LG G6 Review. De vuelta a la Competencia (VIDEO) #LGG6

LG no ha tenido la mejor de las suertes en los últimos años. Desde problemas de recalentamiento, batería, a casos de “boot loop”1, a un LG G5, el año pasado, que se atrevió a arriesgar bastante, apostando por un teléfono modular que dejó que desear y no convenció a nadie2 (y encima, llegó con severas limitaciones a Latinoamérica, ofreciendo un procesador más débil, con el modelo “SE” lanzado en la región).

Este año, LG demuestra que ha aprendido de sus errores y nos trae su mejor teléfono en muchísimo tiempo. Con el G6, LG regresa a la batalla para intentar convertirse en el mejor teléfono de gama alta. Nuevamente, LG pertenece a la misma conversación donde ya tenemos a conocidos rivales como Apple, Huawei y Samsung.

Lo más importante? Que en esta oportunidad LG no está subestimando a Latinoamérica, ya que recibiremos a un teléfono con el mismo poder de procesamiento que el resto del mundo, no una versión limitada, como ocurrió con el LG G5 SE

 Diseño Industrial

Por donde se le mire, el G6 es hermoso. Abandonando el cuerpo “pseudo-metálico” del G5 (que más parecía plástico), LG nos sorprende con un teléfono que es vidrio por todos lados. Tenemos Gorilla Glass 5 en la parte trasera y Gorilla Glass 3 en la parte frontal. Por qué esta diferencia? Como habíamos analizado en el pasado, Corning ha decidido modificar la aleación de su Gorilla Glass y nuevas generaciones son más fáciles de rayar que las antiguas, pero más resistentes a las caídas. Por lo tanto, LG, inteligentemente, ha puesto al vidrio más resistente a caídas / menos resistente a rayaduras en la parte trasera (donde rayas no impiden la visibilidad de la pantalla), y un vidrio más resistente a rayaduras en la parte frontal. Esto significa que, si optan por no usar un protector de vidrio templado, no tendrán mayores problemas con las rayaduras en la pantalla. Me alegra bastante que LG haya optado por Gorilla Glass 3 en lugar del 5, ya que últimamente los teléfonos se rayan muy fácilmente.

La parte frontal está dominada por la excelente pantalla LCD Quad HD, la cámara frontal y los sensores de proximidad; mientras que la parte trasera aloja a las dos cámaras y el sensor de huellas dactilares. Los bordes son metálicos, lo que le dan cierta sensación de robustez al teléfono, con botones de volumen separados.

El teléfono se siente bastante bien en las manos, es cómodo de manipular con una sola mano, y los botones, incluyendo al sensor de huellas dactilares, son fáciles de alcanzar.

El único inconveniente de tener vidrio por todos lados, es que el teléfono es un imán de huellas dactilares. Especialmente con el teléfono de color negro que tengo para reseña. Por algo LG ha decidido incluir un pequeño paño en la caja; para que podamos limpiarlo constantemente. Pero la decisión de usar vidrio nos deja un teléfono mucho más fácil de sostener en las manos; teléfonos como el iPhone o el P10, con cuerpos de aluminio, son sumamente resbalosos. El vidrio, al ser un material más poroso, permanece firmemente en nuestras manos.

Pero también ayuda a que el teléfono en sí es mucho más delgado de lo que sus 5.7″ sugieren. Esto se debe a que el teléfono tiene una pantalla con un nuevo aspect ratio, o formato, que veremos en detalle a continuación.

 18:9 vs 16:9

El G6, junto al Galaxy S8, son dos teléfonos este año que han optado por ofrecer una pantalla más larga que lo usual. Durante años, en Smartphones, hemos estado usando el formato 16:9, que es el mismo que solemos ver en televisores, monitores de computadora y más. Es decir, 16 veces de ancho, por 9 veces de alto. Y en pantallas que usamos de manera horizontal la mayor parte del tiempo, tiene bastante sentido.

No para smartphones, sin embargo.

Piensen un momento en cómo usan sus teléfonos la mayor parte del tiempo, y notarán que casi todo el rato se encuentra de manera vertical. Ya sea scrolleando a través de Instagram, navegando entre noticias de nuestros amigos en Facebook, o simplemente leyendo un libro en la app de Kindle, o navegando en Chrome, lo cierto es que más usamos nuestro teléfono de manera vertical.

Teniendo esto en cuenta, LG ha decidido darnos un teléfono con un formato 18:9 (o 2:1), lo que significa que es dos veces de alto por una de ancho. Y comparado a otros smartphones, significa que ganamos más espacio vertical, mientras que el teléfono mantiene un ancho similar al de un teléfono de 5.2”, pero nos da una pantalla capaz de mostrar más contenido vertical.

Comparándolo a otros teléfonos el LG G6 ofrece dimensiones muy similares a las del G5, pero con una pantalla más grande (G5: 5.3”, G6: 5.7”)

Aquí lo tienen en comparación al iPhone 7 Plus

3

En la práctica, tenemos una experiencia mucho más inmersiva; no me tomó nada acostumbrarme al nuevo formato y, de hecho, lo extrañaba cada vez que pasaba a usar otro teléfono con el formato de 16:9. Eso si, les recomiendo añadir un botón adicional al G6 en la parte inferior para poder mostrar las notificaciones, porque esos centímetros extra de altura hacen que alcanzar la parte superior sea un poco más difícil.

