Hemos visto muchos argumentos a favor de las pantallas con el nuevo formato 18:9 (2:1) o superiores. Estas pantallas – que son más altas que las usuales pantallas 16:9 – nos permiten hacer caber más contenido vertical que, en efecto, hace que podamos leer más texto. Y teniendo en cuenta que nuestro smartphone lo usamos el 90% de manera vertical, tiene sentido, pues, alargarlo para hacer caber más contenido, sin aumentar el ancho que lo haría difícil de manipular con una sola mano, verdad?

Pero desde que las pantallas 18:9 se volvieron populares (y no sólo en gama alta, sino también lo hemos visto en gama media como el G6 y gama media premium, con el A8+ que reseñamos recientemente), el motivo por el cual se me ha hecho imposible volver a pantallas 16:9 en smartphones, es uno sólo: Split Screen

Desde Android 7.0 – Nougat – Google implementó1 algo que Samsung había ofrecido por años en su línea Note y posteriormente en la línea S: La posibilidad de correr dos aplicaciones en simultáneo, dividiendo la pantalla de manera vertical, como se aprecia en la imagen de arriba. Basta con dejar presionado el botón de multi-tasking con la app abierta para entrar al modo multi-tasking, y sólo necesitamos seleccionar otra app reciente para que ambas se abran en paralelo, una encima de otra. Si la otra app que queremos abrir en conjunto no está entre las recientes, podemos presionar el botón de “Home” y buscarla para poder conseguir la misma función. Y si nos vamos a las opciones de desarrollador de Android, incluso podemos forzar este modo a apps que no han sido programadas para ello (en la mayoría de casos, funcionará bien!).

Esto nos permite, por ejemplo, tener un video de YouTube abierto en la parte superior mientras leemos noticias, navegamos por Twitter o Reddit o conversamos en la parte inferior. Es sumamente práctico y el tener una pantalla 18:9, o más alta que las pantallas tradicionales, realmente ayuda a esto, dándonos más espacio para hacer caber dos apps, una encima de otra, en la pantalla. Por supuesto que el Split Screen funciona en teléfonos con un formato 16:9, pero ese espacio extra ganado en el formato 18:9 hace que ambas apps en paralelo tenga más espacio, haciendo de la distribución algo mucho más eficiente y sencillo.

Con una pantalla 18:9, por ejemplo, puedo dedicarle un pequeño espacio a un video, mientras que dejo el resto de la pantalla para navegar cómodamente por Twitter en la parte inferior:

Este, creo yo, es la mayor ventaja de un panel 18:9 en la actualidad, y el motivo por el cual me cuesta regresar bastante a un teléfono 16:9, al menos en Android. Es tan práctico y tan útil correr dos apps en simultáneo, que poder tener todo el espacio posible para ambas apps, hace de todo esto, una mejor experiencia en una pantalla más alta.

  1. o mejor dicho, se copió íntegramente