NX9Bq11aesU

Link al Video

suscríbete: http://agoga.me/agsub

Tardé un poco en “aclimatarme” al Mate 8. Al principió lo traté con desdén debido a lo invasivo que puede llegar a ser EMUI – la versión modificada de Android que traen todos los smartphones Huawei – que dista bastante de lo que estamos acostumbrados en Android. Sin embargo, luego de cambiar el “Launcher”1 por mi favorito, Action Launcher, de manera permanente, me di cuenta que no podía dejar de usarlo.

Debido a su masivo tamaño, y su generosa batería, el Huawei Mate 8 es un smartphone dirigido a nosotros, power users. Personas que no usamos continuamente el smartphone para todo tipo de tareas. No sólo navegar, un par de juegos, sino también coordinar reuniones, generar una lista de tareas en Trello, avanzar pendientes e iniciar posts directamente desde el teléfono en sí. Desde que lo estuve probando, y gracias a su gran pantalla y autonomía, se convirtió en una verdadera herramienta de trabajo.

 

IMG_0201.jpg

Hardware

 

 Características Huawei Mate 8
CPUHiSilicon Kirin 950
Pantalla 6.0” 1920×1080 (Full HD)
Cámara 16 MP f/2.0. 27mm con OIS. 8 MP Frontal
Memoria 3 GBs
 Almacenamiento32 GBs
Batería4,000 mAh
Dimensiones 157.1 x 80.6 x 7.9 mm
Peso185 gramos

A pesar de su monstruosa pantalla de 6 pulgadas, el Huawei Mate 8 resulta bastante manipulable y transportable. Resulta más ligero que un iPhone 6S Plus y cuenta con dimensiones muy similares, a pesar de tener una batería y pantallas de mayor tamaño.

IMG_0185.jpg

El diseño del equipo es excelente. Se siente bastante premium en las manos. Personalmente no soy muy fan del diseño industrial del equipo porque Huawei se empecina en colocar un borde negro alrededor de la pantalla para aparentar – cuando esta está apagada – que los bordes son mucho más delgados de lo que realmente son. Pero algo innegable es que el equipo se siente bien en las manos. Esto, gracias a la combinación de materiales bastante premium, como el aluminio utilizado en la parte trasera, o todo el vidrio – Gorilla Glass 4 – que cubre la parte delantera. El diseño no se diferencia mucho del Mate S y francamente, un rediseño le vendría bien a la marca. En temas de aspecto, creo que el Note 5 sigue siendo uno de los mejores diseños del mercado cuando de “gigantófonos” se trata.

 

IMG_0215.jpg

 

El Mate 8 trae al poderoso HiSilicon Kirin 950. Huawei es uno de los pocos fabricantes que opta por procesadores propios, en lugar de usar los convencionales Snapdragon de Qualcomm. Este chipset se comportó excelente en todas mis pruebas. Como todo procesador en Android, sufrió un poco durante la instalación inicial (la instalación de apps es uno de los procesos más exigentes para smartphones con Android), pero una vez que todo estaba configurado con mis apps favoritas, el teléfono jamás sufrió de lag. Eso si, lo estuve utilizando en modo “Performance”, que hace trabajar al máximo a los núcleos cuando se necesita a costa de un poco de batería extra, pero como veremos en la sección de autonomía, esto no fue problema.

El Mate 8 trae nuevamente al lector dactilar en la parte posterior, y no tuve problema alguno con velocidad y porcentaje de reconocimiento. Personalmente, me parece el lugar ideal para un lector de huellas dactilares pues es la zona donde nuestro dedo índice suele descansar. Pero por otro lado, si suelen dejar por más tiempo el smartphone en la mesa, esto implica tener que levantarlo para desbloquearlo con el lector de huellas2

 

Pantalla

IMG_0210.jpg

A pesar de “sólo” ser una pantalla Full HD, la calidad de imagen de la misma es excelente. No pude discernir pixeles individuales en la pantalla usándola a una distancia convencional.

Para usos “normales”, una pantalla de 6.0″ no necesita realmente utilizar un panel Quad HD porque las diferencias no son realmente notorias. Aquí, temas como saturación de colores, fidelidad de tonalidades valen más.

Donde un panel Quad HD – de mayor resolución – si importa, es en el uso de VR o realidad virtual. Usar cascos de VR – como el Gear VR o el Google Cardboard – sí ponen en evidencia la necesidad de pantallas de mayor resolución (pues nuestros ojos están a escasos centímetros de la pantalla). Pero si el VR no les  interesa, y planean utilizar a este teléfono como una herramienta de entretenimiento convencional, o de trabajo, la pantalla Super LCD del Huawei Mate 8 es simplemnete excelente.

IMG_0220.jpg

Diría que es comparable a la del LG V10, que tiene uno de los mejores paneles LCD del mercado. Y debido a que está protegido por vidrio 2.5D, la ligera curvatura que tenemos a los bordes de la pantalla hacen que interactuar con el display sea un verdadero placer.

Simplemente excelente.

