Nuevas iMacs y iMac Pro. Apple renueva sus All in One

new_2017_imac_pro_dark_grey_front.jpg

Además de darnos nuevos iPads y iOS 11, Apple renovó su línea de iMacs, sus computadoras de escritorio, para darnos una solución mucho más poderosa y rápida. Primero, lo más imporante: todas las iMacs por fin vendrán con un Fusion Drive. Hasta ahora, comprar el modelo base de una iMac era un grave error, pues venía con un disco mecánico en lugar de un SSD, lo cual impactaba de manera muy negativa el performance de una iMac. Un Fusion Drive es la solución de Apple que nos da un disco duro que combina un pequeño SSD (para información que accedemos constantemente), con un disco tradicional. Y todo  el movimiento de archivos del SSD al disco tradicional ocurre de manera transparente. Esto mejora dramáticamente el performance de una Mac, así que me alegra ver que es algo que viene como standard, sin importar que iMac compramos.

new_2017_imac_two_side.jpg

Las nuevas iMacs tienen ahora mejores patnallas en los modelos de 21.5″ y 27”, consiguiendo 500 nits de luminosidad (un 43% más brillantes que la generación anterior), y con una más amplia gama de colores. Estas nuevas Macs también traen consigo nuevos GPUs o tarjetas gráficas. Tanto el modelo 4K de 21.5”, como el de 27” 5K traen tarjetas de video de AMD, con la Radeon Pro 555 en el de 21.5” (actualizable a la 560), y la 570 (actualizable a la 575 o 580) para el modelo de 27”. Esto nos asegura un excelente rendimiento gráfico en las iMacs, algo necesario teniendo en cuenta las resoluciones que necesitan manejar.

Adicionalmente, estas nuevas iMacs traen los nuevos procesadores Intel, los Kaby Lake, así que podemos esperar una modesta mejora en poder de procesamiento frente a modelos anteriores. Quizás más interesante es que ahora el modelo de 27” acepta hasta 64 GBs de RAM, y el de 21.5”, hasta 32 GBs, duplicando la cantidad anterior posible. Y todos los modelos de iMacs, vienen con puertos Thunderbolt 3 a través de USB-C!

El precio inicial de la iMac empieza en $1,300 por el de 21.5” 4K, y $1,800 por el modelo de 27”. Teniendo en cuenta que estamos obteniendo no sólo a la computadora en sí, sino a un excelente monitor de 27” con una resolución 5K, el precio es sumamente razonable. Yo, por ejemplo, sigo usando a diario mi iMac del 2011 (6 años!!) para editar video en Final Cut Pro. Lo único que hice? Ampliar el RAM (a 16 GBs) y cambiar el disco duro por un SSD. Gracias a que los procesadores Intel prácticamente se han “estancado”, esta computadora sigue siendo una excelente opción para editar videos, y sigue dándome un performance muy razonable, incluso hasta ahora.

iMac Pro

Si lo que necesitan es más poder, Apple también presento un nuevo producto, la iMac Pro. Se trata de una versión de iMac mucho más poderosa y veloz, pero que comparte un diseño similar a la iMac tradicional. La  gran diferencia? La iMac Pro viene en color “Space Grey”.

Sin embargo, por dentro, es un monstruo totalmente diferente. Tenemos un nuevo sistema de refrigeración que aplica dos ventiladores, como pueden ver en el GIF de arriba. Adicionalmente, esta iMac Pro puede ser configurada con componentes de workstation, ya que podemos ponerle un procesador Intel Xeon de hasta 18 núcleos, un SSD de 4 Terabytes, y hasta 128 GBS de memoria ECC. Además, viene con 4 puertos Thunderbolt 3 para poder conectar 2 monitores 5K adicionales y configuraciones RAID, todo en simultáneo. Si, una verdadera bestia en performance.

El precio inicial, por el modelo base, es de $4,999. Apple llama a esta, su Mac más poderosa lanzada hasta ahora.

Screenshot 2017-06-05 12.58.33.jpg

  • Christopher AL

    Equipos sobrevalorados, aprovechado el ego de las personas para sentirse de un status más alto si lo compran.

    Partiendo que vienen con un Kaby Lake, lo mismo que se puede obtener con Windows a precio más reducido. Al menos si te armas una de escritorio a tu gusto.

    • Yo no los llamaría sobre-valorados; teniendo en cuenta que monitores 4K cubren al menos $1,000 del precio de las iMacs, y ni qué decir de los 5K que vienen con el iMac de 27″.

      Como comentaba en mi post, son potentes herramientas de trabajo; mi iMac del 2011 sigue siendo usada como máquina principal de edición de video, 6 años después.

      Y teniendo en cuenta el estancamiento en el que se encuentra Intel ahora, donde cada lanzamiento de procesador es más irrelevante que la generación anterior, yo creo que estas iMacs nuevas tienen para rato. Al menos, hasta que Apple mude todas sus máquinas a sus propios procesadores

      • Christopher AL

        Yo respeto mucho tu punto de vista porque eres un fanático de Apple. Desde el punto de vista económico, quien puede comprarlo? Alguien en América Latina con un salario medio no lo creo.

        Alguien que gane 12 mil dólares al mes no le va doler dar 5 mil. Para trabajar con contenido 4k, hay que saber que el estándar actual de puede decir que es 1080 en resolución de video, subir un video a youtube 4k puede ser irrelevante considerando que la mayoría que los van a ver las resoluciones llegan a 720p y 1080p.

        Dar 5 mil cuando con 1,000 puedes tener un procesador de 7ma generación, comprarlo para decir que uno es de un estatus superior??? Bueno cada quien. Saludos