No, las nuevas Macbook de 12” no tienen verdaderos procesadore Core i5

Ayer tuvimos una WWDC cargada de noticias y novedades por todos lados. Se anunció a iOS 11, que trae consigo una enorme cantidad de cambios significativos al sistema operativo. Se mostraron nuevos iPad Pros destinados a sacarle el máximo provecho a este sistema operativo. Y por supuesto, se anunciaron nuevas iMacs, mucho más poderosas que la generación anterior.

Las Macbook Pros recibieron una breve mención, señalando que habían sido actualizadas a Kaby Lake (que ofrecen una mejora en rendimiento tan ínfima frente a la generación anterior, que no resultaba tan relevante), además de obtener SSDs incluso más veloces que la generación anterior. Además, se lanzó un modelo de entrada con la Macbook Pro de 13” a un precio menor, pues ahora está disponible desde $1,299 (en lugar de $1,499), pero con un SSD de 128 GBs.

Otra que recibió un upgrade sin gran mención, fue la Macbook de 12”, la más delgada y pequeña de todas las laptops de Apple. Algo que puede generar confusión para los posibles compradores, sin embargo, es que ahora la encontraremos como si tuviese un procesador Intel Core i5, en lugar del m5

No se dejen engañar; a pesar del cambio de nombre, el procesador sigue siendo uno de bajo consumo energético y menor rendimiento que un Core i5 tradicional. Por qué el cambio de nombre? Pues porque a pesar de que se tratan de los mismos procesadores de bajo consumo, Intel decidió cambiar el nombre del core m5 y core m7 y meterlos a su línea “i”.

La línea de Core i5 y Core i7 suele ser más poderosa porque puede ser ventilada activamente (con un ventilador directo), mientras que la línea “M”, como el Core M3 (que todavía existe) y el Core M5 y Core M7 (ahora reemplazados por “i5” y i7”), son ventilados pasivamente. Es decir, no usan un ventilador, no pueden generar tanto calor y, por lo tanto, el performance es inferior. Con el cambio de nombre uno podría pensar que estas Macbooks de 12” tienen procesadores mucho más poderosos cuando en realidad, siguen teniendo CPUS con un poder computacional inferior a un verdadero Core i5 o Core i7.

Si la Macbook de 12” es uno de los primeros productos afectados por esta terrible manera de nombrar a los productos que tiene Intel, confundiendo a sus usuarios.

En resumen, entonces, no se fíen ahora si ven computadoras extra-livianas que ostentan procesadores Core i5 o Core i7, especialmente si lo que buscan es el mayor poder de rendimiento. Puede que detrás de este nombre, se encuentre un procesador de bajo consumo. Por supuesto, no tienen nada de malo; son procesadores que cumplen muy bien el trabajo para el que fueron diseñados, y son una excelente alternativa si lo que se busca en una laptop es, principalmente, la mayor portabilidad posible. Los procesadores Core m5 y Core m7 que se hacen pasar por Core i5 y Core i7 suelen tener la “Y” en sus nombres. Por ejemplo: i7-7Y75, i5-7Y54.

Ya lo saben; puede que la nueva Macbook parezca un enorme upgrade frente a los modelos anteriores por ostentar un procesador Core i5, pero la realidad, es que Intel ha tratado de confundir al mercado con los cambios de nombre que aplicó a finales del año pasado. Kaby Lake no es más que un pequeño upgrade frente a la generación anterior de procesadores, como ocurre con Intel desde hace ya varios años.