Lara Roberts, de 38 años, temía por su salud. Con 114 kilogramos, estaba preocupada de que, si seguía en el mismo estado, no llegaría a ver crecer a sus hijas.

Lara: antes

BEFORE - Lara at 18st

Así que tomó una drástica decisión: se compró y llevó a su casa el Wii Fit, aditamento para el Nintendo Wii que se asemeja a una balanza y que nos permite utilizarlo para realizar un variado set de ejercicios (incluyendo Yoga). No quería correr ni inscribirse en un Gimnasio porque sentía vergüenza – Lara había sido delgada hasta el nacimiento de su hija.

Así que, con el Wii Fit para entrenar todos los días a las 5 de la mañana, y una dieta estricta, logró reducir su peso considerablemente , llegando a 63 kilogramos.

Lara: después

AFTER - Lara lost 8st

Por supuesto, la dieta tuvo un papel importante – Lara consumía alrededor de 4,000 calorías al día – pero es interesante ver el papel que jugó esta consola de videojuegos y el Wii Fit, en ayudar a Lara a recuperar su peso original. “Hasta donde sé” – declaró Lara – “el Wii Fit salvó mi vida”.

El artículo completo, además de un video, en News of The World.

News of the World (vía kotaku)