Moto 360 Review, el hermoso pero inútil Smartwatch. Reseña en Español

 

Este no es el Smartwatch que buscabas

moto 360

El Moto 360 de Motorola fue la primera vez en la que pude pasar buen tiempo con un dispositivo con Android Wear. Un poco de background sobre mi uso de dispositivos vestibles: uso el Pebble religiosamente casi desde que salió. Y he usado una variedad de Smartwatches, como los primeros Galaxy Gear de Samsung, y los “Smartwatch” de Sony, cuando Sony era el único lanzando relojes inteligentes. Soy un early adopter, de esos que creen en el potencial de un reloj inteligente como dispositivo indispensable, para muchos, en un futuro cercano

Fue con mucha expectativa, que empecé a usar el Moto 360 de Motorola; después de muchos intentos de hacer un smartwatch, por fin venía una compañía que respetaba al reloj, una compañía que veía al smartwatch no sólo como una pantalla más, sino como un accesorio de vestir, una pieza elegante que pudiera pasar como un “reloj de verdad”, no como un premio que parece sacado de una caja de cereales, como ocurre con el Pebble original.

Lamentablemente, ciertas limitaciones en hardware, junto con la pobre experiencia que es Android Wear en Software, limitan considerablemente a esta primera generación de smartwatches.

DSC07187

 

Hardware

DSC07245

De todos los smartwatches que he tenido la suerte de probar, el Moto 360 es el más elegante. El que más se parece a un reloj de verdad. El que tranquilamente llevaría conmigo a una reunión formal. Si, es algo “gordo” para ser un reloj tradicional, pero no se ve mal. Se ve elegante. Esto, gracias también a la correa de cuero negro que viene en el modelo que se comercializa localmente.

La pantalla es una pantalla circular, pero con un “catch”: no es enteramente circular: tiene un look de “llanta pinchada”, pues en la parte inferior, mantiene los elementos que hacen funcionar al smartwatch, aquí es donde está alojado parte del hardware. Motorola, según nos cuentan, tenía dos opciones: dejar este pequeño recorte en el círculo, o hacer el borde del reloj más grueso. Al menos para esta primera generación. Personalmente no me molestó mucho cuando usé watchfaces (las “portadas” del reloj de color negro). Pero sí es notorio, visible y molestoso cuando usamos un watchface de color blanco, o estamos interactuando con el reloj.

Así se ve el pedazo de círculo faltante

Screen Shot 2015-05-06 at 2.13.24 PM

 

 

Cuando debutó, el reloj sufría de una pobre duración de batería. Esto fue mejorado con actualizaciones para el Moto 360. En mis pruebas, la batería del Moto 360 todavía deja muchísimo que desear. No tendría problemas con que dure un sólo día; después de todo, viene con un útil cargador inalámbrico. El problema es que frecuentemente terminaba necesitando de una carga antes de culminar el día. El reloj solía dejar el cargador a las 7 / 8 am y, para las 6 o 7 de la tarde, usualmente necesitaba de una recarga. Pocos fueron los días en los que el Moto 360 duró hasta las 10 u 11 de la noche. Afortunadamente el tiempo de carga es bastante corto (tomando menos de 1 hora para alcanzar el 100%), pero esto implica llevar con nosotros el cargador a todos lados: no precisamente una idea muy agradable.

Estuve utilizándolo con el modo ambiental en “off” o apagado. Esto quiere decir que el reloj solía estar con la pantalla en negro cuando no recibía notificaciones o no miraba la hora. Encender el modo ambiental, recortaba dramáticamente la vida del reloj, así que, al menos con el Moto 360, recomiendo dejarlo apagado.

Lo cual no sería problema, si es que el sensor para detectar cuando nos llevamos el reloj a la cara para ver la hora, funcionara adecuadamente. Muchas fueron las veces en las que tuve que agitar el reloj con fuerza para que, finalmente, la pantalla se encendiera y me mostrara la hora.

