D_Z68JkAwh8

 

Si buscas un smartphone del cual no te tengas que preocupar de la batería jamás, el Moto Z Play es la mejor opción del mercado actualmente. En papel, su batería de 3,510 miliamperios no suena tan impresionante. Pero combinado con las leves modificaciones hechas por Motorola Mobility al sistema operativo, y al procesador Snapdragon 625 que ha sido construido en un nuevo proceso que enfatiza la autonomía, el Moto Z Play fue el único teléfono del año que realmente hizo que me* despreocupara casi por completo del porcentaje restante de batería*.

Yo tengo una manía con el tema de la batería y tengo conmigo, siempre, un power bank o cargador adicional. Mi naturaleza prevenida hace que le tenga pavor al hecho de quedarme incomunicado, sin energía en el smartphone (y si hay una invasión zombie en ese instante y mi teléfono justo deja de funcionar?). Con el Moto Z Play por fin pude relajarme y conscientemente desactivar el estado de carga porcentual porque sabía, por experiencia, que por más duro que le diera al teléfono, éste duraría al menos un día completo de carga.

Y todo esto, sin el módulo adicional de batería…

 

Moto Z PlayMoto Mods

 

Sobre el tema de los módulos, entonces. Tras más de un mes de haber usado el Moto Z Play debo decir que, si bien la propuesta de Motorola en el tema modular superó con creces al de LG, todavía no he terminado totalmente convencido de la utilidad de estos. Y en parte, se debe a que los módulos ofrecidos con el Moto Z Play son totalmente innecesarios. Tuve la oportunidad de jugar con el proyector, con el parlante, y con la cámara. Y en ningún momento sentí que alguno de estos fuese necesario, o realmente mejoraran la experiencia de usuario.

En pocas palabras: ninguno es un “must buy” pues, si bien mejoran ligeramente la experiencia final, en todos los casos optaría por un dispositivo “externo”, compatible con más dispositivos que el Moto Z Play. Y es que optar por uno de estos módulos implica comprar un accesorio que sólo funcionará con el Moto Z Play. Los parlantes sólo funcionan con el teléfono, más no por Bluetooth con otros dispositivos. El proyector sólo funciona con el Moto Z Play; es imposible conectarlo a otro dispositivo vía HDMI o DLNA. La cámara Hasselblad sólo funciona con el teléfono. Y en todos estos casos, honestamente, hubiera preferido un dispositivo Bluetooth compatible con más gadgets, un proyector que me dejara enviar cosas de manera inalámbrica vía Wifi. Y la cámara, en lo único que realmente resalta, es en el zoom. La calidad de imágenes deja que desear porque, de por sí, el módulo Hasselblad ofrece una apertura más cerrada, incluso, que la cámara original. La única razón para comprar el módulo de cámara, es si necesitan bastante zoom en sus imágenes. En este aspecto es donde el módulo Hasselblad resalta.

Existe cierta conveniencia porque los mods son automáticamente identificados por el Moto Z Play. Por ejemplo, basta con unir el mod de parlante para que la música empiece a sonar por ahí, o con conectar la cámara para que se reconocido. Pero esta leve conveniencia no es lo suficientemente fuerte como para convencerme de su utilidad frente a, digamos, tener un parlante Bluetooth compatible con todos los dispositivos de mi casa.

 

Moto ModsEl único módulo que yo compraría, sería el de batería, porque en este caso sí es un módulo conveniente. Gracias a la manera en la que los instalamos – simplemente lo acercamos a la parte trasera del smartphone y automágicamente, a través de los magnetos, quedarán unidos – un módulo de batería resulta mucho más conveniente que cargar un power bank, o comprar un case batería. El módulo añade menos bulto y es muy sencillo quitarlo y ponerlo para que funcione adecuadamente.

La idea de la modularidad es interesante, sin duda. Pero creo que en este primer lote de módulos, el único que ofrecía una utilidad justificada es el de la batería. En el caso del resto de módulos, personalmente, hubiera siempre optado por una solución externa, compatible con más dispositivos, por la conveniencia. Los tres módulos que pude probar – parlantes, proyector y cámara – le añadían tanto peso y grosor al Moto Z Play que, honestamente, no los usaría por tiempos prolongados o me animaría a cargarlos conmigo. Y si ya estoy cargando una mochila para llevar los “mods”, preferiría llevar un parlante Bluetooth, o quizás un proyector portátil como el MiniBeam de LG.

Donde están los mods interesantes? Donde está la pantalla secundaria de e-Ink a lo YotaPhone para el Moto Z? Donde está un verdadero camera mod que valga la pena? Esperemos que este tipo de módulos haga su aparición en la siguiente generación. Lo bueno? Que Lenovo se ha comprometido con la línea “Z”, lo que significa que este Moto Z Play será compatible con mods que vendrán durante el 2017 y 2018.

 

Moto Z Play “a secas”

 

 Características Moto Z Play
CPU Snapdragon 625 Octa Core
Pantalla 5.5” Full HD AMOLED
Cámara 16 MP / 5 MP frontal
Memoria 3 GBs
 Almacenamiento 32 GBs
Batería3,510 mah
Dimensiones 156.4 x 76.4 x 6.99 mm
Peso 165 gramos
 Extras Mods, USB-C, Cargador TurboPower

Todo lo anterior no le quita méritos, en absoluto, al Moto Z Play. Los mods me parecieron poco prácticos, pero el Moto Z Play está, definitivamente, entre mis teléfonos favoritos del año. La durabilidad que podemos obtener gracias a su excelente batería es lo que realmente resalta del teléfono.

