Desde que Motorola lanzara al Moto X hace ya dos años, rápidamente se convirtió en uno de mis smartphones favoritos del 2013, debido a que era uno de los pocos fabricantes que hacía lo que nosotros, como consumidores, estábamos buscando en el equipo. En lugar de venir con una versión sumamente pesada y modificada de Android como lo hacen sus rivales, Motorola, al ser parte de Google. optó por traernos una versión limpia, ligera, de este sistema operativo. Las innovaciones implementadas por Motorola en Android fueron tan buenas, que incluso Google las ha adoptado para Android.

El 2014 nos trajo un equipo que mantuvo los mismos lineamientos: traer hardware de calidad, y complementarlo con pequeñas, pero útiles mejoras en software. Este acercamiento minimalista en ofrecernos mejoras, trabajó bastante bien para Motorola el año pasado. A tal punto, que nuestras únicas grandes quejas, fueron: batería pobre, y cámara regular.

Curiosamente, estas son las dos grandes mejoras que el Moto X Play trae consigo.

IMG_9823

El 2015, Motorola ha dividido su línea premium, la Moto X, en dos. Por un lado, tenemos al Moto X Style (también conocido como “Pure”), que viene con una pantalla de 5.7”, el procesador Snapdragon 808, y 3 GBs de RAM. El Moto X Play, que es el que estamos reseñando, es una versión con una pantalla más pequeña. Cuenta con un panel Full HD de 5.5”, el Snapdragon 615 y 2 GBs de RAM. Pero a pesar de contar con una pantalla más pequeña (y por lo tanto, de menor consumo), Motorola ha decidido colocar la batería más grande, en este Moto X Play.

Ambos equipos comparten la misma cámara. Tenemos 21 Megapixeles a nuestra disposición, con una apertura f/2.0 y autofocus con detección de fase que acelera bastante el proceso de enfoque.

Donde cabe el Moto X Play? Pues se trata de un equipo de gama media-alta. Es decir, en un intermedio entre el Moto G (que reseñamos aquí) y el Moto X Style. Un equipo que destaca por dos principales características: batería, y cámara.

Características Técnicas

 IMG_9829

 

La batería, y el cargador Quick Charge 2.0 incluido.

IMG_9821

Lo que notamos inmediatamente cuando manipulamos al teléfono, es el peso. No resulta incómodo, pero definitivamente se siente más sustancial que un Galaxy S6, por ejemplo. Esto se debe a su generosa batería de 3,630 mAh que, según Motorola, nos debería durar 2 días. Esto hace que el equipo también sea algo más grueso de lo que hemos visto este año pero, personalmente, no me quejo. De hecho, me alegra bastante que Motorola haya optado por cambiar la delgadez, por una batería por la cual, por fin, no tenemos que preocuarnos.

Personalmente creo que uno de los inconvenientes más grandes con los smartphones hoy en día, es la pobre duración de batería de los equipos. Éstos siguen volviéndose más potentes, más veloces, pero siempre terminamos luchando para llegar al final del día con un teléfono funcional.

Me alegra reportar que el Moto X Play logró sobrevivir todo un día de uso sumamente pesado (incluyendo aproximadamente 8 horas de SOT, o Screen On Time (pantalla encendida), por lo que fácilmente puede durar un par de días de uso ligero. Es uno de los poquísimos teléfonos en el mercado por el cual no tenía que preocuparme en absoluto de cargarlo a media tarde, o de estar pendiente de la batería del mismo.

Si suelen quejarse porque el teléfono no dura lo que ustedes desearían, o suelen estar horas alejados de un tomacorrientes o enchufe, éste es el equipo que estaban buscando.

Cabe señalar también que Motorola ha incluido un cargador Quick Charge 2.0 en el empaque, por lo que no sólo tenemos a un teléfono que dura y dura, sino que además, podemos cargar en cuestión de minutos.

Es una verdadera demostración de que Motorola escucha los pedidos de los usuarios, pues no tuvo problemas en ir contra-corriente y sacrificar la delgadez del equipo, en favor de darnos un smartphone que por fin elimina la preocupación por la batería.

Diseño

IMG_9852

 

El equipo que probamos viene con una carcasa negra trasera y Motorola nos comentó que se venderán otros colores en tiendas. No viene, lamentablemente, con otras carcasas, como lo hizo el Moto G, ni tampoco tenemos Moto Maker en Perú (la posibilidad de personalizar los colores y carcasas desde fábrica).

