LG G6, Seis Meses Después. Long Term Review.

Hace seis meses ya, en mayo del 2017, se lanzó el LG G6 en Perú con una suculenta oferta: los primeros en comprarlo, se llevaban una TV de regalo. Hicimos la reseña del equipo aquí e incluso tenemos el video por aquí:

El teléfono se ha quedado conmigo, y desde entonces, lo he llevado a múltiples viajes, he podido experimentar más con el teléfono, y sobre todo, he podido usarlo más tiempo que el típico periodo del review, lo que me da la posibilidad de juzgarlo con mayor precisión. Entonces…

Seis meses después de haberse lanzado, vale la pena comprar el LG G6?

Para recapitular la reseña del LG G6 (pueden leerla completa aquí), esta fue mi conclusión:

Me encantó mi tiempo con el LG G6. Siento que LG ha logrado enmendar todos los errores cometidos con el LG G5 SE dándonos un teléfono bastante sólido en términos generales. Sí, uno podría quejarse de no tener al más reciente procesador de Qualcomm (al Snapdragon 835), pero ya hemos visto que las diferencias son ínfimas. Lo que me hubiera gustado ver? Mayor espacio de almacenamiento.

Pero aparte de estas pequeñas quejas, el G6 realmente me sorprendió; es una de las propuestas más sólidas que he visto en lo que va del año, y definitivamente un verdadero “comeback” para LG. Con el G5, a pesar de su divertida cámara, me resultaba muy difícil recomendarlo. El G6, por otro lado, es una excelente opción para muchas personas.

 Falta de actualizaciones de seguridad

Seis meses después, siento que algunas cosas han cambiado. Mi primera gran crítica es la falta de actualizaciones por parte de LG. El teléfono JAMÁS obtuvo un update hasta el día de hoy, incluyendo uno que nos traía la función de “face unlock” que fue lanzado en otros mercados. Pero la preocupación no sólo reside en temas de funciones agregadas posteriormente: el teléfono sigue con el parche de seguridad de marzo del 2017, lo cual deja al teléfono vulnerable a muchos ataques que han sido descubiertos desde entonces. La falta de actualizaciones en Android es algo que plaga al sistema operativo de Google desde hace años, sí, pero hoy, en el 2017, es algo a lo que deberíamos darle mayor importancia. Hace poco vimos todo el proceso por el que tiene que pasar una actualización importante de Android y sin duda, estos parches de seguridad también tienen un proceso extenso, aunque menos complicado. Pero es una verdadera lástima que incluso para cosas tan importantes como la seguridad de nuestros dispositivos, no haya una solución actual. Ahora, el G6 sigue con una de las versiones más recientes de Android, Android 7.0 (Nougat), así que en parte estamos protegidos.

 La cámara sigue siendo una de las más divertidas, pero de noche sufre

Paucartambo con el LG G6, Galaxy S8, y Huawei P10

Al LG G6 lo llevé conmigo, junto al Galaxy S8+ a unas vacaciones en Paucartambo – un pequeño pueblo cerca a Cusco. Ahí pude probar la cámara en todo tipo de condiciones, y me encantó utilizar su lente gran angular. LG ofrece un sistema doble cámara diferente a la competencia. Donde Samsung y Apple ofrecen un lente telephoto (con más acercamiento o zoom) además del lente regular, y Huawei nos da un sensor monocromático adicional para mejorar la calidad de fotos, LG opta por un lente secundario gran angular, que se asemeja a la perspectiva que obtenemos en una GoPro o cámara de acción, y resulta muy práctico cuando estamos fotografiando o filmando paisajes, grupos de gente y más. Aquí tienen una explicación detallada de ello:

Es gracias a este lente, que terminé prefiriendo al G6 para estas vacaciones; cada escena, cada foto se veía, sobre todo de paisajes, funcionaba mejor con este lente gran angular. Además, ayuda bastante poder mostrar más contenido, gracias a este lente. El G6 tiene una de las cámaras más divertidas y prácticas. Aquí tienen un video grabado con el G6:

Cuando se trata de calidad de imagen, o rendimiento durante la noche, sin embargo, es donde el G6 se queda corto. La cámara gran angular es divertida y una mejora importante frente a la del G5, pero el rendimiento de ambas cámaras de noche deja mucho que desear. Las fotos salen oscuras, ruidosas y tenemos que permanecer totalmente estáticos si queremos capturar algo. En estos casos, teléfonos como el S8, Mate 10 Pro, o iPhones obtienen una mejor calidad. Y la cámara frontal es también inferior a cualquier otra de la competencia en gama alta, dándonos 5 megapixeles y un sensor pequeño que sufre por la noche. Si tienen poca iluminación o sus fotos suelen ocurrir de noche, el G6 los decepcionará.