El performance es bueno y, honestamente, el 90% del tiempo no notarán la diferencia entre este teléfono que tiene un procesador de una gama inferior (gama media), frente a, digamos, un S7 o un HTC 10. Algunos juegos corren definitivamente mejor en un teléfono de gama alta – los más exigentes – pero para el día a día, para tareas comunes, el Moto Z Play se portó ejemplarmente.

Algo que me encantó del teléfono es lo bien que se sentía en la mano. El equipo es liviano y no muy voluminoso. La parte trasera del teléfono es de vidrio, sin embargo, así que se llenará de huellas dactilares casi inmediatamente. Esta superficie es fácil de rayar, así que les recomiendo que le coloquen el case que viene incluido en la caja apenas puedan.

El teléfono incluye un cargador TurboPower que puede cargar la batería rápidamente cuando lo necesitamos. Me llevé con la sorpresa de cómo había cambiado mi comportamiento con el Z Play. Usualmente suelo cargar los teléfonos que pruebo – y que tengo – por las noches. Con el Z Play, esto fue diferente: debido a la duración de batería que el teléfono ofrece, me encontraba cargándolo cada día y medio o por las mañanas. La combinación de carga rápida con la alta durabilidad de la batería hicieron que por fin me sintiese liberado de los tomacorrientes y power banks.

14369051_659589674196098_3232202119918387200_nLa pantalla del equipo es totalmente adecuada. Tenemos una resolución Full HD en un panel AMOLED que se ve genial. Mantengo mi postura: más de Full HD en un equipo de este tamaño es solamente útil cuando tenemos el tema de la realidad virtual en cuenta. Si esto no les interesa, resoluciones como Quad HD ofrecen pocos beneficios para los perjuicios que imponen (como exigir mayores recursos y agotar más rápido la batería). El usar un panel AMOLED implica que tenemos al excelente “Moto Display” en el equipo: la posibilidad de ver la hora y notificaciones en la pantalla cada vez que levantamos al equipo o pasamos la mano cerca (cubriendo el sensor de proximidad). El Moto Z Play, lamentablemente, no implementar los sensores infrarrojos que tuvieron los Moto X en otras épocas, así que tenemos que pasar la mano bastante cerca al sensor de proximidad para mostrar al Moto Display. Pero este sigue siendo, sin duda, el más útil de todos. Samsung y LG ambos intentaron implementar un panel informativo en la pantalla cuando esta estuviera apagada, pero Motorola lo hizo primero, y su alternativa sigue siendo la mejor.

Dirigiéndonos al tema de la cámara; esta es muy buena y en la gran mayoría de situaciones, es más que suficiente para obtener una buena foto. Incluso podrán obtener una genial foto. Pero aquí es donde vemos la separación de gamas, donde teléfonos de gama alta se disparan. El Moto Z Play cuenta con una cámara de 16 MP que nos dará fotos más que adecuadas, pero teléfonos como el iPhone 7, el Galaxy S7 Edge o el Huawei P9 están en una liga aparte. Cabe mencionar también que el Moto Z Play no ofrece estabilización óptica de imagen (OIS) por sí solo, así que fotos nocturnas con poca iluminación sufrirán por esta ausencia (curioso, teniendo en cuenta que otro teléfono con el mismo procesador, como el Huawei Nova Plus, sí ofrece OIS), además de video. Es una cámara adecuada y con imágenes comparables a lo que un teléfono de gama alta nos daba, por ejemplo, hace un par de años. Pero aquí es donde el Moto Z Play empieza a mostrar algunas deficiencias contra los teléfonos de gama alta. Quizás un buen “mod” hubiera solucionado esto, pero el Hasselblad mod ofrece sólo la posibilidad de hacer zoom. La calidad de imagen es, en mi opinión, incluso inferior a la cámara integrada del equipo. No lo tomen a mal, el zoom del módulo de cámara impresiona cuando lo probamos, y en algunas situaciones resulta sumamente útil, pero resulta complicado justificar el precio, peso y volumen extra para solamente agregar zoom al teléfono.

Veredicto

El Moto Z Play está entre mis teléfonos favoritos del año, pero no precisamente por los puntos que se marketearon del teléfono. Está entre mis favoritos porque es un teléfono que me dio la confianza suficiente de poder salir de casa sin cargador o power bank, gracias a su impecable autonomía. También por su ligereza, y por su sencillo pero atractivo diseño. Y también por cómo logró darme un excelente performance – el 90% del tiempo.

Pero los mods no me terminaron de convencer. Como lo comentamos al inicio, el teléfono, por sí solo, es un excelente smartphone, y los mods, aunque interesantes, no ofrecen esa calidad de “must have” que haga necesario adquirirlos, ni ofrecen ventajas como para optar por ellos, frente a soluciones que sean más versátiles o compatibles con más dispositivos.

14350386_155098778271347_634433877_nEl Moto Z Play es sin duda uno de los mejores teléfonos que ha sacado Motorola Mobility a la fecha, pero el tema de la modularidad todavía no termina de convencerme.

Pero por el precio en el que se encuentra, si están hartos de smartphones que mueren a medio día o no duran lo que les gustaría, el Moto Z Play es una excelente opción.

No more articles