hESIl4XHvY4

Este año, Motorola dividió a su línea “X” – la gama alta en la alineación de smartphones de Motorola – en múltiples dispositivos. Este año, tuvimos, sólo en la línea X, a tres dispositivos. El Moto X Play es un teléfono con características más similares a un equipo de gama media pero que, gracias a su amplia batería, resultó ser una excelente alternativa para los que buscaban un equipo que durara, tranquilamente, un par de días de uso pesado. El Moto X Style (conocido también como Pure), traía características similares al resto de equipos de gama alta. Un Snapdragon 810, una pantalla de 5.7” QHD. 
Por último, Motorola remató el año con el lanzamiento del Moto X Force, un equipo que en esencia, mezcla características de los otros dos equipos: una batería grande (de 3,730 mAh) y el procesador más poderoso del Style. El “premium más premium” de Motorola. Pero en lugar de marketearlo como tal, el X Force trae una característica que no encontraremos en otro equipo del 2016: una pantalla capaz de resistir caídas y golpes, como ningún otro.

Pantalla

IMG_9996

De lejos, la característica que define al Moto X Force. La Pantalla de 5.4”, con una resolución Quad HD, no trae la típica cobertura de Gorilla Glass que encontramos en todos los “flagships” de este año.

En lugar de ello, Motorola ha empleado una técnica denominada “Shattershield” que, en esencia, la hace resistente a caídas y golpes. No, no significa que quedará sin rasguños o arañazos – de hecho, es más susceptible a ellos. Lo que significa, que es que la pantalla no se quebrará o partirá, como suele suceder cuando nuestro smartphone cae de cara contra el piso.

Como ha logrado conseguir esto Motorola? Pues reemplazando el vidrio y paneles LCD por una tecnología llamada Plastic OLED, o P-OLED. Se trata de una pantalla similar al AMOLED pero construida de plástico, lo que le da una enorme flexibilidad. Pero para complementar esto, Motorola ha colocado más capas (para un total de 5), que nos aseguran mayor protección. De hecho, el teléfono cuenta con una suerte de “film” en la pantalla – similar a los protectores que podemos conseguir para cualquier smartphone – como capa inicial. Esta capa, que es la que resulta fácil de rasguñar, es la que podemos reemplazar. En Estados Unidos, es posible comprar esta capa en tiendas y aplicarla uno mismo (tiene un costo de $30). En Perú, sin embargo, tendremos que llevar al equipo a la tienda de Motorola para realizar el cambio. Lo bueno es que cambiar esta capa básicamente nos devolverá una pantalla libre de rasguños y quiñes, manteniendo aún la protección en la pantalla. Mi consejo? Comprar una capa más, de vidrio templado, y colocarla encima. Así, tenemos una capa extra más barata que podemos reemplazar por nuestra cuenta.

Tener tantas capas, sin embargo, perjudica a la calidad de la pantalla. A pesar de tener un panel sumamente denso en pixeles (estamos hablando de una resolución de 2560×1440 en tan sólo 5.4 pulgadas), la calidad de imagen y brillo sufren. El Plastic OLED es versátil, pero no ofrece la misma calidad de imagen que el AMOLED tradicional, ni un panel LCD. Viéndolos lado a lado con el Moto X Play, el nivel de brillo alcanzable en el Play era superior, como también los ángulos de visibilidad.

No es que sea una mala pantalla. En interiores, por ejemplo, o incluso con un clima templado, la pantalla es excelente. Me alegra ver que Motorola ha vuelto a pantallas OLED, pues para la típica interfaz de Android, con Material Design, se ve más vibrante. Ver videos o fotos, resulta bastante placentero en el X Force.

Sin embargo, no esperen una pantalla del mismo calibre que el que encontramos en otros flagships del año, como el S6 o el Note 5, por ejemplo (de lejos, la mejor pantalla del 2015)

Performance

IMG_9958

El rendimiento resultó bastante aceptable. Gracias a que Motorola ofrece una versión casi “limpia” de Android, el performance resulta ser excelente. No tuve problemas en multitasking, no tuve problemas corriendo toda una enorme variedad de juegos.

Mientras estaba en la etapa de testeo del equipo, el X Force recibió una actualización a Marshmallow. Afortunadamente, dicha actualización ocurrió sin ningún problema, “over the air”, y el performance no sufrió en absoluto.

