LG ha conseguido posicionarse como uno de los fabricante más importantes de smartphones de gama alta. Esto, gracias a la excelente calidad de sus smartphones G2 y G3, que estuvieron entre nuestros favoritos en sus respectivos años de lanzamiento. El LG G4 continúa la lucha de sus antecesores por tratar de convertirse en el mejor smartphone del 2015. La pregunta es, logró LG crear el smartphone que todos deseamos este año?

Hardware

DSC08362

En nuestro unboxing, quedamos gratamente sorprendidos por el LG G4. Nuestra unidad de reseña, era el que contaba con la parte trasera de cuero negro, lo que le da una textura bastante única al equipo. Esta cubierta es reemplazable, uno de los puntos a destacar del equipo que, a diferencia de su principal rival, el S6 de Samsung, cuenta tanto con un panel trasero desmontable, como con una batería reemplazable por el usuario.
LG ha decidido mantener el diseño del G3 sin grandes modificaciones. Esto significa que tenemos un teléfono rectangular con una generosa pantalla de 5.5” con una resolución Quad HD, o 2560×1440. A diferencia del año pasado, donde el G3 fue uno de los primeros equipos en implementar esta resolución, ahora el hardware interno es lo suficientemente capaz de manejar una pantalla de tal resolución.

Por dentro, tenemos un Qualcomm Snapdragon 808 hexa-core (con 6 núcleos) con una velocidad de 1.8 Ghz. A este CPU, lo acompañan 3 GBs de RAM y una batería de 3,000 mAh. Como almacenamiento interno, tenemos 32 GB, que pueden ser expandidos vía microSD hasta 2 Terabytes. La ventaja de usar este procesador de Qualcomm en lugar del 810, es que, a diferencia del LG G Flex 2 y el HTC One M9, el teléfono no se recalienta. De hecho, el equipo mantuvo un excelente performance en todo tipo de tareas, casi nunca mostrando el odioso “lag”que suele acompañar a muchos dispositivos con Android, sin importar la tarea u aplicación. A diferencia del G3, el G4 tampoco sufrió de problemas de recalentamiento.

El Diseño

DSC08391

El diseño del LG G4 no trae principales novedades. El equipo ostenta una ligera curvatura, casi imperceptible al ojo. Esto, según LG, para mejorar la ergonomía del equipo.

A pesar de contar con una pantalla de 5.5” (que veremos más adelante), el equipo mantiene unas dimensiones bastante cómodas para ser manipulado fácilmente. En uso, se asemeja más a un teléfono de 5 pulgadas como el S6 o One M9, que tener que lidiar con el iPhone 6 Plus, el cual prácticamente exige ser utilizado con dos manos.

A pesar de la comodidad ofrecida, el diseño del LG G4 deja que desear. No es más que una leve actualización frente al G3. La gran novedad, es la posibilidad de cambiar la parte trasera del equipo por tres opciones: una parte trasera de plástico, otra metálica, y la de cuero. Sin embargo, a pesar de que el equipo que se nos entregó traía el llamativo cuero como parte del mismo , éste no llegó a sentirse tan bien en las manos como el S6 o el iPhone 6 Plus. No llega a sentirse lo suficientemente “premium”, en mi opinión.

El aspecto en general del equipo no dista mucho del G3, tampoco. LG ha optado por refinar el diseño del año anterior, en lugar de realizar un rediseño completo. Se extrañan características que otros equipos de gama alta también tienen, como el lector de huellas dactilares, o carga inalámbrica.

Si buscan el smartphone más atractivo, no lo encontrarán en el G4. No se ve mal, pero no hace nada importante para sobresalir del promedio

La pantalla

DSC08389

En cuanto a la pantalla, pues estamos frente a una de las mejores del año. No sólo es sumamente nítida, sino que cuenta con gran luminosidad. Tenemos una resolución de 2560×1440 – lo que se denomina Quad HD estos días – que hace que el texto mientras navegamos, los videos o películas que vemos, y los juegos, se vean maravillosamente.

Este equipo se beneficia al ser la segunda generación de pantallas QHD, lo que nos da una que es 25 más brillante, y con un rango dinámico mayor que el G3. Y se nota. Al ser un panel LCD, los colores se mantienen más pegados a la realidad que el panel AMOLED del S6, con tonos más naturales y no tan saturados.

En resumen, tenemos una excelente pantalla en el equipo, enfatizada aún más al contar con un panel de mayor tamaño que la competencia. El LG G4 tiene, después de todo, una pantalla de 5.5 pulgadas, contra las 5 o 5.1 de la competencia. Se ve genial.

