Claro, casi 3 GB de espacio es bastante… pero a veces, no suficiente. Sobre todo si recibimos a menudo attachments gigantescos, videos, música, o lo que sea.

Y por lo tanto, quizás la idea de “nunca borres otro mail” de Google no sea muy aplicable.

Un lector de Lifehacker tiene un genial tip para resolver este problema, si es que estamos llegando ya al límite de espacio:

Debido a que Gmail utiliza comandos similares a los utilizables en Google (ver comandos avanzados para busquedas en google), es posible utilizar el operador has:attachment para ver los mensajes que tengan, bueno, un archivo adjunto

Pero eso no es todo. Si ponemos has:attachment before:2005/12/31, Gmail mostrará todos los archivos adjuntos incluidos en mensajes del año pasado, que podrían ser innecesarios para la actualidad.

link al articulo original

Otra opción? Pues utilizar una aplicación como Outlook, Thunderbird, y configurar Gmail para que envíe los mensajes ahí. De esta manera, guardamos los mensajes de manera local, utilizando Gmail para revisarlo cuando no nos encontremos en casa y, al final del día, abrimos Outlook (o Thunderbird), descargamos todos los mensajes, y limpiamos el Gmail…. Claro que esto ya es ir de un extremo al otro, y le quita bastante funcionalidad, pero no sería mala idea almacenar los mensajes de años anteriores, por ejemplo.

  • Buen dato, Arturo. Un pequeño detalle, para ver nuestros mensajes con adjuntos anteriores al 2006 el comando es:
    has:attachment before:2005/12/31

    (con dos puntos : entre before y la fecha.)

  • gracias por el dato luis, lo arreglaré 😉