El rendimiento del equipo es comparable al resto de equipos de gama alta del año, pues tenemos 3 GBs de RAM, y a la segunda revisión del Snapdragon 810 que mejoró ligeramente el tema de temperaturas del teléfono. Ya no se recalienta tanto como los equipos que vimos a inicios de año (LG G Flex 2 y HTC M9), pero tampoco ofrece un dramático salto en rendimiento frente a los equipos que vimos en el 2014.

 

Diseño

IMG_9984

Aquí siento que Motorola ha dado un paso atrás. Los Moto X de por sí no destacan por su “look” sino, más bien, por su nivel de personalización, a través del Moto Maker (que nos deja elegir colores y materiales). Cosa que no está disponible en Perú, o fuera de ciertos mercados selectos (USA, UK, Brasil).

Sin embargo, el Moto X Force me pareció el menos atractivo de todos los teléfonos lanzados este año. En lugar de mantener una sola grilla en la parte superior e inferior – como sucede en todos los teléfonos de Motorola – el Moto X Force divide el parlante inferior en dos y no se ve… nada bien.

La parte posterior del equipo que probamos traía consigo cuero Horween que, quizás por motivos climáticos peruanos, terminó desgastándose de manera poco atractiva, como ven en la imagen. Lamentablemente, la opción de cuero es la única disponible para el Moto X Force en Perú.

IMG_9968

 

 

Batería

IMG_9994

El Moto X Force junta las características que hicieron al X Play y X Style especiales. Del Style heredó el performance – que vimos en el punto anterior – y la resolución de pantalla. Del Play? El tamaño de la pantalla y, sobre todo, la batería.

De hecho, la incluída en el Moto X Force es incluso de mayor capacidad. Estamos hablando de 3,730 mAh, suficiente para que incluso yo- un heavy user- pueda utilizarlo sin preocupaciones durante un día entero. La batería es grande y gracias a mejoras en Marshmallow en temas de batería – como “Doze” – podemos alargar la duración de la misma hasta dos días de uso moderado.

Cabe señalar, sin embargo, que la pantalla en sí es un aspecto que consume gran cantidad de energía. Si la usamos constantemente, acabará con los 3,730 mAh en cuestión de horas. Esto, sin duda, debido a los 2560×1440 pixeles que tiene que alimentar, y el brillo alto en el que debemos mantener la pantalla para que su luminosidad sea comparable a la de otros equipos. En mis pruebas, obtuve en promedio 5:30-6 horas de Screen On Time (SOT), comparado a las 7 horas y media en promedio que obtenía del Moto X Play. Sí, tiene una batería más grande que el X Play, pero el procesador más veloz, y la pantalla de mayor resolución, hacen que el consumo sea mayor.

Cámara

IMG_9991

La cámara es idéntica a la del Moto X Play / Moto X Style, así que los invito a leer dicha reseña para mayores detalles. La versión resumida: una cámara decente, que toma buenas fotos de día, pero no la mejor del año.

La novedad del Moto X Force, es la implementación de un flash duo tono en la cámara frontal, que resultó súper útil para las veces que la utilicé con selfies. Esto, con el lente gran angular frontal, la hace súper útil

Motorola Moto X Play Review en Español. #MotoXPlay

Desde que Motorola lanzara al Moto X hace ya dos años, rápidamente se convirtió en uno de mis smartphones favoritos del 2013, debido a que era uno de los pocos fabricantes que hacía lo que nosotros, como consumidores, estábamos buscando en el equipo. En lugar de venir con una versión sumamente pesada y modificada de Android como lo hacen sus rivales, Motorola, al ser parte de Google. optó por traernos una versión limpia, ligera, de este sistema operativo. Las innovaciones implementadas por Motorola en Android fueron tan buenas, que incluso Google las ha adoptado

Conclusión

 

En resumen, el Moto X Force resulta una buena alternativa en gama alta. Si bien, en temas de rendimiento y cámara no ofrece nada especial, es la durabilidad de la pantalla, que lo hace especial. Resulta una excelente alternativa para torpes – como yo – que tenemos que proteger a smartphones regulares con bumpers, cases, vidrio templado para evitar accidentes.