Parece que LG se guarda ahora sus teléfonos principales, los que suelen ganar premios, para la segunda mitad del año. Después de un decepcionante LG G5, el LG V20, sucesor de nuestro smartphone favorito del 2015, el V10, viene recargado de funciones que bien podrían convertirlo en el smartphone predilecto de todo “Power User” este 2016.

 

LG V20

Con el V10, LG se arriesgó a innovar bastante, dándonos al primer smartphone con una cámara frontal dual, y una pantalla secundaria para mostrar notificaciones. Es el smartphone con el que LG se atrevió a experimentar. Este sentimiento de experimentación continuó con el G5 que, lamentablemente, no fue tan exitoso. Con el V20, las cosas han cambiado: el V20 se trata más de refinar al equipo anterior; no de dar un atrevido salto hacia adelante. Pero, con la pobre recepción que tuvo el G5, este perfeccionamiento conseguido con el V20 es lo que LG necesitaba. Y lo que nosotros también necesitábamos.

El V20 cuenta con una pantalla de 5.7″ Quad HD, de las mismas dimensiones que el equipo anterior. A esto, se le suma una cámara dual trasera idéntica a la que tuvimos en el G5. Esto significa que tenemos a la buena cámara de 16 megapixeles con una apertura de f/1.8, y la divertida cámara “wide angle” que nos dará fotos a lo “Go Pro”. No tiene la mejor calidad del mundo, pero sí nos permite obtener una perspectiva única, inalcanzable por ningún otro smartphone.

Ahora, el V10 incluía esta doble cámara en la parte frontal. En esta oportunidad, las cámaras duales frontales están ausentes del V20, pero no perdemos la capacidad de conseguir una toma Wide, sólo que un sólo lente se encarga de conseguir este efecto, gracias al sensor frontal de 5 megapixeles con una apertura f/1.9. Para resumir, entonces, tenemos tres cámaras en el V20, pero con la posibilidad de conseguir dos ángulos diferentes con una misma cámara en la sección frontal.

En esta oportunidad, tenemos también al procesador Snapdragon 820 de Qualcomm en el smartphone. El año pasado LG optó por ir por el Snapdragon 808 que, aunque no era un mal chipset, sí era inferior en poder computacional al 810. Tener el Snapdragon 820 en el LG V20 nos asegura un excelente rendimiento en todo sentido.

Otro aspecto que llama bastante la atención, y que es un espacio en el que el V10 también dejó huella, es el tema de calidad de audio. En esta oportunidad, tenemos un DAC (Digital to Analog Converter, el chip encargado de convertir nuestra música digital, en señal analógica para nuestros audífonos) de 32 bits. Teniendo en cuenta el excelente DAC que teníamos en el V10, y la excepcional calidad mostrada por el módulo B&O en el G5, me alegra ver cómo LG sigue siendo uno de los pocos fabricantes grandes de smartphones preocupados por la buena calidad de audio.

Otro aspecto que se mantiene del V10, es la pantalla secundaria. Personalmente, nunca le encontré mucha utilidad, salvo para mostrar notificaciones constantemente. El problema? Que cuando la pantalla principal estaba apagada, la pantalla secundaria permanecía tan oscura como para ser difícil de notar en la mayoría de situaciones. Esto está siendo remediado por LG con el V20, al aumentarle el brillo a la pantalla secundaria y dándole un mejor contraste. También se ha mejorado el software para mejorar las notificaciones que recibimos.

Por último, el tema que me preocupa de este smartphone: la batería. LG no ofrece un smartphone con buena duración de batería desde el LG G2, y parece que esta tendencia continuará con el V20. En una época en donde estamos acostumbrados a ver smartphones de 5.5″ con baterías de 3,600 mAh, LG ha decidido incluir una batería de tan sólo 3,200 mAh para una pantalla de 5.7″; es decir, un incremento de sólo 200 mAh frente al modelo del año pasado. Teniendo en cuenta cómo la batería del V10 se desvanecía rápidamente, es una pena que LG no haya optado por una batería de mayor tamaño, como 4,000 mAh o, aunque sea, 3,600 (como el S7 Edge). A menos que LG haya hecho magia con las optimizaciones en software, es difícil creer que hayan muchas mejoras en la autonomía del teléfono.

Pero para no terminar la nota en un aspecto negativo, déjenme decirles algo: a pesar de que LG no tuvo el hit que se esperaba con el G5, el V20 bien puede ser el teléfono que todos esperábamos; un smartphone que pueda hacerle la competencia al Samsung Note 7, al ofrecernos un teléfono perfecto para el usuario más exigente.

En un primer vistazo, lo único que le reprocharía a LG de este smartphone, es la batería de pequeño tamaño, y la falta de impermeabilidad del teléfono, algo que he llegado a apreciar con los smartphones de Sony y Samsung. Pero sí, es definitivamente un smartphone que estoy ansioso de probar, y uno que se perfila a estar entre los más interesantes del año.

Para resumir, entonces, tenemos un smartphone con:

  • Snapdragon 820
  • 4 GBs de RAM
  • 64 GBs de Almacenamiento
  • 3 cámaras: dos traseras – una de 16 MP f/1.9, otra de 8 MP f/2.4 – y una frontal de 5MP y f/1.9
  • Android 7.0 Nougat, el primer smartphone del 2016 que ya viene con este sistema operativo.
  • Disponible en “Titan, Silver y Pink”