Microsoft rompe su promesa: No todos sus smartphones serán actualizados a Windows 10 Mobile

457253 hands on windows 10 for phones

Tras haber prometido que todos los teléfonos que ejecutaban Windows Phone 8 serían actualizables a Windows 10 – algo que muchos pensábamos imposible hace año y medio, cuando Microsoft lanzó la promesa – Microsoft por fin se ha echado para atrás, abandonando a varios teléfonos Lumia y dejándolos eternamente con Windows Phone 8. Y si, esto incluye a dos populares modelos, que se pueden considerar entre los más importantes de la plataforma: el Lumia 920 y Lumia 1020.

Lo cual no sorprende. El Lumia 920 y Lumia 1020 tienen casi 3 años – son del mismo año que el iPhone 5S – y son poquísimos los fabricantes de ofrecen soporte a sus smartphones durante tanto tiempo. De hecho, estoy seguro que muchos no nos hubiéramos molestado de no ver un update a Windows 10 en ambos teléfonos. Pero Microsoft lo prometió múltiples veces, como puede verse aquí. Y esto empeora las cosas

De hecho, los únicos teléfonos capaces de correr Windows 10, son:

  • Lumia 1520
  • Lumia 930
  • Lumia 830
  • Lumia 730
  • Lumia 735
  • Lumia 640
  • Lumia 640XL
  • Lumia 635 1GB
  • Lumia 636 1GB
  • Lumia 638 1GB
  • Lumia 540
  • Lumia 535
  • Lumia 532
  • Lumia 435
  • Lumia 430
Si tienen uno de los smartphones en la lista, pues buenas noticias! El update a Windows 10 debería estarles llegando muy pronto, ya que la distribución del mismo ha empezado ya!

DSC05557

 

Hubo una época en la que aún albergábamos esperanzas de que Microsoft pudiera hacer flotar a la plataforma de Windows en smartphones. Eso, sin embargo, no ha quedado en más que un simple sueño. Windows Phone, como plataforma, sigue hundiéndose cada vez más y más en el olvido. Ignorado por desarrolladores de apps, pasarse a Windows Phone implica tener que soportar versiones inferiores de aplicaciones, de sentirse un “ciudadano de segunda clase”, mientras compinches, con flamantes smartphones con Android o iOS, pueden disfrutar de lo más nuevo y reciente. Hemos llegado a una era en donde los componentes internos – el hardware – es secundario al software, al sistema operativo que tenemos. Y si bien Windows 10 para móviles, con la idea de una plataforma unificada, con apps universales, suena sumamente atractivo en teoría: la realidad es otra. Los desarrolladores de apps le han dado la espalda a la plataforma móvil de Microsoft. Es un lamentable círculo vicioso: Microsoft no puede vender teléfonos Lumia porque no hay software decente (ni equipos decentes); y los developers de software no quieren estar en la plataforma, porque vende muy poco. Y teniendo en cuenta que Android y iOS continúan acaparando más y más cuota de mercado (hasta Blackberry, otro que luchó por un tercer puesto en la guerra de plataformas, se ha pasado al campo de Android), las opciones de que Microsoft logre emerger como victorioso, son casi nulas.

No recomendaría comprar un teléfono con Windows 10 (es decir, teléfonos Lumia), a nadie.