El Moto X demuestra que para ser el mejor, no sólo se trata de ofrecer el mejor hardware disponible

IMG_4621

 

En el 2013, llamamos al Moto X de Motorola como el teléfono más balanceado de Android del año. El modelo del 2013 no ofrecía las mejores características técnicas, pero las implementaciones y mejoras hechas por Motorola sobre una experiencia casi pura de Android, lo hacían, en mi opinión, superior incluso que un dispositivo Nexus. En el 2013, Motorola nos envió un mensaje claro: no se trata de ofrecer el más reciente hardware posible, se trata de ofrecer el hardware necesario, para darnos la mejor experiencia posible.

Es por ello que el Moto X 2013 trajo consigo una pantalla de 4.7″ cuando el resto de abanderados de otros fabricantes ofrecía teléfonos con pantallas de 5″ para arriba. Es por ello que la pantalla del Moto X, aunque genial en cuanto a contraste, ángulos de visualización y tonalidad, contaba con una resolución de 1280×720, inferior al full HD o 1920x1080p del resto de equipos.

Para el 2014, entonces, Motorola ha decidido cambiar de estrategia. Esta vez, no sólo se trata de ofrecer la mejor experiencia, sino que se trata de hacerlo, también, con el mejor hardware disponible. Es un teléfono que, por fin, demuestra lo inteligentes que pueden llegar hacer nuestros smartphones. Y lo hace, complementándolo con excelentes características técnicas

 

Hardware

IMG_4647

El Moto X impacta la primera vez que lo vemos. Es un teléfono sumamente bien diseñado que deja a otros teléfonos como el Samsung Galaxy S5 o el LG G3 muy atrás, cuando se trata de diseño y comodidad. En aspecto, diría que compite bastante bien con el HTC One M8. Pero es en comodidad, donde el Moto X 2014 destaca.

A pesar de contar con un panel de 5.2″, el teléfono sigue siendo bastante cómodo de sostener gracias a las predominantes curvas que encontramos en todo el teléfono. La parte trasera está ligeramente arqueada y al centro, encontramos la hendidura con la “M” donde nuestro dedo puede descansar tranquilamente, añadiendo un punto natural de balance. El Moto X simplemente se siente bien en nuestras manos.

Después de estar prácticamente realizando malabares para evitar dejar caer teléfonos debido a lo inmenso de las pantallas de los teléfonos de gama alta de este año (ninguno, salvo el iPhone 6 y el Z3 Compact, bajan de 5 pulgadas), utilizar el Moto X fue una verdadera bendición. Es, quizás, el teléfono con Android más manipulable y cómodo.

Motorola también ha implementado una banda de aluminio, que actúa como la antena del dispositivo, que corre alrededor del equipo. Esto ayuda a darle un mejor aspecto que ciertos teléfonos que implementan una banda de plástico simplemente pintada como metal. Pero también ayuda a que el teléfono se sienta también más premium, cuando lo sostenemos.

IMG_4688

 

 

Incluso la parte frontal del dispositivo se siente sumamente bien, con una cobertura de Gorilla Glass que va de lado a lado del teléfono, sin detenerse en el fin de la pantalla.  Pasar el dedo por la parte frontal – algo que estaremos haciendo constantemente porque, bueno, se trata de un teléfono táctil – se siente sumamente bien. Esta atención al detalle en el diseño por parte de Motorola hace que manipular al Moto X sea realmente un placer.

IMG_4723

Motorola sigue apostando por pantallas AMOLED (sobre todo para sacarle provecho al Moto Display, que veremos más adelante), y en el modelo del 2014, tenemos una pantalla que resalta por el excelente contraste, saturación de los colores, y excelente iluminación incluso de día. En mis pruebas con días soleados, no tuve problemas en ver la pantalla, incluso bajo fuerte sol. Esto, junto a que ahora sí tenemos un panel Full HD, hacen de la pantalla del Moto X, una de las más impresionantes del año.

