Hemos perdido claramente el teléfono móvil, no hay duda. Nuestro objetivo ahora es asegurarnos en crecer nuevas categorías“. Duras palabras de Satya Nadella, CEO de Microsoft, pero es bueno ver cómo se tiene una admisión pública de que Microsoft simplemente llegó demasiado tarde, con demasiado poco, para convertir una cantidad significativa de usuarios a la plataforma, no logrando convertir esta carrera de dos caballos (iOS y Android), en una de tres con Windows Mobile.

Esto lo dijo durante la conferencia en el Wall Street Journal “WSJD Live”, argumentando también: “Tenemos dispositivos que son teléfonos hoy pero el lugar en el que estamos enfocados, teniendo en cuenta donde está el mercado, es qué es la característica única que nuestro teléfono puede hacer. Tenemos un teléfono que, de hecho, puede reemplazar tu PC” (a través de “Continuum”, una funcionalidad de Windows 10 Mobile que permite conectar un smartphone a una pantalla, teclado y mouse y trabajar como si se tratara de Windows 10) ” de la misma manera en la que tenemos una tablet que puede reemplazar tu laptop. Esas son las categorías que queremos ir a crear. Después de todo, la lección aprendida por nosotros, fue pensar que la PC sería el “hub” (estación central) de todas las cosas por todo el tiempo del mundo. Es, quizás, uno de los errores más grandes que hemos cometido.

Antes que Nadella llegara a reemplazar a Steve Ballmer, la estrategia de Microsoft fue intentar centralizar todo en torno a Windows. Por eso tuvimos un Windows 8 tan extraño, que no funcionaba bien ni en PCs de escritorio, ni en tablets, al intentar acomodarse en todos los dispositivos posibles. Cuando Nadella llegó, las cosas cambiaron radicalmente, pues Microsoft se enfocó más en la nube y software como servicio (SaaS), enfatizando subscripciones con Office 365, y sobre todo, “enganchando” a usuarios en otras plataformas a que usen servicios de Microsoft. Vimos cómo las apps de Android y iOS hechas por Microsoft mejoraban enormemente en calidad, superando incluso a lo que veíamos en la propia plataforma de Microsoft.

Y esta estrategia está funcionando. Nadella anunció recientemente cómo las acciones de Microsoft están en su pico más alto de todos los tiempos, superando el record anteriormente establecido hace más de 15 años, en 1999, por $60.45 por acción. Puede que estemos viendo a teléfonos con Windows 10 Mobile fallar miserablemente en capturar una cuota significativa de mercado, pero Microsoft, como empresa que ha enfocado sus esfuerzos en otros campos, en ofrecer software de calidad en otras plataformas a la suya, está teniendo un enorme éxito en general. La empresa está logrando una transición que para muchos es super complicada: pasar de vender software (licencias de Office, Windows), a una compañía que vende acceso a servicios y software en la nube.

Pero es importante ver cómo los esfuerzos de Microsoft están enfocados en “lo que se viene”. Ahora que smartphones son una clara derrota para la empresa, es interesante ver cómo Microsoft está tratando diferentes opciones y alternativas para ser primero en la tecnología que venga