles para el Wii, sólo 12 tienen un puntaje mayor de 85 (según Metacritic, un webpage que recopila las reseñas de las más importantes revistas / websites sobre videojuegos), mientras que para el PS3, de los 216 títulos disponibles, 36 tienen este puntaje. El xbox 360? De los 357 juegos disponibles, 48 (un 13%) tienen 85 o más.

De hecho, tras la novedad de los controles y de cómo mi control se veía reflejado en la pantalla, no he vuelto a tocar mi Wii.

Mi problema con el Wii es que no se ha sabido aprovechar la consola como se debería, salvo algunas raras excepciones. Incluso varios de los títulos más populares de Nintendo han abandonado el Motion Control, tomándolo como un extra nada más. Claro que hay algunos buenos ejemplos de una perfecta implementación, como Metroid Prime 3, o el reciente EA Sports Active Trainer (que es el primer “programa de entrenamiento” que funciona bien). Pero por lo general, la idea de controlar un juego con el Wii Remote no ha despegado como debería, lo que nos lleva al siguiente punto.

 

El Hardware

nintendo-wii-controller.jpg

Cuando Nintendo anunció el Wii Remote, realmente quedé sorprendido. Lo primero que se me vino a la mente es “imaginen un juego basado en Star Wars, donde pueda controlar a un Jedi y blandir el Wii Remote como un lightsaber!!!1!”. Hasta ahora sigo esperando.

Algo que, Nintendo nos promete, será posible con un periférico adicional llamado “Wii Motion Plus”, que por fin podrá imitar nuestros movimientos en pantalla.

Pero en la actualidad? El Wii no es nada preciso, lo cual reduce la implementación en juegos a que agitemos el Wii Remote hacia un lado, o hacia otro, y nada más. De hecho, como puntero, gracias al sensor bar, funciona mejor, pero aún así, carece de la precisión requerida para realmente “introducirnos” en el juego. La ilusión se rompe demasiado seguido, cuando hacemos algo en realidad, y el juego o el hardware es incapaz de representarlo.

 

Conclusión

El Wii no es mala consola. De hecho, ha sido una de las mejores que ha producido Nintendo desde el SNES, revitalizando casi todas sus franquicias, sacando nuevas aventuras de Link, de Mario, de Metroid. Y como Nintendo fanboy, estoy bastante agradecido por ello.

Pero esperaba más con la consola que fue concebida bajo el nombre clave de “Revolution”. Quizás esperaba una revolución en el modo en el que se controlaban los videojuegos, por fin rompiendo esa barrera sentada por los controles para lograr una total inmersión. De momento, esa revolución se resume a un puntero en pantalla, y movimientos alocados con el control que a veces no quedan registrados por los juegos, juegos que por lo general, son pésimos.

De todas maneras, tenemos que admirar la valentía de Nintendo por tomar un rumbo totalmente opuesto, dejando todo el asunto de “High Definition Gaming” por una apuesta a un innovador control. Comercialmente, como dije al inicio, ha sido un éxito, atrayendo a personas que jamás se habían interesado en los videojuegos.

Esperemos, pues, que cuando llegue el Wii2, Nintendo por fin haya podido dominar la tecnología, por un lado, y que los desarrolladores por fin “entiendan” a la consola y al control y veamos juegos que valgan la pena.