IMG_4634Cabe resaltar también que el Moto X trae consigo un parlante frontal. No trae dos en estéreo como el renovado Moto G, pero gracias a que tenemos a este speaker (justo debajo de la pantalla) apuntando hacia nosotros cuando estamos usando el teléfono, en lugar de colocarlo detrás a un lado (práctica común de la mayoría de fabricantes), tenemos un sonido claro y fuerte. Una pena que el modelo más económico, el Moto G, haya sido el que pudo implementar sonido estéreo con dos parlantes frontales, pero tener aunque sea uno, lo pone por encima de muchos otros equipos.

IMG_4728

Para que todo esto funcione, tenemos por dentro un procesador Snapdragon 801 a 2.5 Ghz, el mismo que encontramos en la mayoría de flagships de este año (salvo algunos modelos nuevos como el Nexus 6 (básicamente un Moto X agrandado) o el Note 4, que traen al nuevo Snapdragon 805) 2 GBs de RAM y el Adreno 330 GPU. Es decir, todo lo que esperaríamos de un teléfono de gama alta.

Cabe señalar que los teléfonos vienen sin un slot MicroSD, así que tengan esto en cuenta a la hora de elegir entre el modelo de 16 o 32 GBs. También cabe señalar que, para un teléfono con una pantalla de 5.2″, Motorola decidió mantener una batería relativamente pequeña, de 2,300 mAh. En comparación, teléfonos como el HTC One M8 o el S5 traen baterías más grandes, de 2,600 mAh y 2,800 mAh. Y debido a esto, tenemos lo que es quizás la principal debilidad del teléfono: duración de batería.

 

Ahora, no significa que la duración de batería sea mala. Este teléfono tranquilamente puede durar toda una jornada de trabajo y deja mordiendo el polvo a equipos que vimos en el 2013 como el Galaxy S4. Pero comparándolo a las mejoras que vimos en el Galaxy S5, por ejemplo, es una lástima que Motorola no haya decidido optar por una batería de mayor tamaño. Sobre todo, porque es una batería que no podemos reemplazar manualmente. Si utilizan el teléfono constantemente, esperen tener que recargarlo al final del día. En mis pruebas, obtuve alrededor de 3:30 – 4 horas de tiempo con la pantalla encendida (Screen On Time), y aproximadamente un uso de 12 – 14 horas por día. El consumo en standby es destacable, sobre todo porque muchos teléfonos con Android tienen un terrible consumo en standby. Esto probablemente ayudó al Moto X a durar tanto, con una batería relativamente pequeña.

El Moto X, sin embargo, es compatible con la tecnología Quick Charge de Qualcomm, lo que significa que, comprando el cargador especial (Motorola Turbo Charger), podemos recargar al teléfono rápidamente en cuestión de minutos. Según Motorola, 15 minutos de recarga, por ejemplo, nos da 8 horas más de batería.

IMG_4668

 

La cámara del Moto X resultó ser una clara mejora frente a la utilizada el año pasado. En esta oportunidad Motorola está utilizando un sensor Sony en la cámara, como prácticamente todos los fabricantes este año. Esto significa que la cámara de 13 megapixeles por fin trae consigo imágenes de calidad comparable al resto de smartphones del mercado. Eso si, recomiendo probar otras apps de fotografía para capturar las imágenes como el Google Camera o Camera FV-5. El software de Motorola para cámara es sencillo y fácil de usar, pero es esta simplicidad, la que terminó limitando considerablemente mi experiencia y empeorándola, sobre todo en fotos nocturnas. No, no es la mejor cámara de Android, pero ofrece una calidad bastante buena para la mayoría de usuarios.

 

Software

Un smartphone que es verdaderamente inteligente.

IMG_4709

 

Aquí es donde el Moto X destaca y deja atrás a otros teléfonos. Si, incluso a los teléfonos Nexus de Google. En lugar de limitarse a una versión “limpia” (sin modificaciones) de Android, o de empeorar la experiencia en un afán por diferenciarse, como sucede con Touchwiz (para teléfonos, Touchwiz para tablets es excelente) o Sense, Motorola mantiene la experiencia de Android bastante prístina, sin modificaciones radicales. Pero añade sus pequeños toques de genialidad, que hacen que la experiencia sea superior a la ofrecida por Google.

