Motorola RAZR i (XT 890) – Un análisis

 

El Motorola RAZR i es un teléfono interesante, por un simple hecho: es el primer teléfono con un chipset Intel (procesador Atom para móviles) dentro. En una industria prácticamente dominada por ARM, que fabrica las unidades de procesamiento de casi todos los smartphones relevantes, este es el primer smartphone, después de años de promesas de Intel en traernos un CPU móvil, donde vemos a la tecnología materializada.

Pero, qué tal se comporta en comparación al resto de teléfonos?

IMG_5379

 

Hardware

IMG_5148

El equipo cuenta con:

CPU2 Ghz Intel Atom (Saltwell) CPU. Single core
RAM1 GB
GPUPowerVR SGX 540
Pantalla:4.3” 960×540
Cámara8 megapixeles trasera, VGA frontal
OS:Android 4.0
Batería:2000 mAh

 

El diseño industrial de Motorola en general me agradó bastante. A pesar de llevar el nombre de RAZR (navaja, en inglés), sin embargo, poco o nada queda de la delgadez del modelo original, que reseñamos en Junio (el RAZR original tenía 7.1mm de grosor, contra los 8.3mm de este nuevo modelo). Lo cual tampoco quiere decir que el teléfono sea incómodo o demasiado grueso, por supuesto. De hecho, se siente más robusto en la mano. Lo que sí se ha mantenido, es el peso, con una diferencia de apenas un gramo entre ambos equipos (127g en el RAZR original, contra 126g en el RAZR i).

La parte trasera de Kevlar del RAZR original también regresa con este nuevo equipo, el cual, junto con la parte frontal de Gorilla Glass, lo hace uno de los más resistentes del mercado. Y por supuesto, es genial ver este tipo de experimentación con materiales, en una industria con una clara fijación en el plástico.

IMG_5406

A pesar de tener una batería que no podemos reemplazar, afortunadamente sí tenemos la opción de expandir la memoria de almacenamiento(algo prácticamente necesario, ya que el RAZR i sólo tiene 8 GBs de almacenamiento interno), a través de un microSD. Esta ranura está ubicada a uno de los lados, junto a la del microSIM:

IMG_5403

 

Pero vamos a lo que nos importa: el rendimiento. Y en este sentido, la primera generación de teléfonos con procesadores Intel no decepciona. Aquí pueden ver una tabla comparativa en rendimiento de los teléfonos “top” del año. Mientras más alto el puntaje, mejor:

Screen Shot 2012-12-19 at 12.52.34 PM

El único punto “débil” del RAZR i está en el GPU. Nenamark 2 es un test que prueba la velocidad del chip gráfico del smartphone y, como pueden ver, ofrece un rendimiento inferior al Mali 400 del S III, y al Tegra 3 de nVidia en el One X. Sin embargo, en la práctica, esto no fue notable; los juegos corrían sumamente bien. En resumen, pueden esperar un performance bastante bueno del equipo, comparable a los teléfonos de gama alta. En cuanto a compatibilidad, al ser una arquitectura diferente, puede que algunas aplicaciones (sobre todo juegos) no corran. Esto me sucedió una sola vez, sin embargo, con un juego reciente: Splice. El resto de juegos y apps corrieron sin ningún problema.

Lo que me sorprendió del equipo, es la gran duración de batería que tiene. Con un uso constante, tranquilamente veremos a la batería durar un día / día y medio.

IMG_5342

La pantalla es bastante buena. Sufre un poco en resolución (usa qHD, 960 x 540 en lugar de 1280x720p), pero esto lo balancea con el hecho de tratarse de un teléfono más pequeño, con 4.3” en lugar de los 4.8 o 4.7.

Resultó más fácil de manipular que los otros teléfonos de gama alta justamente por su menor tamaño, así que si han sentido dificultades en operar un equipo como el S III o el One X, esta alternativa de 4.3” ofrece una mayor operabilidad con una sola mano.

