DSC08692

Puede que los ojos de nosotros “techies” estén centrados en el Moto X, pero subestimar al Moto G sería tonto. Es, después de todo, el smartphone más popular de Motorola. Y sí, puede que Motorola tenga en el Moto X Style / Play (los dos modelos de este año) a sus equipos más potentes. Pero cuando hablamos de cuál teléfono le importa realmente a la empresa, cual es el smartphone que ha logrado que la marca se ubique entre las más importantes, basta con mirar al Moto G.

Y es que, durante los últimos dos años, Motorola ha sido el único fabricante capaz de darnos un equipo de gama media que poco tenía que envidiarle a los de gama alta. Con una excelente pantalla en HD de buen tamaño y buen rendimiento (al menos en los primeros meses; sobre esto hablaremos más adelante), Motorola no tuvo mucha competencia durante varios meses.

Todo esto ha cambiado ahora. Otros fabricantes se “han puesto las pilas”, lanzando modelos de gama media muy capaces. Tenemos al Huawei P8 Lite, por ejemplo; o al Asus Zenfone 2, o al Alcatel OneTouch Idol 3 que todos apuntan a robarle la corona a Motorola. Ante estas amenazas, ha variado el Moto G lo suficiente como para seguir siendo una opción viable? Sigue siendo el Moto G de 3era generación, la mejor opción en el rango medio?

 

Sobre el deteriorado rendimiento de generaciones anteriores, y el problema de tener un equipo de 1 GB de RAM

Hay un punto que quiero tratar antes de seguir con la reseña del Moto G, y es sobre el terrible rendimiento del Moto G 2013 y Moto G 2014 (las dos generaciones anteriores), tras el update a Lollipop 5.0.2. Es algo que no pudimos cubrir en nuestra reseña inicial (por obvias razones, pues usualmente pruebo los teléfonos, como si fueran propios, durante una semana), pero que sí he podido presenciar y hasta experimentar.

Es sencillo: el update a Lollipop ha destruido el rendimiento de generaciones anteriores de Moto G, a tal punto de dejar a los teléfonos casi imposibles de manipular. Estoy hablando de demoras de 10-20 segundos para mostrar el menú de multitasking, aplicaciones que se cierran solas. La imposibilidad de mantenerse reproduciendo música y abrir una aplicación pesada (como Chrome, Google Maps) sin que la música termine cortándose por falta de memoria. Es, en pocas palabras, todo lo peor que puede pasar en un update de software, hecho realidad. y Motorola no ha hecho nada para remediarlo aún..

He sido testigo de este problema en 4 equipos distintos. el subreddit de r/MotoG está repleto de casos similares. Incluso he hecho una restauración de fábrica, pero el buen rendimiento volvió sólo por unas semanas.

En conclusión: Motorola arruinó al Moto G con su update a Lollipop, problema que no ha sido remediado hasta la fecha.

Teniendo esto en cuenta, no quise lanzar el review del Moto G 2015 sino hasta haberlo probado, cuando menos, un mes, para ver si el rendimiento del nuevo Moto G también se deterioraba de la misma manera que el Moto G de generaciones anteriores.

Me alegra reportar que, a pesar de que en Latinoamérica hemos tenido la mala suerte de recibir un modelo inferior, con la mitad de memoria (1 GB de RAM, frente al modelo de 2 GBs que se vende en Norteamérica, que limita la cantidad de apps que podemos mantener abiertas en segundo plano), el rendimiento del teléfono se ha mantenido aceptable. No es lo óptimo, sobre todo si lo comparamos con teléfonos de 2 o 3 GBs de RAM, y lo “tragón” que resulta Android, sobre todo en Lollipop, con el consumo de memoria. Pero en este mes, no he sufrido el paralizante rendimiento del Moto G 2014 / 2013 tras el update de Lollipop.

Pero teniendo en cuenta que Marshmallow está a la vuelta de la esquina, y teniendo en cuenta lo poco que hizo Motorola para remediar este problema, es algo que tomaría en cuenta antes de adquirir el equipo. Por otro lado, Marshmallow es una actualización que, a diferencia de Lollipop, no trae grandes cambios y se centra, principalmente, en darnos un mejor rendimiento, así que las posibilidades de que se repita un caso como el de Lollipop nuevamente, son bajas.

 

Características Técnicas

CaracterísticasMotorola Moto G 2015 (3rd Gen)
CPUSnapdragon 410 1.5 Ghz Quad Core
Pantalla5” 1280×720 LCD
Cámara13 MP trasera, 5 MP frontal
Memoria1 GB
Almacenamiento16 GB / MicroSD
Batería2470 mAh
Dimensiones142.1 x 72.4 x 11.6 mm
Peso155 gramos
ExtrasIPX7 (resistente al agua por 1 metro y 30 minutos), carcasas intercambiables, Radio FM

 

Este año, Motorola ha saltado al Snapdragon 410, un CPU De Qualcomm que ofrece en promedio una mejora en rendimiento de un 10-30% frente al procesador del Moto G del año pasado. No un gran salto y, de hecho, es el mismo chipset que se encuentra en el modelo de gama baja de Motorola, el Moto E. Afortunadamente y, a diferencia del modelo del año pasado, el Moto G viene ya de fábrica con soporte para 4G LTE, así que no habrá que esperar meses para un upgrade a una mejor conectividad.

