Un criptógrafo llamado Tsutomu Matsumoto ha descubierto que, utilizando los ositos de goma, uno puede hacerse una huella digital falsa.

De acuerdo con Matsumoto, la gelatina utilizada para hacer a los osos puede ser puesta en un molde para hacer un dedo, y con este dedo falso consiguió engañar a 4 scanners de 5.

Aparte de eso, utilizando una huella digital real, Matsumoto logró tomarle una foto, y grabarla en el osito-dedo. Lo impresionante? es que funcionó.

Con esto, el criptógrafo realmente ha puesto en jaque a la seguridad que supuestamente brindaba la identificación por huellas digitales.

Según dijo The Register.