Esto lo consigue a través de 4 funciones, agrupadas en este modelo, bajo la aplicación “Moto”, que enumeraremos a continuación:

### Moto Display

IMG_4652

Moto Display es la evolución de la “luz de notificación” que tienen los teléfonos. Aprovechando la pantalla AMOLED que el teléfono tiene, que no consume energía cuando el fondo es de color negro, Motorola puede dejar la pantalla encendida, mostrando un reloj cada cierto tiempo, sin causar un impacto negativo en la duración de batería (como sí sucedería con cualquier otro teléfono con una pantalla LCD como el iPhone, un Xperia Z3, o el LG G3, por ejemplo). Cada vez que recibimos una notificación la pantalla se encenderá brevemente para notificarnos de la llegada de un mensaje o aviso. Y en lugar de tener que desbloquear la pantalla para ver de lo que se trata, simplemente podemos colocar un dedo encima de la notificación y enterarnos de qué se trata. Es mucho más conveniente que simplemente ver una luz, no tener idea de qué se trata, y vernos obligados a desbloquear el teléfono para saber qué sucede.

Y lo mejor de todo? El Moto X 2014 trae consigo sensores infrarrojos, que nos permiten pasar una mano por encima de la pantalla y hacer que el Moto Display muestre el reloj y nuestras notificaciones. Si, como si se tratar de poderes mentales Jedi. Más cool, imposible.

El Moto Display es realmente adictivo, y una característica que termino extrañando bastante en otros teléfonos. Es simplemente una excelente evolución de las notificaciones, pues finalmente nos permiten discernir entre mensajes importantes o no, sin tener que desbloquear el teléfono.

 

Voz

IMG_4699

 

Google Now es terrible en español. Puede que Google esté mejorando y ampliando el vocabulario en inglés, pero en español, la calidad y cantidad de comandos es bastante pobre. Aquí es donde el Moto X se roba el show, implementando mejores y más comandos de voz que los incluidos en Google Now. Pero todo empieza por la permanente detección de voz por parte del dispositivo. A diferencia de otros teléfonos con Android, el Moto X dedica un co-procesador de bajo consumo a escucharnos siempre. Esto significa que, incluso con el teléfono en la mesa y la pantalla apagada, podemos mencionar un comando de voz (en el modelo de este año, el comando es 100% configurable por la frase que queramos) y el teléfono despertará, listo para atender nuestras órdenes.

Es una implementación excelente que realmente nos muestra las capacidades que puede tener un smartphone (además del uso que el 98% de usuarios le da: el ser una terminal portátil para revisar Facebook). Si a esto lo combinamos con los útiles comandos de voz que ha implementado Motorola, tenemos a un dispositivo que realmente parece inteligente, comparado al resto de smartphones.

Por ejemplo, luego de dar mi comando de voz para despertar al Moto X, puedo decirle “Buenos días!” y automáticamente recibir un resumen de notificaciones recibidas. Lo mismo sucede cuando suelto el comano de “Qué hay de nuevo?”. Y, antes de dormir, basta con decir “Buenas noches!”, para poner al teléfono en modo “No Molestar!”, que evitará sonidos de notificaciones y llamadas, a menos que éstos vengan de contactos favoritos, o sean llamadas insistentes (2 llamadas del mismo número en menos de 5 minutos, por ejemplo).

La implementación de comandos de voz de Motorola es muy superior a la que ofrece Google Now (al menos en español), pero lo bueno es que no tenemos que elegir entre uno y otro, pues ambos son complementarios.

 

Moto Assist y Actions

Moto Assist existía antes como una aplicación independiente, y actuaba como una suerte de “Tasker” o “Llama” (comandos para nuestro teléfono). Ahora, Moto Assist es mucho menos personalizable y más limitado. Pero quizás debido a ello, más personas lo utilicen. Yo lamento la pérdida de la personalización que Moto Assist ofrecía en el pasado, pero como comentábamos, Llama o Tasker cumplen bastante bien en llenar este vacío.