El micrófono del Moto 360 funcionó bastante bien. Cabe señalar que como todos los relojes Android Wear en el mercado de momento, el Moto 360 cuenta sólo con un micrófono para recibir notificaciones, mas no con un speaker; no podemos realizar llamadas con el reloj, cosa que sí podíamos hacer con el antiguo Galaxy Gear y ahora con el Apple Watch. Pero para recibir comandos,  el Moto 360 los detectó sin problemas. Eso sí, usualmente tardaba en detectar el “Ok Google” para recibir la orden, pero una vez detectado el comando, cosas como “Abrir Spotify”, o “Abrir Evernote”, o “Recuérdame comprar café mañana a las 5 de la tarde” funcionaron bien, incluso con algo de bulla.

El podómetro, por otro lado, también midió adecuadamente los pasos. No tendrá la exactitud de un dispositivo dedicado a ello como un Fitbit o un Jawbone Up, pero es más que suficiente para poder ponernos la meta diaria de los 10,000 pasos. Google cuenta con una app, llamada Google Fit, que es una excelente manera de mantener un historial de nuestra actividad diaria. No es un reemplazo para apps, accesorios y servicios especializados, pero sí un genial extra.

En cuanto a rendimiento, no tuve problemas de “lag” o lentitud en el sistema operativo (sin duda corregidos tras varios updates). El reloj mostraba animaciones y notificaciones sin problemas.

La parte frontal está recubierta por Gorilla Glass 3 así que resistirá pequeños golpes y ralladuras que inevitablemente sufrirá el reloj. Sin embargo, un golpe particularmente duro sí podrá dejar huella en el smartwatch, así que hay que tratarlo con cuidado. Recuerden que smartwatches están siempre expuestos en nuestras muñecas.

De los smartwatches, es definitivamente el más vistoso, y uno que tranquilamente podemos combinar con todo tipo de vestimenta. Es una verdadera lástima que la batería dure tan poco, y que en esta primera versión, Motorola haya sido incapaz de conseguir un círculo perfecto en su smartwatch.

 

 

Software

DSC07537

Algo me queda claro: Google aún no tiene muy claro qué es lo que quiere hacer con su plataforma, Android Wear. Android Wear es sumamente limitado, incluso si lo comparamos con otras plataformas de Smartwatches, como el OS de Pebble.

El gran problema? Que Google espera que interactuemos con el reloj casi enteramente por voz. Y Google Now en español no cuenta con los suficientes comandos de voz, como para hacer a un smartwatch con Google Wear algo útil. 

 

 

Algunas frustraciones:

  • Es imposible ver un historial de notificaciones que ya hemos leído y quitado de la pantalla
  • Lanzar aplicaciones o ver cuáles tenemos instaladas es sumamente lento y complicado si es que optamos por no hacerlo con voz. A tal punto, que más rápido es sacar el teléfono y abrir la aplicación. En serio, pruébenlo: Tienen que hacer un doble tap en la pantalla para llamar a Google Now, luego hacer un scrolling hasta el final para encontrar el comando Abrir, y luego buscar la aplicación que queremos lanzar.
  • La interfaz es poco intuitiva, incluso después de haberlo usado a diario por dos semanas.
  • Muchas veces, cuando quería abrir una app en el teléfono (enviando el comando en el reloj), terminaba en la página del Play Store de la app. Incluso teniendo a la app instalada.
  • Limitadísimos comandos de voz. La experiencia de Google Now en inglés es ligeramente superior, pero en español? Los comandos de los que disponemos son irritantemente limitados. Y lo peor es que es tal la dependencia de Android Wear en comandos de voz, que muchas veces resulta más rápido simplemente sacar el smartphone del bolsillo, que pensar en un comando que Google Now reconozca en nuestro reloj, para luego ejecutarlo.
  • Muchos comandos terminan en una búsqueda en la web. Les resulta familiar? Porque esto es lo que ocurre muy a menudo en Google Now para smartphone: comandos que creemos que nos llevarán a un resultado útil, terminan en una estúpida búsqueda. No, Google Now, quiero la respuesta, no ir a tu buscador.

 

 

Pros:

  • Buena integración con Google Maps. Una de las funciones que más disfruté, fue la integración con Google Maps. Me pareció excelente poder elegir el destino en Google Maps (la app en el teléfono), y luego ver las direcciones en el reloj.
  • Tener la opción de dar comandos de voz resulta útil. Si, nos hemos quejado de los comandos de voz. Pero es porque Android Wear los utiliza como método principal de interacción, no como una alternativa. Si fuese un modo complementario / opcional de interactuar con el reloj, pues es algo más que bienvenido. Tal como funciona Google Now / Siri / Cortana en smartphones: una manera opcional de interacción. Cuando Android Wear detecta los comandos de voz y realiza una tarea que esperamos porque estamos con las manos ocupadas, es una función bienvenida.

