Britain_Nokia_Microsoft_XAG105

El día lunes por la noche, Microsoft confirmó a través de su blog oficial que ha comprado la Unidad de Dispositivos y Serivcios de Nokia, convirtiendo a toda la línea Lumia de smartphones – que ya utilizaba Windows Phone como sistema operativo – como parte de Microsoft. Así lo anunciaron ambos CEOs – Steve Ballmer y Stephen Elop – en una carta conjunta.

El contrato se cerrará el primer trimestre del 2014, donde Microsoft pagará 3.78 mil millones de Euros a Nokia, además de 1.64 mil millones de Euros por su portafolio de patentes. Cabe resaltar que la suma pagada por Microsoft por Nokia, es inferior a la pagada por Skype en el 2011.

Microsoft-Nokia

Fue hace dos años y medio cuando Nokia decidió abandonar su plataforma Symbian para dedicarse exclusivamente a teléfonos con Windows Phone – tras un trato con Microsoft y después de recibir una suma considerable de dinero. Esto ayudó no sólo a revitalizar a la compañía finlandesa, sino a ponerla nuevamente en competencia; una competencia, sin embargo, por el tercer puesto, tras haber monopolizado el mercado de los smartphones por mucho tiempo.

 

Esta compra, podría preocupar a los otros partners de Microsoft que fabrican teléfonos con Windows Phone 8. Microsoft está tratando de mantenerse cuidadoso, confirmando que todos los fabricantes recibirán un trato idéntico; tal como ocurre con Google y la compra de Motorola. Sin embargo, como hemos visto ya con Windows RT hace tan sólo unas horas, el ingreso de Microsoft al juego de hardware, donde no sólo se beneficia de licencias vendidas a fabricantes, sino también de unidades de harsdware -en este caso, futuros smartphones con Windows Phone 8 – podría crear fricciones.

Después de todo, siendo ahora Nokia parte de Microsoft, el costo de la licencia de Windows Phone 8 (cada fabricante tiene que pagar una cantidad de dinero por terminal vendido a Microsoft por usar WP8) es un ahorro que podría darle una ventaja competitiva a los futuros Lumias y sobre todo, teléfonos Asha, ahora de Microsoft. Y tal como ocurrió con Windows RT, esto podría espantar al resto de fabricantes, dejando a Microsoft como único productor de teléfonos con Windows Phone 8.

 

Todo estoson conjeturas. Aún no sabemos qué va a pasar. Lo único que sabemos, es que Nokia siempre ha fabricado hardware de excelente calidad; ha sido siempre en software donde ha estado el punto débil. Y si bien Windows Phone 8 es todavía un sistema operativo con varias carencias, con el paso de los meses, se está convirtiendo, poco a poco, en una plataforma viable para aquellos que busquen una alternativa frente a Android o iOS. Y sobre todo, para aquellos que ya han invertido fuertemente en el ecosistema de aplicaciones creada por Microsoft en el escritorio y la web, y quieren extender este uso a sus smartphones.