 Pantalla

La pantalla es hermosa. El LCD utilizado por LG es brillante y colorido, mostrándonos tonos menos saturados que los de una pantalla AMOLED. Esto, combinado a la resolción QHD de la pantalla la hacen una de las mejores pantallas del mercado.

De hecho, el G6 es el primer teléfono en implementar Dolby Vision, gracias a la pantalla con soporte HDR que tenemos en el equipo. Y Netflix ya ha anunciado que muy pronto mostrará contenido en HDR en el G6, el único teléfono, de momento, en ofrecer soporte para este tipo de contenido. HDR es algo que estamos viendo en televisores de gama alta desde el año pasado, y es algo que mejora la calidad de imagen de manera significativa. En esencia, tenemos una pantalla capaz de mostrar una mayor gama de colores y tonalidades, que queda en evidencia cuando ponemos contenido en HDR contra un teléfono que no ofrece esta tecnología. Como toda tecnología de pantallas, es difícil transmitir las diferencias en palabras o imágenes. Solamente déjenme decirles que no estarán decepcionados en la calidad de imagen que pueden obtener del G6

Cámara

Cómo ha mejorado el sistema de cámaras duales! Presentado inicialmente con el G5, el LG G6 ostenta también dos cámaras, una con un ángulo de visión “convencional”, al que estamos acostumbrados en las cámaras de celulares, pero adicionalmente, tenemos también una cámara secundaria con un lente gran angular – muy parecido al de las cámaras de acción como las GoPro – que nos permiten obtener fotos únicas con este teléfono.

En el G5, esta cámara secundaria era divertida – pues era una perspectiva totalmente diferente a la que solemos obtener – pero la calidad de imagen dejaba mucho que desear. En el G6, LG ha optado por un mejor sensor, ha aumentado la cantidad de megapixeles (de 8 a 13) y como resultado, tenemos una mejor calidad de imagen en general.

Un beneficio de que ambas cámaras tengan la misma cantidad de megapixeles, es que ahora el salto de una cámara a la otra (cuando hacemos “zoom” en la imagen) es mucho menos brusco cuando estamos grabando video. Es notorio aún, sí, pero no tanto como antes.

En situaciones iluminadas, la cámara del LG G6 es excelente, llegando a rivalizar sin problemas a otros smartphones con excelentes cámaras como el P10, el iPhone 7 Plus, el Galaxy S7, y demás. De noche, la cámara principal del G6 se comporta bastante bien, aunque a veces es necesario recurrir al “Pro Mode” o “modo Pro” para poder sacar la mejor foto posible. La segunda cámara, la gran angular, al recibir menos luz por su menor apertura (es f/2.4) y carecer de estabilización óptica – que sí tiene la cámara principal – no es muy práctica para situaciones con iluminación pobre.

La cámara de selfies es también muy buena, pues tenemos un lente angular capaz de hacer caber a múltiples personas o gran parte de una escena en la foto. Lo malo de la cámara es que el lente no es muy luminoso (f/2.2), lo cual no nos permitirá tomar muy buenos selfies de noche.

La calidad de video es también muy buena, donde la estabilización de imagen (óptica) funcionaba bastante bien incluso en Ultra HD.

En resumen, tenemos una cámara sólida, que ha mejorado mucho en comparación a la del LG G5. A mi parecer, sin embargo, la cámara principal sigue siendo inferior a la de alternativas como la del P10 o S7 / S8 de Samsung. Pero por otro lado, la segunda cámara, la gran angular, es tan divertida, y nos permite conseguir fotos tan únicas, que es muy fácil de recomendar sólo por este aspecto. Y si combinamos la resistencia al agua y polvo (es IP68) del G6 con esta cámara, pues tenemos una excelente alternativa a estar cargando con nosotros una GoPro!

Batería

El punto flaco no sólo del G6, sino de todos los teléfonos de LG en los últimos años. A pesar de tener un teléfono relativamente grueso (7.9mm, mientras que el G5 era 7.3mm), y tener una pantalla relativamente grande, luminosa, y con una gran densidad de pixeles, tenemos una batería de 3,300 mAh. Para teléfonos con un tamaño de pantalla equivalente (que vendrían a ser equipos con una pantalla de 5.5”, por ejemplo), es casi común ver baterías de 3,500 mAh o más.

Y puede que con gran eficiencia se consiga exprimir al máximo esa batería de 3,500 mAh, pero no es el caso del LG G6. Con mi uso, que es bastante pesado, tenía que recargar al teléfono alrededor de las 4 o 5 de la tarde, dándome un total de 4:30 a 5:30 horas de Screen on Time (SOT). Cuando hoy en día tenemos teléfonos que ya nos dan 6 o 7 horas de SOT, fue un poco decepcionante ver que LG no ha hecho grandes progresos en ello.