 

Cámara

IMG_0228.jpg

La cámara del Huawei Mate 8 utiliza un sensor de 16 Megapixeles fabricado por Sony. Específicamente, el IMX298, con una apertura f/2.0. La cámara e smuy buena y gracias a la apertura, podemos capturar imágenes de noche sin mucho problema o “ruido” en la imagen.

En cuanto a calidad de imagen, es bastante buena. No llega a superar lo que podemos obtener con otros smartphones que se especializan en ello (como el mismo Huawei P9, o el Galaxy S7, por ejemplo). Pero no lo duden: podrán capturar imágenes de muy buena calidad.

Huawei incluye también estabilización óptica de imagen – OIS – que resulta muy útil cuando estamos capturando fotos con poca luz, o estabiliza la imagen cuando estamos grabando video (y así evitar las “tembladeras”).

Eso si: no podrán grabar videos en 4K. El Mate 8 se limita a videos en Full HD nada más.

 

Batería

IMG_0233.jpg

Excepcional. El Mate 8 me ha dado la mejor duración de batería que cualquier otro smartphone que haya probado. Superando incluso al del Moto X Force, que traía una generosa batería de 3750 mAh, en una pantalla relativamente chica.

Huawei consigue esto grancias a una combinación de modificaciones en software (ahorro de energía y cerrado de apps pesadas cuando la pantalla está apagado), junto a “Doze” de Android 6.0 Marshmallow (que evita que el teléfono mantenga demasiados procesos abiertos cuando el teléfono está reposando sobre una mesa y con la pantalla apagada), y por supuesto, la enorme batería de 4,000 mAh y una resolución de 1920x1080p.

La duración de batería es excelente, y es uno de los pocos smartphones con los que me sentí lo suficientemente cómodo de desactivar el porcentaje de batería; despreocupándome por completo del tema.

 

Software

Si, tenemos a Android 6 (Marshmallow) en el Mate 8, pero al menos en un primer vistazo, es difícil reconocerlo. Esto se debe a que Huawei incorpora a su Emotion UI (EMUI), modificando casi todo aspecto de la interfaz de usuario de Android, dándole un toque distintivo.

IMG_0188.jpg

EMUI trae consigo buenos cambios. Como lo mantengo desde hace tiempo, me gusta todo el tema del “timeline” de notificaciones; es mucho más legible que stock Android. Pero hay otras modificaciones, como el launcher – la interfaz para lanzar aplicaciones – que ofrecen una experiencia inferior. No tenemos el “cajón” de apps y, personalmente, no lo extraño. Pero es una experiencia tan esencial de Android, sobre todo si vienen de otro smartphone con un launcher típico, que seguramente les resultará extraño. La interfaz de multi-tasking también varía. En lugar de mostrarse como un índice de tarjetas, se muestra una interfaz muy similar a la del iPhone.

Afortunadamente, cambiar de Launcher es sencillo (Ajustes / Apps / Avanzado / Aplicaciones por Defecto / Launcher) y una vez hecho el cambio, este es permanente. Con eso, nos deshacemos de algunas de las molestias del sistema operativo.

Pero por otro lado, tenemos modificaciones que valen la pena. Como el constante monitoreo de apps que consumen demasiados recursos y que ayudan a prolongar la duración de batería. O la posibilidad de cambiar el “perfil” del teléfono, para hacerlo trabajar más duro cuando lo necesitamos (performance), o dejarlo en un modo inteligente, que prolongará la duración de batería. O la posibilidad de modificar el DPI del smartphone para que así podamos aprovechar tremenda pantalla. Es decir, en lugar de simplemente “agrandar” todos los objetos que se muestran (texto en apps, botones), podemos configurar al Mate 8 para que muestre más elementos, en lugar de más grandes. De esta manera, podemos hacer caber mucho más texto que en otros smartphones que sólo agrandan los elementos, como sucede, por ejemplo, con el V10 o Note 5.

Estas son opciones que Huawei ofrece en su smartphone, que ni siquiera podríamos utilizar en otro smartphone. Incluso teléfonos de Google (Nexus) requerirían acceso root para poder modificar el DPI.

EMUI, por lo tanto, es un arma de doble filo. Por un lado, expone opciones avanzadas que no hace Android, dándonos mayor control sobre algunos aspectos, pero por otro, no ofrece una interfaz tan elegante como lo es stock Android.

 

Veredicto

IMG_0240.jpg

Y ese es un buen punto para resumir al Mate 8: No se trata del smartphone más atractivo, ni tiene el software más elegante. Pero si tuviera que elegir un smartphone para trabajar, para completar tareas, para usarlo como una verdadera herramienta de trabajo, el Mate 8 es el que más se acerca al ideal de un híbrido de tablet y smartphone.

El Huawei Mate 8 resulta un dispositivo perfecto, si lo que más valoran es el rendimiento, autonomía, y una pantalla grande.

 

 


  1.  básicamente la cara del teléfono, desde donde lanzamos aplicaciones y colocamos widgets. 
  2. A diferencia de un lector de huellas dactilares frontal, que puede ser desbloqueado estando en el bolsillo o escritorio, pero requiere que movamos más la mano para poder acceder a este. 
  • Francisco Zapata

    Excelente análisis! Y eso que soy de la competencia con un Lumia 950XL.