Los nuevos chips, que se encuentran en prototipo, están basados en magnetismo, en vez de transistores eléctricos. Creados en la Universidad de Notre Dame, utilizan “islas” magnéticas de minúsculo tamaño, para calcular el códig binario.

Debido a la falta de cables, la densidad y poder de procesamiento podría ser muchísimo más alto que los actuales. Además, consumirá una cantidad considerablemente menor de energía, y por lo tanto, emitirá menos calor; perfecto para laptops.

Otro side-effect positivo, es que cargarían y se prenderían casi automáticamente. La memoria del chip magnético no es volátil, reteniendo la data cuando se apaga.

Interesante nueva tecnología, que podría muy bien cambiar el futuro de los diseños de PCs.

Noticia completa