Parlotech 07 – Convertir un Disco duro interno, en Externo

Una de las cámaras murió, y es por eso que no han habido más episodios de parloteando.

Sin embargo, justo el día de hoy logré resucitarla, y para poner algo rápido, se me ocurrió colgar el video de la sección de Parlotech (además de experimentar con iMovie)

Esta vez, veremos lo que se necesita para convertir un disco duro interno, en externo.

 Imagen 1

 

No se habló mucho de las ventajas de tener un disco duro interno como externo (con nuestro propio enclosure), así que acá las pongo:

    • Fácil de abrir. Generalmente, los discos externos vienen sellados. Eso significa que, si se malogra y queremos repararlo, o incluso cambiarlo, no podremos. Debido a que con el enclosure nosotros mismos ponemos el disco dentro, podemos sacarlo y meterlo cuando queramos.
    • Menor costo. Los discos duros externos cuestan más dinero. Armando el nuestro, ahorraremos un poco
    • Durable. Ok, esto es un poco subjetivo, pues está basado en mi experiencia personal, pero puedo decir que, de los discos duros externos e internos con enclosure, más me han durado los internos. Sucede que muchas veces, lo que se malogra primero, es el conector, en vez del disco duro. En uno externo, reemplazarlo es bien dificil. Con un enclosure, basta cambiarlo por otro ($20), y listo.

Y no se olviden que si están buscando una opción de menor tamaño, también se puede hacer uno de estos con un disco duro de laptop. Menor capacidad, más caros, pero la ventaja es que no necesitan una fuente de alimentación de energía (lo hace a través del USB).

 

Link