Motorola Razr VUELVE! Un teléfono flexible, con toda la onda nostálgica del original

Ahh, Motorola Razr. A pesar de que tuve muchos teléfonos antes de comprar el Razr original, este “flip phone” o “sapito” de Motorola es uno de los que más recuerdo. La estética y diseño industrial del teléfono eran increíbles, con su teclado plateado brillantes, colores metálicos y extremadamente delgado, el equipo era la envidia de muchos. Era cuando uno lo usaba, sin embargo, donde uno se empezaba a topar con las limitaciones del equipo. El teclado era sumamente incómodo, el teléfono y software que utilizaban era sumamente lentos y con cuelgues constantes, y la cámara era terrible. Pero era otra época, donde el teléfono lo usábamos principalmente para llamar – inaudito, no? – así que más que practicidad, lo que se buscaba en ese entonces, era diseño.

Rercordando aquellas épocas de gloria, Motorola ha revivido la marca Razr una vez más – lo intentó hacer anteriormente con un teléfono que no se asemejaba en nada al original – pero esta vez, sí haciéndole justicia al clásico, al ofrecernos un teléfono “sapito” o flip phone, con una pantalla plegable.

Así es, tenemos un teléfono con una mini pantalla en la parte frontal que luego se despliega a una de tamaño completo de 6.2″ cuando queremos utilizarlo. Y todo por $1,500.

Caro? Si. Intrigante? Por supuesto!

El teléfono llega al mercado en enero del próximo año – quizás para entonces la moda deje esta fijación con ropa de los 90s y pase a los 00s, como para estar a tono con el teléfono? – y por $1,499, obtenemos un teléfono que trae lo siguiente:

  • Snapdragon 710
  • 6 GBs de RAM
  • 128 GBs de almacenamiento
  • Pantalla de 6.2″ plegable pOLED (Plastic Oled)
  • Pantalla de 2.7″ Quick View externa
  • Cámara de 16 MP / 5 MP
  • Batería de 2510 mAh
  • USB-C
  • Android 9 Pie

Motorola no está colocando los mejores “specs” del mercado en el teléfono, quizás tratando de conseguir el mejor balance entre rendimiento y consumo, teniendo en cuenta que hay una batería de 2,500 mAh nada más para este sistema de pantallas duales.

Sin embargo, el Snapdragon 710 es capaz de lidiar con todas las apps en el mercado – sufriendo quizás en juegos exigentes como Fortnite. Pero pagar $1,499 por un teléfono con características que solemos ver en uno de $299, realmente nos hace dar cuenta que estamos pagando por el privilegio de ser uno de los primeros en tener este tipo de teléfonos, pagando por una “prueba de concepto” en un loco mundo de pantallas plegables donde aún no sabemos hacia dónde nos llevará la industria.

Personalmente, me parece genial que muchas empresas estén tratando de innovar en este sentido; no cabe duda que las pantallas plegables o flexibles son el futuro, y ver intentos de Motorola, Samsung o Huawei al respecto nos dan a conocer los primeros pasos de estos pioneros en el rubro, que luego generarán el nuevo estándar.

Personalmente no soy muy fan de un teléfono de tamaño normal que pude plegarse a la mitad del tamaño – tengo bolsillos grandes, los teléfonos de 6.2″ o 6.4″ no me molestan mucho – sino soy más fan de esta suerte de híbrido de tablet / smartphone, donde un teléfono de tamaño regular puede duplicar su tamaño, como el Galaxy Fold o el Huawei Mate X. Pero aún así, aplaudo la osadía de Motorola por tratar de innovar, y espero que al razr le vaya muy bien.

Siempre y cuando, claro el teléfono no esté plagado de problemas y errores como le ocurrió inicialmente al Galaxy Fold

Más Noticias
Los Mejores Audífonos con Cancelación de Ruido por menos de $100