Este año, Motorola también ofreció en algunos mercados acceso a “Moto Maker”, que permite personalizar el teléfono al elegir distintos materiales y colores. Esto no está disponible en Latinoamérica, pero el equipo viene con tres carcasas de colores (verde limón, azul y negro)  en la caja, dándonos varias opciones de personalización.

DSC01088

Para Latinoamérica, el equipo que se comercializa tiene 16 GBs de almacenamiento interno pero, lamentablemente, sólo 1 GB de RAM. Teniendo en cuenta los problemas mencionados en el punto anterior, esto fue un aspecto de suma preocupación, dado el terrible performance del Moto G 2013/2014 tras el update a Lollipop 5.0.2.

 

Sobre el RAM en el Moto G 2015

DSC08688

Sólo tenemos 1 GB. Y si bien esto es un problema, no llegó nunca a casos de tan terrible performance como el Moto G 2013 / 2014 en Lollipop. 

Cabe señalar que el Moto G 2015 viene con Android 5.1.1 e inmediatamente recibió el parche para Stagefright. Se encuentra en la más reciente versión de Android. No quise sacar un review hasta asegurarme que no veríamos el deplorable performance del Moto de segunda y primera generación con Lollipop. Y tras un mes de usarlo todos los días como mi teléfono principal, me alegra informar que no es nada para preocuparse, al menos de momento.

Por supuesto es decepcionante que no hayan 2 GBs de RAM. Sufrí de aplicaciones que se cerraban seguido, y de “redraws” en el Launcher (cuando mi menú de aplicaciones tenian que volver a cargarse a la memoria), pero esto no era frecuente.

Tampoco tuve el mismo problema que en el Moto G 2014 de enormes demoras a la hora de abrir el menú de multitasking. Y sí, pude estar ejecutando Play Music o Spotify con Google Maps abierto, sin que la música se cortara. Sea lo que sea que Motorola haya hecho con la administración de RAM, ha mejorado considerablemente a pesar de mantener la misma cantidad de memoria.

De hecho, la velocidad de carga de aplicaciones fue bastante buena. A pesar de que el Moto G no puede mantener más de dos apps en memoria de manera simultánea, cuando tenía que volver a cargar la app desde 0, ésta solía cargar inmediatamente. 

En el mes que estuve probándolo todos los días con mi uso común (aproximadamente 120 apps instaladas, alternando a diario entre varias apps pesadas), no tuve cuelgues graves, ni nada por el estilo. Sí, a veces no tener más de un par de apps en memoria desesperaba, pero teniendo en cuenta que se trata de un modelo de gama media, no tuve mayores inconvenientes.

Eso sí, una pena que Motorola no se haya animado a traer el modelo de 2 GBs de RAM y 16 GBs de almacenamiento, como el que se venden en Amazon

 

Resistencia al agua

DSC08690

Los grandes cambios este año  están en la cámara y en la resistencia al agua del equipo. La resistencia al agua es uno de esos extras que suenan bonito en papel, pero cuando lo tienes, es difícil buscar un teléfono que no lo ofrezca. Tal es el caso de los Xperia de Sony, que podemos llevar a la piscina, o meter con nosotros al baño sin temor a que una salpicadura vaya a arruinar nuestra inversión.

La resistencia al agua en el Moto G funciona bastante bien siempre y cuando nos aseguremos de sellar bien el panel trasero. Es algo que tienen que tomar en cuenta cuando lo utilicen, ya que es fácil dejar cierta parte semi-abierta, que puede terminar malogrando al teléfono. Teniendo en cuenta que el Moto G viene por defecto con 3 carcasas intercambiables, invitándonos a sacarlas y ponerlas, auguro que habrán varias visitas al servicio técnico por teléfonos malogrados.

Si siguen las instrucciones y colocan adecuadamente la tapa trasera, sin embargo, no tendrán problemas con el smartphone. Lo probé personalmente sumergiéndolo en agua por varios minutos y siguió funcionando sin problemas. El diseño del Moto G le permite ser resistente al agua sin necesidad de tapar los puertos (como sucedía antes en modelos Xperia de Sony, o en el Galaxy S5 de Samsung). El speaker / parlante también empezó a funcionar rápidamente. En un equipo que suele ser resistente al agua, el parlante se “tapa” para protegerse y en algunos equipos tenemos que esperar hasta 10 minutos a que el audio se normalice. Este no fue el caso del Moto G.

En resumen, un muy buen trabajo de impermeabilidad por parte de Motorola en general. Sólo hay que se precavidos a la hora de intercambiar las carcasas.