 

Una de las funciones más prácticas de Android Wear en el Moto 360.

A photo posted by Arturo Goga (@arturogoga) on

 

 

La interacción con la interfaz de Android Wear se resume a lo siguiente:

  • Deslizar hacia abajo: muestra opciones rápidas (silenciar el reloj, modo “teatro / cine” para no encender el reloj y molestar a los demás, modo “soleado” para aumentar el brillo de la pantalla y más opciones.
  • Deslizar hacia arriba: nos muestra el reloj y nos permite expandir las notificaciones
  • Deslizar hacia la izquierda: muestra más opciones que podemos realizar con la notificación recibida, como responder a un mensaje de texto con nuestra voz, o la opción que está prácticamente en todas las interacciones: “abrir en el teléfono”
  • Deslizar hacia la derecha: Se deshace de la notificación.

 

En un principio suena sencillo, pero puesto en práctica, la interacción nunca se siente muy intuitiva. Terminé llamando a Google Now cuando no quería, o deshaciéndome de notificaciones cuando lo que quería, era leerlas (por suerte hay un botón grande de deshacer que aparece rápidamente, ya que Android Wear no cuenta con un historial de notificaciones).

Screen Shot 2015-05-06 at 2.27.47 PM

Android Wear es limitadísimo como plataforma. Esta primera versión es incluso más limitada que el mismo sistema operativo de Pebble. Esto, según un reciente anuncio, cambiará pronto. Android Wear se parecerá más al Apple Watch, al permitirle a apps mantenerse como la “cara” del reloj, en el modo de “always on” o siempre prendido. Imitando nuevamente al Apple Watch o al sistema operativo de Pebble, ahora tendremos también un “launcher” o un lanza-aplicaciones, algo que sigue estando ausente en la actual versión del reloj. Las notificaciones en lugar de apps son el futuro, pero todavía no hemos llegado ahí.

El problema de Android Wear, es que depende mucho de Google Now. Y Google Now no es muy útil, aún. Google Now está creado para trabajar en el contexto de nuestra rutina diaria; Google Now debería, supuestamente, predecir lo que necesitamos, lo que queremos saber, para darnos notificaciones útiles. Esto rara vez ocurre, obligándonos a solicitar esta información de una manera lenta del reloj, generando una experiencia frustrante.

 

Conclusión

 

Como están las cosas, Android Wear – el sistema operativo – deja mucho que desear. Y lo mismo podría decir del reloj en sí, el Moto 360.

Para las funciones básicas de un smartwatch – mostrar notificaciones de nuestro teléfono, darnos algunas apps básicas – Android Wear y el Moto 360 hacen un trabajo regular. Encuentro que la interacción con un Pebble, es una experiencia superior. No sólo tenemos acceso a un historial de notificaciones para ver las que hemos quitado por casualidad, sino que las apps tienen más sentido, podemos ver una lista de ellas. Usar botones, en un smartwatch, tiene mucho más sentido que estar ladrándole órdenes sin saber si éstas terminarán en una acción, o una estúpida búsqueda (que encima, tenemos que concretar en nuestro teléfono).

No existe una verdadera razón para comprar un Moto 360. Android Wear todavía tiene mucho camino por recorrer como plataforma. Si buscan un reloj que sea capaz de darles notificaciones, que tenga apps y que funcione como un excelente “remote” de música, Pebble hace un mucho mejor trabajo, por una fracción del precio. Y sí, es totalmente compatible con Android, e incluso adapta algunas funcionalidades de Android Wear.

El Moto 360 es un gadget que esperaba con ansias que, lamentablemente, termina siendo una decepción.

 

No lo recomiendo. El Pebble sigue siendo, hoy por hoy, la mejor alternativa.

 

El Moto 360 lo pueden encontrar en Saga o Ripley por S/.999. O también en Amazon por $179

 

 

No more articles