Donde el teléfono destaca, es en su excelente consumo en stand by. Si dejamos al teléfono sin usar, el consumo de energía es mínimo. Y créanme, ver un teléfono que consuma poco en desuso es algo poco común en Android. Incluso después de 3 o 4 horas de dejar al teléfono, este sólo había bajado un punto porcentual.

Es cuando lo usamos, sin embargo, que el consumo se dispara. Quizás por la pantalla más brillante, el procesador más potente, o una combinación de ambos, pero la autonomía del G6 dejó que desear.

Software

Desde hace algunas generaciones ya, LG no “sobre-carga” a sus teléfonos de apps, o cambia mucho la experiencia de Android. El G6 viene con Android 7.0 con el parche de seguridad actualizado a Marzo 1 (lamentablemente, no es la 7.1) y el sistema operativo en general se siente veloz, con una buena capacidad y nivel de respuesta.

Conclusión

Me encantó mi tiempo con el LG G6. Siento que LG ha logrado enmendar todos los errores cometidos con el LG G5 SE dándonos un teléfono bastante sólido en términos generales. Sí, uno podría quejarse de no tener al más reciente procesador de Qualcomm (al Snapdragon 835), pero ya hemos visto que las diferencias son ínfimas4. Lo que me hubiera gustado ver? Mayor espacio de almacenamiento. Estamos ante teléfonos de gama alta, donde el standard debería ser 64 GBs (dejando 32 GBs para la gama media, media – alta premium). Y si, tenemos un slot para MicroSD, pero todos sabemos que no es lo mismo. Yo, por defecto, uso, sólo con instalar mis alrededor de 90 aplicaciones típicas, aproximadamente el 65% del espacio libre del teléfono, lo cual me deja con poco espacio si quiero descargar juegos, o probar nuevas apps. Si, puedo almacenar todos mis videos y fotos a una tarjeta microSD, pero no es lo ideal. Ojalá el G7 traiga, por defecto, 64 GBs de almacenamiento como opción mínima.

Pero aparte de estas pequeñas quejas, el G6 realmente me sorprendió; es una de las propuestas más sólidas que he visto en lo que va del año, y definitivamente un verdadero “comeback” para LG. Con el G5, a pesar de su divertida cámara, me resultaba muy difícil recomendarlo. El G6, por otro lado, es una excelente opción para muchas personas.

Tienen dificultades para decidirse? Aquí les dejo con una lista de Pros y Contras

 Pros

  • Excelente pantalla, sumamente brillante y con colores vibrantes, reales
  • El formato 18:9 es realmente práctico en un teléfono, donde pasamos gran parte del día leyendo contenido en modo vertical.
  • Certificación IP68: resistente al agua y polvo. En esencia, puede ser sumergido hasta 3 metros, por 30 minutos (más sobre las certificaciones y lo que significan, aquí)
  • Una sólida cámara principal, y una cámara secundaria, gran angular, que nos dará una perspectiva única.
  • Un excelente diseño industrial, que se siente bien en las manos.
  • Sonido potente y claro, a pesar de no contar con parlantes estéreo.
  • Teléfono veloz, con un buen nivel de respuesta
  • Lector de huellas dactilares colocado en una posición cómoda, y es bastante rápido.
  • No recalienta, incluso bajo apps exigentes.

 Contras

  • La batería deja que desear; pudo ser mejor, teniendo en cuenta el grosor del teléfono.
  • A pesar de que el Snapdragon 821 es veloz, hubiera sido mejor ver el 835. Sobre todo si pensamos en la longevidad del teléfono y planeamos quedárnoslo por años.
  • Falta la opción de 64 GBs en lugar de sólo ofrecer 32 GBs
  • Android 7.0 en lugar de 7.1
  • Carece de características que sí han sido implementadas en otros mercados (Carga inalámbrica, Quad DAC)

 

 Specs

 Características LG G6
CPU Qualcomm Snapdragon 821
Pantalla 5.7” Quad HD (18:9)
Cámara Trasera Dual 13 MP (f/1.8 con estabilización óptica y phase detection AF) y 13 MP (f/2.4 sin AF)
Cámara Frontal 5 MP f/2.2
Memoria 4 GBs RAM
 Almacenamiento 32 GBS (expandibles vía microSD)
Batería3,300 mAh
Dimensiones 148.9 x 71.9 x 7.9 mm
Peso 163 gramos

 Mira cuánto ha mejorado LG! Mi reseña del LG G5 SE

LG G5 SE Review. El primer smartphone modular #LGG5SE

IP67, IP68. Cómo saber si el teléfono es resistente al agua o a prueba de agua?

  1. donde el teléfono, específicamente el LG G4 y V10, entraban en una etapa de reinicio permanente
  2. De hecho, el tema de la modularidad, que parecía prometedor, ha quedado prácticamente en el olvido, ahora que LG lo ha abandonado, Google lo ha dejado de lado, y Motorola no ha logrado producir nada convincente al respecto
  3. ambas imágenes cortesía de PhoneArena
  4. Qualcomm, lamentablemente, se está quedando en este aspecto; las diferencias de rendimiento entre sus chipsets, año a año, no son tan significativas como antes