De día, o con buena iluminación, sin embargo, es capaz de conseguir espectaculares fotos.

 Lentitud y batería

No he reseteado al G6 y lo he usado continuamente (a veces semanas completas, a veces un par de días por semana, pero sí se ha mantenido en mi rotación de teléfonos) y sí, he notado algo de lentitud, sobre todo navegando la interfaz.

El Snapdragon 821 que tiene el teléfono sigue siendo un excelente procesador, capaz de correr todo tipo de apps y juegos sin problemas, y continúa haciéndolo. Pero he notado que, tras 6 meses de uso, el salto entre aplicaciones muestra un poco de lag. A veces despertar al teléfono con el sensor de huellas dactilares ocasiona que la pantalla se quede en negro unos segundos antes de encenderse.

Nada grave, pero también es porque suelo correr SD Maid, una aplicación de limpieza para el teléfono, regularmente (está programado para ejecutarse una vez por semana). Las cosas estarían peor si no lo hiciera. En este sentido, estoy un poco decepcionado a que el teléfono no haya logrado mantener su performance, como si me ha ocurrido con otros teléfonos, como el Mate 9 / P10 de Huawei, o el S8 de Samsung (aunque este último tiene menos tiempo de uso aún).

La batería se mantiene igual a cuando lo reseñé: no es mala, pero no es la mejor. El LG G6 tiene una batería de 3,000 mAh que debería darnos una duración decente, pero el Snapdragon 821, el procesador del teléfono, consume buena cantidad de esos recursos, junto a su pantalla QHD+. Entre ambos, hacen que el equipo sólo tenga en promedio unas 3:30 a 4 horas de Screen On Time, lo cual está en el promedio.

 Conclusión: Vale la pena, seis meses después?

Si lo encuentran en una buena promoción, el LG G6 sigue siendo una muy sólida propuesta de teléfono. Si es que se resignan al hecho de que quizás nunca reciban una actualización más. Aquí es donde Samsung y Huawei (y por supuesto, Apple), tienen una ventaja frente a LG: actualizar un Galaxy a la más reciente versión de Android, sobre-pasando a la operadora, es un proceso sencillísimo que vimos aquí. Lo mismo es posible con teléfonos Huawei, con un poco más de esfuerzo, pero ninguna complicación. Esto, en esencia, nos permite actualizar el teléfono a la más reciente versión apenas salga esta en cualquier parte del mundo. LG no corre la misma suerte; estuve investigando por buen tiempo y el proceso para actualizarlo es un dolor de cabeza; es un proceso más complejo que la mayoría no deseará hacer.

Además, cabe señalar que, desde entonces, el mercado se ha visto poblado de teléfonos que ofrecen un mejor procesador, mejor autonomía, mejor diseño que el LG G6. El S8, por ejemplo, me sigue pareciendo un teléfono superior al G6 en general.

Pero el G6 sigue ofreciendo algo único a través de su cámara que ningún otro teléfono ofrece. El lente gran angular, junto con la protección IP67 del equipo – resistencia al agua y polvo – hizo que me diera la suficiente confianza, básicamente, de usarla como una GoPro: de llevarla a todos lados, y grabarlo todo. Es por eso que el G6 se ha mantenido en mi rotación de teléfonos actuales: no hay otro equipo que ofrezca una cámara como la del G6.

Vale la pena? Si lo encuentran en una buena promoción, sí. El teléfono sigue teniendo un buen procesador, la cámara sigue siendo única en el mercado. Sí, LG ha lanzado un nuevo teléfono en la línea “V” – que suele ser superior a la línea G – con el V30, pero este teléfono parece que no será lanzado en la región y, pues, se ha visto plagado de problemas con su pantalla (LG volvió a usar pantallas OLED y hay muchos equipos con defectos). El G6 sigue siendo la apuesta segura, y 6 meses después, se mantiene como un sólido teléfono. Sólido performance, buena pantalla y divertida cámara, lo hacen merecedor de una recomendación, aún.

No more articles