Screen Shot 2013 07 02 at 1 27 50 PM

Opera acaba de lanzar su versión final número 15, después de algunos meses en Beta. Y esta quizás sea la que trae algunos de los cambios más radicales, ya que Opera ha decidido abandonar su motor del navegador – Presto – para empezar a utilizar Chromium, el mismo que encontramos en Chrome. Con esto, por supuesto, vemos mejoras no sólo en velocidad de navegación (Presto, si bien fue rápido en su época – llegando a ser el navegador más veloz del mundo en la “Era Dorada” de Opera – ha ido quedándose atrás con los años), sino también en el rendering de la página. Es sabido que algunas páginas simplemente no se veían correctamente en Opera, y al pasar a Chromium, este problema ha sido remediado.

Otro radical cambio es que Opera ha dejado atrás al cliente de correo incluído, convirtiéndolo en una aplicación independiente llamada Opera Mail. Opera Mail sigue con los mismos beneficios del cliente incorporado en versiones anteriores (ligero, rápido, personalizable), y lo podemos descargar independientemente.

 Screen Shot 2013 07 02 at 1 30 13 PM

Algo que se ha perdido en el salto de motores, es Opera Sync, la función que nos permitía sincronizar favoritos, contraseñas y más, mucho antes que lo hiciera cualquier otro navegador. El equipo de Opera se encuentra en estos momentos trabajando para devolvernos esta sincronización, que realmente se extraña. 

 

 

Lo que sí ha dado el salto, es el modo “Off Road”, antes conocido como Opera Turbo. Y esta es la razón por la cual siempre mantengo una instalación de Opera en toda computadora. Este modo comprime las páginas web que visitamos a través de los servidores de Opera – con una conexión segura – y como resultado, tenemos páginas que pesan menos y cargan más rápido. Es perfecto para cuando estamos en una conexión lenta, o estamos usando la conexión de nuestro teléfono, por ejemplo.

Asimismo, Opera ha empezado a lanzar, de manera similar a Firefox, un nuevo calendario de lanzamientos. Tenemos a Opera Stable, actualizado cada 2 semanas. Opera Next tiene actualizaciones más frecuentes y características nuevas, mientras que Opera Developer es la versión donde veremos la mayor cantidad de cambios más seguido, pero por ende, es la más inestable.

Si todavía no han probado Opera, vale la pena darle un chance, al menos gracias al modo “Off Road”.