Esto es lo que se logra crear cuando se es fanático de los videojuegos, la violencia y se tiene mucho tiempo entre manos.

Este corto creado por Jeremie Duval nos muestra un Mario como realmente no estamos acostumbrados a verlo… no “it’s-a me, Mario!”

Y todo, acompañado por Misirlou, la genial canción que identificó a Pulp Fiction, antes de ser prostituida por los Black Eyed Peas y su horrible versión

link