Update: Según el Wall Street Journal, Samsung ha decidido descontinuar permanentemente al Note 7, tan sólo un día después de anunciar que estaba deteniendo la producción de manera temporal. Según la nota, Samsung anunció a reguladores en Corea que cesaría permanentemente la fabricación del dispositivo. Todos los que hayan comprado o tengan un Note 7 en manos deben devolverlo lo antes posible y cambiarlo por un smartphone seguro. 

El día de ayer, Samsung anunció que todos los usuarios actuales de un Note 7, incluyendo modelos nuevos y antiguos, deberían apagarlo para evitar riesgos de explosiones. Este es, definitivamente, el peor de los casos para Samsung. Si el problema hubiese sido corregido con el primer lote, esto hubiera quedado como un mal recuerdo. Pero que equipos del segundo lote empiecen a explosionar? Esto ya pone en cuestionamiento la habilidad de la empresa y sus fábricas de control de calidad, y nos llena de incertidumbre para futuras unidades de la empresa




Artículo Original

 Nuevas explosiones del Note 7 que supuestamente ya habría sido reparado, han obligado a la empresa coreana a detener temporalmente la producción del smartphone.

Una verdadera pesadilla para Samsung. Apuesto que cualquier mención de “Note 7” a cualquier ejecutivo de la empresa traerá un momentáneo gesto de ira, al menos por un par de años. Es uno de esos estigmas que suele ser difícil de dejar atrás. Y lo peor de todo, es que la historia aún no ha llegado a su fin.

Cuanto todos esperábamos que la historia hubiese llegado a su fin y que la empresa había conseguido solucionar el problema con nuevos equipos reparados, estos empezaron a explotar. Uno tras otro, nuevamente la historia se repitió. No hay, sinceramente, peor acontecimiento con un smartphone, que uno estallando de la nada. Imagínense, el nivel de confianza y seguridad por los suelos, sin saber si nuestro querido smartphone, de la nada, empezará a emitir un humo negro para luego combustionar espontáneamente. Quizás en nuestros pantalones, causándonos graves daños. O quizás en nuestro hogar, en el velador, siendo la causa potencial de un incendio.

Tras lo sucedido, jamás me arriesgaría a comprar un Galaxy Note 7, así Samsung me asegure que todos los problemas han sido solucionados. De hecho, lo responsable de Samsung sería abandonar por completo al smartphone, teniendo en cuenta que este segundo lote de teléfonos, el que supuestamente era “seguro”, ha empezado a explotar.

No tengo nada contra Samsung. Vamos, hace una semana les comentaba cómo el S7 Edge me sigue pareciendo el mejor smartphone con Android del año. Pero el Note 7 es otra historia, completamente.

 

 Si tienes un Note 7, cámbialo por otro smartphone lo más pronto posible

Puede que el smartphone haya sido recibido de manera positiva por gran parte de la prensa, pero honestamente, pondrían en riesgo sus hogares, o a ustedes mismos, al cargar un smartphone que corre un alto riesgo de explosionar en cualquier momento?

Si tienen un Note 7, o conocen a alguien que haya adquirido un Note 7, lo sensato, a estas alturas, es devolverlo inmediatamente, y cambiarlo por un smartphone seguro, como el iPhone 7. O el S7 / S7 Edge. O el LG V20. Cualquiera, es mejor opción a tener que vivir con la incertidumbre de si nuestro smartphone explosionará en cualquier momento.

 A estas alturas, la acción responsable de Samsung es detener totalmente la producción del Note 7, reemplazarlos todos por un smartphone equivalente, y seguir adelante.

Si este “recall” inicial hubiera sido un éxito, si los nuevos smartphones de sticker negro en caja e ícono verde de batería – señales para identificar a un Note 7 del nuevo, supuestamente “seguro” lote – la historia sería otra.

Hubiera sido un “ooops, grave error por parte de Samsung – quizás el peor en la historia de smartphones – pero algo ya solucionado”. Ahora que sabemos que los reemplazos también están estallando y ya hay 5 o 7 casos de nuevos Note 7 que explotan? Esta debe ser, probablemente, la peor metida de pata de una empresa en la historia de lo smartphones al día de hoy.

Y una metida de pata que le está costando a Samsung en reconocimiento de marca. Ya son dos veces que escucho “un teléfono Samsung? No quiero arriesgarme a que explote”. A pesar que se trataba de modelos totalmente ajenos al Note 7.

Mantener el Note 7 en producción no es sólo un daño permanente a la marca, sino que a estas alturas, es un verdadero riesgo para la seguridad de cualquiera. Ya son dos veces en la que hemos visto al smartphone explotar. Honestamente? Ya no confiaría en un tercer lote del mismo smartphone.

Y viendo hacia adelante, cómo estará la confianza del público cuando la compañía, inevitablemente, lance su Samsung Galaxy S8? Confiará aún el público en que los dispositivos serán seguros? Este acontecimiento con el Note 7 definitivamente ha dejado una huella sumamente difícil de borrar para la marca. Y una manera para empezar a enmendar sus errores es, creo yo, deteniendo de manera definitiva la venta y producción del Note 7. Y que inicien rigurosas pruebas, desde hoy, con sus futuros smartphones, para evitar que una eventualidad como esta, ocurra en un futuro.

  • Pierre Guillen

    Pienso lo mismo, desde ya hace unas semanas… Deberían olvidarse de la serie Note, y sacar una nueva para olvidarse de este mal rato…