Así que ya saben, la próxima vez que familiares, amigos, enamorada, digan “hey, deja de jugar tanto xxxxxx (reemplazar por Winning Eleven, Halo, Battlefield, etc)”, tu sólo sonríe y murmura bajito, antisocial-y sarcásticamente, “ja, veremos quien tiene alzheimer al final!”.

Ok, bueno, quizás sea mala idea. Pero un estudio realizado por canadienses a 100 estudiantes universitarios en Toronto, ha encontrado que los que juegan videogames, superan, de lejos, a los que no, en varios tests mentales. La psicóloga Ellen Bialystok, dijo al respecto: “Las personas que eran videojugadores hicieron los tests más rápido y mejor. Esos que eran bilingües y adictos a los videojuegos, obtuvieron un mejor puntaje- particularmente en las pruebas más difíciles”

Un estudio de imágenes cerebrales, sacado esta semana, muestra que la inhabilidad física de silenciar el “ruido mental” es lo que finalmente, vuelve a los ancianos presas de distracciones e incapaces de realizar diferentes tareas a la vez. Éstos pierden la habilidad de hacer funcionar ciertas regiones del cerebro, tales como el lóbulo frontal, necesaria para concetrarse en una tarea, y de “apagar” ciertas regiones internas que están más activas cuando una persona se encuentra haciendo nada.

Por el contrario, las imágenes cerebrales de las personas entre los 20 y 30 años, demostraron mayor capacidad de concentración, y un “efecto serrucho” entre activar y desactivar las regiones cerebrales, para lograr una más rápida concentración en una tarea.

“Los jóvenes utilizan varios aparatos todo el rato, en el mismo momento, que podría hacer una diferencia cuando envejezcan, tal como lo hace el hecho de ser bilingües. Sabemos que la práctica cambia el cerebro, quizás esos chicos que juegan videogames, serán los mejores en un futuro, cuando deban filtrar distracciones” – dijo la doctora Cheryl Grade, del Instituto de Investigación Rotman.

Para leer el artículo completo, con ejemplos, y demás, vayan a Theglobeandmail