Nokia 8: el regreso triunfal de Nokia a la gama alta

Ha sido un duro recorrido para Nokia. Pasaron de ser la marca más popular y reconocida de teléfonos, de ser los reyes absolutos de los smartphones – comandando una cuota de mercado que superaba el 50 por ciento, en el pico de la era Symbian – a desaparecer por completo por una serie de malas jugadas, pero sobre todo, por culpa de un inepto CEO1 que, en lugar de tomar el camino adecuado para mantenerse competitivo – lanzar teléfonos con Android, apoyándose en el prestigio, calidad de fabricación y amor que las personas sienten hacia la marca – decidió apostar por un sistema operativo incompleto, impopular, como lo era Windows Mobile2. Esto terminó arruinando a la compañía, cuya división móvil fue finalmente comprada por Microsoft, sacando a Nokia del mundo de los smartphones por un par de años (tal era el contrato de venta).

Nokia, como marca y como empresa, sin embargo, se mantuvo viva, expectante. La división móvil fue vendida, sí, pero con ella se fueron también divisiones que simplemente ya no funcionaban (como Symbian), además de todo el expertise y conocimiento de un sistema operativo que, honestamente, no es bueno para nadie (Windows 10 Mobile). Lo que le queda a la marca? Pues eso: una potente marca, reconocida y querida por millones de personas. Una marca que, bajo un buen partnership con una empresa fabricante, puede lograr, por fin, conseguir lo que todos esperábamos desde un principio: teléfonos con Android de excelente calidad

Y esto es lo que promete el Nokia 8: el primer teléfono de gama alta de la marca, ahora producido bajo HMD Global. Fue este el partnership adecuado para Nokia?

 Un Smartphone para creadores de contenido:

Nokia, al menos, tiene algo en claro: un buen mercado para estos teléfonos de gama alta, somos los creadores de contenido. Personas que producimos artículos, fotos y sobre todo, videos, directamente desde nuestro smartphone. Hoy en día las herramientas han evolucionado tanto que es posible grabar y editar todo un video completo, directamente desde un teléfono, como hemos visto en este especial:

Editar video en Android, con Power Director (VIDEO REVIEW)

Por supuesto, para que esto funcione, necesitamos un teléfono poderoso, con una cámara decente. Por este motivo, el Nokia 8 viene con la más reciente versión de Android, la 7.1.1 (sin modificaciones, “Android puro”), además de 4 GBs de RAM y 64 GBs de almacenamiento (expandibles vía MicroSD). Como pantalla, tenemos una de 5.3 pulgadas.

Otro aspecto importante, es el de las cámaras, donde Nokia está implementando un sistema similar al de Huawei, con una cámara en blanco y negro, y otra a colores, y una apertura f/2.0, con 13 Megapixeles. Nokia mantiene el partnership con Zeiss en cámaras, así que será interesante ver el resultado. La cámara frontal, por otro lado, es también de 13 megapixeles y comparte la misma apertura f/2.0.

Lo que Nokia está promocionando fuertemente, es el uso de ambas cámaras en simultáneo, que está llamando “bothie”, capaz de capturar no sólo lo que tenemos al frente, sino a nosotros mismos. La idea no es nueva; Samsung lo viene haciendo desde el Galaxy S5 con bastante éxito – lo he usado algunas veces en vlogs con el S7 y S8 – pero desde hace un par de generaciones, es un modo que está enterrado en menús, y que tenemos que descargar de manera opcional. Nokia está poniendo a este modo como uno de los principales de la cámara, y tiene bastante sentido. Para un content creator, es común grabarse a uno mismo (ya no estamos en la era de camarógrafos); esta opción del Nokia 8 nos permite no sólo usar la cámara frontal para nuestros videos, sino que también podremos grabar lo que nosotros estamos viendo, dándonos una perspectiva única del mundo.

Para finalizar con los specs, este teléfono cuenta con una batería de 3090 mAh, y la posibilidad de grabar audio en modo “surround” usando sus tres micrófonos. El precio del teléfono a nivel global, es de €599, con una venta que empezará en Setiembre.

Uno de los teléfonos más esperados? Para mi, al menos, si lo es. Creo que como muchos, le tengo bastante cariño a la marca – fue mi primer teléfono móvil! – y sería genial poder contar con un Nokia decente, con Android.

  1. Stephen Elop
  2. Quizás porque Elop trabajó en Microsoft, antes de pasarse a Nokia?
No more articles