 

IMG_5371

 

Sobre la cámara, ésta es sumamente veloz. Tenemos la posibilidad de capturar 10 fotos en 1 segundo, perfecto para momentos en los que necesitamos velocidad (por ejemplo: capturar fotos de mascotas / niños). La calidad de las imágenes es bastante buena de día, pero de noche encontré algo de ruido y, por supuesto, la necesidad de utilizar el flash. Algo que hay que aplaudir, es la decisión de Motorola de implementar un botón dedicado a la cámara. Últimamente estamos viendo una negligencia en la implementación de un rápido acceso a la cámara, así que resulta genial ver que Motorola ha decido mantener un botón dedicado para ésta. El único inconveniente, es que no se trata de un botón de dos pasos como el que vimos en el Xperia S. Es decir, para enfocar, necesitamos tocar la pantalla, ya que el botón dedicado sólo funcionará para capturar la imagen inmediatamente.

 

Software

IMG_5373

En software no hay muchas sorpresas. Por suerte, Motorola incluye Android 4.0 (con el upgrade a 4.1 prometido), así que podemos disfrutar todas las ventajas del sistema operativo nuevo (menos Google Now). Toda la interfaz corre suavemente, sin problemas de performance salvo en contadas ocasiones cuando tenemos demasiados widgets / íconos en los home screens (otra vez, algo que fue resuelto en Android 4.1).

Las modificaciones hechas por Motorola a Android son bienvenidas. Con los años, Motorola ha aprendido a dejar lo bueno de Android, y mejorar lo que se tiene que mejorar. Así, por ejemplo, el RAZR i adopta los botones virtuales de Android en lugar de utilizar botones físicos, la interfaz en general es casi idéntica a la de Android original, pero Motorola incluye algunas aplicaciones que hacen que destaque.

IMG_5147

La mejor modificación es, de lejos, Smart Actions. Hicieron su debut en el RAZR original, pero ahora han mejorado considerablemente, como pudieron ver en el video. Smart Actions nos permite crear acciones que reaccionan a diferentes estados (si sucede esto, realiza aquello). Un ejemplo claro: si nos estamos quedando sin batería, por ejemplo, o llega a cierto límite establecido por nosotros, podemos especificar que se apaguen ciertos servicios (localización, sincronización de datos). Otro ejemplo? Podemos establecer un perfil para que, cuando lleguemos a la oficina (por geolocalización), el RAZR i inmediatamente entre en modo silencio, se conecte a la red WiFi del trabajo. Y cuando lleguemos a casa, podemos hacer que ponga el volumen al máximo, cambie de fondo de pantalla, desactive el WiFi, entre muchas otras cosas.

Screen Shot 2012-12-19 at 1.25.30 PM

O si reconoce que hemos conectado audífonos, puede empezar nuestra lista de reproducción favorita. Es una especie de Tasker (una popular aplicación de Android), pero más sencilla de utilizar y, definitivamente, una de las mejoras más interesantes que hemos visto en Android. Todas estas acciones son personalizables, e incluso podemos crear nuestras propias acciones desde 0.

 

 

Conclusión

IMG_5385

 

Motorola tiene aquí, entonces , a un serio competidor en el mundo de los smartphones. No sólo tiene un buen diseño, una pantalla más “amigable” para la manipulación con una sola mano, una buena implementación de Android, y una cámara que cumple con las necesidades básicas. La duración de batería es destacable, y a pesar de que se trata de la primera generación de chipsets de Intel en móviles, no hay nada de qué preocuparse. De hecho, resulta prácticamente imposible distinguir que se trata de un procesador Intel y no un ARM por dentro, lo cual puede ser algo decepcionante (se esperaba, después de todo, una mejora substancial en rendimiento).

Aún así, si están en buscando un teléfono más pequeños que los gigantescos smartphones que dominan la gama alta, el RAZR i es una excelente opción

No more articles