Moto Assist es una app que activa o desactiva funciones o características de acuerdo a nuestro estado actual. Si identifica que estamos conduciendo, por ejemplo, el teléfono puede leernos los mensajes de texto que nos lleguen, y nos dirá el nombre de la persona que nos esté llamando. Además, podemos automáticamente empezar a reproducir música por los parlantes vía Bluetooth, o la conexión auxiliar. Si detecta que estamos en una reunión (debido a que hemos marcado que tenemos una reunión en nuestro calendario), Assist silenciará nuestro teléfono y opcionalmente, enviará un mensaje de texto a quienes nos llamen para hacerles saber que los llamaremos luego.

Como comentaba antes, estas opciones podemos activarlas o desactivarlas desde la app “Moto” y son geniales para situaciones puntuales. Hemos perdido la opción de configurarlas que sí teníamos antes

Acciones, por otro lado, hacen uso de los sensores del teléfono. Para lanzar la cámara, basta con girar la muñeca, por ejemplo; esto nos evita tener que prender el teléfono, desbloquearlo, abrir la app de cámara. Basta con hacer un giro de muñeca, y la app de cámara automáticamente se activará. Para silenciar nuestro teléfono, también podemos hacer uso del sensor infrarrojo y simplemente pasar la mano encima de la pantalla. Sumamente útil para alarmas o llamadas entrantes.

 

Conclusión

IMG_4686

Es esta implementación de extras en software, junto a hardware que no tiene nada que envidiarle al resto de teléfonos del mercado (cosa que sí ocurría con el Moto X del año pasado con su inferior procesador), hacen del Moto X, uno de los mejores teléfonos del año, y mi favorito personal. El Moto X es el más claro ejemplo en Android de que no sólo se trata de simplemente empacar el mejor hardware posible en el dispositivo más delgado y con la pantalla más grande, cuando es una inteligente adaptación de software, la que puede hacer toda la diferencia. Y aquí es donde Motorola deja atrás a la competencia.

Es cuando nos damos cuenta, tras usar el teléfono por unas semanas, de cuánto extrañamos estas funciones extra implementadas por Motorola, y de cómo mejoran la experiencia de Android en general, que realmente nos queda claro de por qué el Moto X 2014, a pesar de algunas limitaciones, es la mejor experiencia posible con Android para este año.

IMG_4719

 

Pros

  • Excelente implementación de Android, superior incluso a la de los teléfonos Nexus
  • Hardware sumamente veloz, preciosa y nítida pantalla
  • Excelente diseño industrial, sumamente cómodo de utilizar.

 

Contras

  • Batería que no está a la par con el resto de teléfonos de bandera del año (S5, One M8).
  • Cámara regular

 

 

 

  • Naharba

    Ahora mi dilema es… este MOTO x o el Xperia Z3 Compact… U.U

    • jose Luis

      Motorola moto x 2014 para mi es mejor

      • Jose Luis Rincon Amaya

        Tienes razón es el mejor yo tengo el de 32 gigas, no se porque se quejan por el almacenamiento yo no he podido llenar la memoria y eso que son 25 gigas. Para eso está la nube para guardar fotos y vídeos , a mi me va bien para aplicaciones y juegos eso 25 gbs, me gusta su cámara su pantalla, y su sonido es muy bueno. Y sobretodo su rendimiento es impecable. Mi nota un 9 por mucho le daría 10 si no fuera por la batería un poco escasa

  • Ian

    Pienso que los celulares de la marca Motorola son sumamente muy buenos y este Moto X lo demuestra de la mejor manera siendo uno de los mejores o siendo él smartphone del 2014.
    https://play.google.com/store/apps/details?id=com.mobti.screen.broken.game

  • Irvin Copi

    Más vendidos tal vez, pero el mejor del 2014? dentro de android tal vez…pero se enfrenta al Note 4, que es otro lvl pues…

  • juanchi1979

    sin slot sd, ni radio fm, no lo pondria como el mejor

  • gustavo gabriel lopez

    Y de cuanto es la nota máxima?