 

El Rendimiento y Batería

DSC08366

LG sabiamente optó por el Snapdragon 808 en lugar de repetir el error de utilizar el 810 (conocido por sus problemas de recalentamiento y performance inferior) como sucedió con el G Flex 2.

Esto nos da un equipo que no se pone incómodamente caliente incluso cuando estamos jugando un juego con gráficos intensivos, y que no mostró lentitud en la mayoría de aplicaciones que le lanzamos encima. Existe cierto lag aún cuando estamos saltando entre múltiples apps. El multi-taskin es superior al Galaxy S6, pues no existe esa molesta demora que tenemos en el teléfono de bandera de Samsung.

Tenemos, por lo tanto, un equipo que nos da un excelente performance. Pero no un salto significativo frente a los equipos del 2014. Si estaban buscando un salto exponencial en performance con los equipos del año pasado, no lo encontrarán aquí. Pero si vienen de un equipo del 2013, sí verán una mejora sustancial.

La batería, sin embargo, deja que desear. El equipo necesitaba ser recargado a media tarde, como a las 4 o 5 pm, tras mi uso típico (que suele ser bastante intensivo). Es una pena que, debido a las mejoras en luminosidad y rendimiento, se haya dado un paso atrás este año con la duración de batería. Si bien es cierto que mantenemos una batería reemplazable (dándonos la opción de tener una batería extra y un cargador), decepciona que 3,000 mAh no lleguen a durarnos al menos, hasta la noche. En comparación, el iPhone 6 Plus que utilizo desde el año pasado, también con una pantalla de 5.5” y una batería ligeramente más pequeña (2,920 mAh), tranquilamente dura hasta la noche con uso intensivo.

Lo que sí me sorprendió, fue el tiempo de stand-by. Tras dejar el equipo sin cargar una noche, me sorprendí al día siguiente al notar que sólo había bajado un 2% del total, o de 98% a 96%. Este ha sido siempre un punto débil de Android, y me alegra ver que ha sido mejorado en el G4.

Lamentablemente, este tercer teléfono de gama alta sigue decepcionándonos en duración de batería. Tras el S6 y HTC One M9, ambos con baterías inferiores a sus predecesores, me decepcionó ver que lo mismo ocurría con el G4. Resumen: lleven con ustedes una batería extra, o el cargador.

 

Cámara

DSC08373

La mejor que he probado en Android a la fecha. Y superior a la del S6. Con el G4, tenemos una cámara que enfoca sumamente rápido y ofrece una calidad superior de imagen, gracias a su apertura de f/1.8. Imágenes en Macro, paisajes, retratos, y selfies, todos resultaban sumamente nítidos y vívidos.

LG se ha preocupado este año en mejorar la velocidad de carga de la cámara: ahora basta con presionar el botón de volumen hacia abajo dos veces – incluso con la pantalla apagada – y el G4 lanzará la app de cámara y tomará una foto.

Galería

Nota: Las dos primeras fotos fueron tomadas casi en total oscuridad. Ventajas del lente f/1.8 del G4.

Video Ejemplo

Software

 

DSC08357

Por fin LG ha recapacitado, y ha decidido dejar que Android funcione como debe, al no realizar grandes modificaciones al equipo. Como resultado, tenemos una versión de Android muy similar a la original, pero con mejoras que nos gustaría ver replicadas en Lollipop.

Un ejemplo de ello es el “doble toque en la pantalla”. Con dos toques, la pantalla se encenderá, sin tener que presionar el botón de Power. LG también incorpora smart settings, que nos permite activar o desactivar funciones de acuerdo a nuestra ubicación. Si estamos en casa, por ejemplo, el teléfono automáticamente se colocará en modo sonoro (saliendo del modo silencioso) y automáticamente activará el bluetooth, si así lo deseamos.

Leves mejoras, pero que hacen del teléfono, uno más inteligente.

Conclusión

DSC08386

El LG G4 es un excelente teléfono, que ofrece una válida alternativa de equipo frente al Galaxy S6 si están buscando uno de los mejores equipos del año.

Tenemos excelente performance, y características que el S6 ha decidido abandonar, como memoria expandible, y una batería reemplazable. La cámara del LG G4 es también excelente, una gran mejora frente a la del año pasado. convirtiéndolo en una opción ideal para todos aquellos que adoran tomar fotos.

Si bien la batería y diseño dejan que desear, el equipo está entre uno de nuestros favoritos del año.

  • Disqus

    A modo de sugerencia me gustaría que agregaras los benchmarks…. al final muchos de nosotros los usuarios nos gusta saber de este tipo de números, así como lo hacen en phonearena. He leído muchas reseñas y no se porqué los blogs en español no ponen estos datos en cambio en ingles si.