Nokia lidera en actualizaciones de Android; LG es uno de los peores

Si quieres recibir actualizaciones en Android, Nokia es la mejor opción.

Según una nueva investigación llevada a cabo por Counterpoint Research, el 96% de teléfonos de Nokia, vendidos desde el tercer trimestre del 2018, ya tienen Android Pie porque vinieron con esta versión o recibieron una actualización. Esto es algo que Nokia ha recalcado múltiples veces; es una empresa a la cual le toma en promedio lanzar la nueva versión del sistema operativo dentro de los primeros 6 meses desde que Google la lanza, un tiempo bastante eficiente, teniendo en cuenta que muchas veces estos teléfonos pasan por una homologación en diferentes regiones del mundo.

Otra cosa que vale la pena resaltar de Nokia, es que el 4% restante está corriendo Oreo 8.1, una versión que tampoco es tan anticuada. Entre las peores empresas como LG o Alcatel, por ejemplo, encontramos una gran variedad de versiones, incluso teléfonos con Nougat de hace 3 a 4 años.

click para agrandar

En segundo lugar se encuentra Samsung con 89%, seguido por Xiaomi y Huawei con 84% y 82%, respectivamente. Teniendo en cuenta que Nokia es una empresa mucho más pequeña que los otros rivales, es realmente un verdadero logro para Nokia, y una muestra de que se preocupan en mantener a los teléfonos actualizados.

Por otro lado, Counterpoint Research nos da otro cuadro que nos muestra el tiempo que le ha tomado a los fabricantes en actualizar sus teléfonos a la más reciente versión de Android, y acá también Nokia lidera, pues le ha tomado mucho menos meses en actualizar a la mayoría de sus teléfonos a Android Pie, la actual versión de Android.

click para agrandar

Por qué es importante?

Las actualizaciones de Android, a pesar de que ya estamos a una década del lanzamiento de la primera versión del sistema operativo, son un dolor de cabeza y no funcionan como se espera.

A diferencia de iOS – el sistema operativo de Apple – , que es desplegado de inmediato el día de lanzamiento a docenas de millones de teléfonos, Android pasa por un tortuoso proceso. Primero, la actualización es liberada por Google para su propios teléfonos, tras un periodo de prueba o “beta”. Luego, sus partners, como Samsung, Nokia, Huawei, cogen esta versión y la modifican para sus propios teléfonos, con funciones extra (OneUI de Samsung, EMUI de Huawei). Esto puede tomar meses y ocasionar una larga espera. Finalmente, este update no llega de manera directa, pues es desplegada de manera gradual, por región, y con variaciones de acuerdo a los diferentes modelos del mismo teléfono y generaciones anteriores.

Es uno de los peores procesos de actualización en sistemas operativos, pues hasta Windows, que cuenta con docenas de fabricantes, puede desplegar actualizaciones sin problema.

Y estas actualizaciones son muy importantes, porque muchas veces traen correcciones de seguridad, parches que arreglan problemas de rendimiento o, peor aún, puertas de entrada que pueden ser aprovechadas para robar nuestra información o tomar control del teléfono. Teniendo en cuenta que una vez que estas vulnerabilidades son parchas, la información queda disponible para todos, tener un teléfono de una empresa irresponsable que nunca actualiza sus smartphones, puede poner en riesgo toda la información que nosotros guardamos ahí. Y como el smartphone se ha convertido en el dispositivo computacional más importante de nuestras vidas, contar con un teléfono que recibe actualizaciones periódicas debe ser uno de los puntos a considerar cuando compramos uno nuevo

LG, uno de los peores, con Alcatel.

De las marcas monitoreadas por Counterpoint Research, las peores son Alcatel y LG. De su portafolio de teléfonos, sólo el 14% y 16%, respectivamente, están con la más reciente versión de Android. LG, una empresa que estuvo en algún momento en el Top 5 de fabricantes de Android, resalta . Teléfonos recientes como el LG G6, G7, o su línea “V”, jamás recibe actualizaciones periódicas, siendo abandonados por el fabricante pocos meses después de haber sido lanzados. Incluso los parches de seguridad de Google son ignorados, y no es raro ver teléfonos relativamente recientes, ejecutando una versión de Android con una versión de seguridad con varios meses de atraso. Este es uno de los motivos por los cuales jamás recomiendo comprar un LG como smartphone; lamentablemente son teléfonos que son olvidados apenas salen de la fábrica mientras la empresa se concentra en futuros lanzamientos.

En LG y Alcatel, por ejemplo, la gran mayoría de sus teléfonos se mantiene en Oreo 8.1 / 8, una versión de Android del 2018. Y si lanzan actualizaciones, usualmente las vemos sólo en teléfonos de gama alta; teléfonos de gama media / gama baja, son ignorados por completo.

Teniendo en cuenta la importancia de updates mencionado en el punto anterior, es mejor ignorar estos teléfonos, para evitar que nuestra información personal sea vulnerada ante la falta de interés de los fabricantes de mantener sus teléfonos actualizados, y el peligro que esto ocasiona.

Más Noticias
Los Mejores Audífonos con Cancelación de Ruido por menos de $100