El Moto X Play ofrece un look bastante similar a anteriores Moto X, con la pantalla de 5.5” rodeada por un parlante en la parte inferior, y el auricular en la parte superior. No son, lamentablemente, parlantes estéreo.

En la parte superior, tenemos al puerto de audífonos y también aquí es donde encontraremos al slot para SIM (usa nano SIM) y tarjeta microSD. Si, es un sólo slot que funciona para ambas tarjetas. La parte posterior es de policarbonato pero, a diferencia de modelos anteriores, cuya superficie era algo resbalosa, el Moto X Play ofrece una textura que hace que coger el teléfono sea cómodo y para nada resbaloso. En pocas palabras, no necesitarán cubrirlo con un case. Esta carcasa trasera la podemos quitar, pero sólo por temas estéticos (para cambiar de colores), ya que no podemos cambiar la batería.

El equipo cuenta también con un borde metálico y, en general, ofrece un aspecto bastante sobrio. Me gustó particularmente la textura trasera del equipo. No es el teléfono más vistoso del año, pero tampoco se ve mal. Algo que me hubiera gustado ver, es resistencia al agua. El Moto G de este año la ofrece, por lo que me decepcionó ver que esto no se repitió con este modelo, lo cual hubiese sido un gran bonus.

No me molestaría, sin embargo, ver un rediseño por parte de Motorola el próximo año, ya que este es el tercer Moto X en compartir bastantes similitudes.

 

Cámara

IMG_9855

Aquí tenemos a otra de las más grandes mejores con respecto al modelo del año pasado. Nuevamente Motorola hizo caso a las críticas dejadas por sus usuarios, y este año ha incluido un sensor de 21 megapixeles y un lente con una mayor apertura. Esto se traduce en fotos muy superiores a las que podíamos capturar con el Moto X 2014 y es, definitivamente, la mejor cámara que Motorola ha creado a la fecha.

Desafortunadamente, la competencia no se ha quedado quieta y, tanto el LG G4 como el Samsung Galaxy S6 y iPhone 6 / 6S ofrecen mejor calidad de imagen.

Dejando a estos otros equipos de lado y juzgando a la cámara del Moto X Play por su cuenta, nos deja con una excelente experiencia fotográfica en general. Tanto paisajes, como retratos y fotos Macro resultaron brillantes y coloridas. La cámara ofrece un buen rango dinámico , consiguiendo capturar una gran variedad de tonalidades.

Sin embargo, fotos nocturnas, a pesar del luminoso lente con una apertura de 2.0, resultaron ruidosas y a veces, algo movidas. Comparándolo con la cámara del iPhone 6S – que también estoy reseñando en paralelo – demuestra que a Motorola todavía le falta mejorar en este sentido; la cámara del iPhone 6S enfocaba más rápido y ofrecía una imagen menos ruidosa de la misma escena.

Sin embargo, la cámara es un gran salto hacia adelante en comparación a la del Moto X 2014 y estoy casi seguro que será una genial cámara para la gran mayoría de personas. Como siempre, traten siempre de buscar lugares iluminados, o mejorar la iluminación de donde se encuentren, para mejorar la calidad de las fotos.

Rendimiento

IMG_9832

A pesar de sólo tener una resolución de 1920×1080 el equipo mostró ligera lentitud, sin duda, debido al Snapdragon 615, el procesador en el Moto X Play. Los 2 GBs de RAM logran mantener 3-5 aplicaciones en memoria sin mucho problema, pero me hubiese gustado ver 3 GBs, sobre todo por lo tragón que puede llegar a ser Android en ocasiones, sobre todo en Lollipop (Android 5.x).

El performance no es el mejor; pero tampoco llegó a decepcionar. Encontraremos ciertas pausas cuando se abre el menú de multi tasking, y quizás también saltando entre apps, pero el performance una vez dentro de la app, fue bastante bueno.

Conclusión

El Moto X Play es un teléfono sólido que no ofrece grandes saltos o mejoras. Motorola ha remediado por fin nuestras grandes quejas que teníamos con el Moto X en años anteriores pero, en el proceso, se olvidó de innovar con este equipo.

El rendimiento del Snapdragon 615 decepcionó un poco, sobre todo para un equipo con nomenclatura “X” en Motorola, pero resultó más una molestia, que algo crucial.

Es el Moto X el mejor equipo del año? No, pero sí es la mejor alternativa si lo que priorizan en un teléfono, es la duración del mismo. Si lo que buscan es un teléfono estable, con excelente duración de batería y una cámara buena, el Moto X es el modelo a comprar este año.