 

Batería y Rendimiento

Motorola sigue haciendo maravillas en su línea “G” con la duración de Batería del smartphone. A pesar de mi uso “pesado”, de mantener la pantalla encendida buena parte del día, de correr múltiples apps, fallé en “matar” la batería en un sólo día con mi uso típico, que incluye varias horas de navegación, la visualización de unos minutos de Netflix, y algunos juegos. Era típico acabar el día con 30-40% de batería restante. Y el Moto G también consume poquísima energía durante el desuso comparado con otros modelos de otros fabricantes (especialmente Samsung, cuyos equipos suelen perder bastante batería en Stand By).

En resumen, una de las mejores autonomías que hemos visto en smartphones en lo que va del año, lo cual me alegró bastante, teniendo en cuenta que este año hemos visto un declive, en general, en la mayoría de equipos (como el S6, G4, etcétera)

Screenshot_2015-10-05-12-56-45-1

 

El rendimiento es aceptable. No encontré problema alguno con ninguna app, ni lentitud mientras saltaba de una aplicación a otra. Tampoco pude ver slowdown en juegos. Esto sin duda, gracias a que la pantalla trae una resolución 1280×720, HD pero no Full HD.

 

La Cámara

La cámara del Moto G es muy buena. Un clarísimo upgrade frente a la cámara de generaciones anteriores. Constantemente pude capturar muy buenas imágenes con el teléfono de día, gracias a su cámara de 13 Megapixeles.

Fotos nocturnas también quedaron bastante bien; y gracias a que cuenta con un flash duo-tono, es posible obtener una imagen iluminada por flash sin que las personas parezcan fantasmas. La cámara frontal ofrece también un claro upgrade a 5 Megapixeles, permitiéndonos tomar mejores selfies / fotos grupales.

Motorola ha incorporado el movimiento de muñeca para tomar fotos: un par de giros de nuestra muñeca logran lanzar la app de cámara para tomar una imagen rápidamente, así nuestro teléfono esté bloqueado. La falta de un giroscopio en el Moto G, sin embargo, hace que este tipo de movimiento no funcione siempre. Sin embargo, también podemos lanzar la app de cámara desde la pantalla bloqueada, y podemos estar listos para tomar fotos rápidamente.



 

Conclusión

DSC08696

El Moto G de este año no trae un salto significativo en rendimiento, pero tampoco lo necesitaba. El equipo sigue siendo lo suficientemente rápido para correr todas las aplicaciones que tenemos en Android (incluyendo juegos). Gracias a que se mantiene la resolución de 1280×720 en una pantalla de 5″, no hay muchos programas que exijan demasiado como para “hacer sufrir” al equipo.

La cámara y la impermeabilidad son muy buenos upgrades. Y afortunadamente, el rendimiento del Moto G en Lollipop se mantiene bastante bueno, a pesar del gigabyte de RAM.

El Moto G 2015 es un teléfono sumamente recomendable. No tuve problemas de usabilidad, y el rendimiento rivalizaba, incluso, con teléfonos de gama alta. La calidad de la cámara y fotos son un salto importante frente al modelo del año pasado, y la impermeabilidad es un excelente “bonus” que espero, se mantenga en modelos por venir.

 

  • Aquiles Villanueva

    Hola Arturo,
    el motorola realmente es bueno. Queria añadir un tema sobre la resistencia al agua, tuve un Sony xperia compact, cuando lo lleve al agua (piscina) se malogró y sony no quiso reconocer dicha garantía. Y así mucho casos de equipos sony que se malograron por meterlo a la piscina. Saludos.

    • Que tal!
      Mi experiencia ha sido la contraria; tengo un Z1 Compact desde que se lanzó, lo he llevado a la piscina, incluso lo he metido a la playa (no lo recomiendo) y el teléfono sigue funcionando sumamente bien. Lo mismo con el Z3 / Z3 Compact que tuve la oportunidad de probar.

  • Noriega

    Muy informativo, pero si llegase a tener problemas como los anteriores modelos ¿actualizarás el post? Otra pregunta, ¿el modelo de 2Gb en RAM es posible usarlo fuera de los países donde se lanzó originalmente? es decir, si lo hago traer a mi país ¿funcionará sin problemas?

    • si, lo actualizaré. Y sí, el modelo de 2 GBs de RAM debería poder funcionar fuera de los países en los que se haya lanzado, es un GSM desbloqueado. El problema es que está escaso

  • Disqus

    Cuanto tiempo tarda en cargarse? Leí en phonearena que era 4 h y media, es cierto eso?

    • Con el cargador que viene (que es de poco amperaje) demora bastante. Con uno con un amperaje más decente (1.5A), tarda aproximadamente 2:30 horas

  • juan camilo

    hola arturo
    compre el celular muy hermoso pero ayer se me perdio esta nuevo se puede localizar no me duro ni 2 dias por favor

  • Rolando

    Bueno soy usuario del Moto G Primera Generacion y al actualizarlo al android 5.0.2 se puso muy lento el sistema, pero hace un par de dias me llego la nueva version 5.1 y de perlas mucho mas rapido y funcional. Pensaba vender y cambiar mi moto G pero con este parche ya me lo quedo un tiempo mas ya que hace lo que necesito y eso que le pongo bastante software hasta el waze para cuando manejo.

  • José Luis Cortés

    Que tal, podrías hacer una reseña del moto x play?