laxo sabadomingo

 

Monkey Kick Off

Recuerdan Nanaca Crash? Pues Monkey Kick Off es bastante similar. Al inicio veremos a un mono pateando una pelota (o bueno, un coco), y tenemos que hacer click en el instante preciso, para lograr la mayor cantidad de metros de distancia.

Carece de powerups o similares, así que básicamente, es lograr un buen timing, y eso es todo. Pero hey, al igual que Nanaca, este simple concepto (que vamos viendo desde el Track & Field de Nintendo) sigue siendo bastante divertido.

 

 

 

wpnFire

Otro juego con figuras compuestas de palitos, Y que también cuenta con la configuración de control típica de un FPS (teclas WASD para movernos, mouse para apuntar).

Los gráficos del juego están bastante buenos (sobre todo los escenarios), y ofrece la dificultad y variedad suficientes para no aburrirnos.

 

 

Toon Crisis

Creado por los geniales sujetos de Killer Viral, Toon Crisis no decepciona para nada.

Con un peculiar estilo (hey, quien hubiera sabido que con los nuevos Walkmans de Sony podríamos disparar por el dedo) que mezcla video en tiempo real con escenarios y monstruos bastante bizarros, este juego promocional para Sony es lo que exactamente deberían ser todos los juegos creados para publicitar un producto: Extremadamente Bueno.

Toon Crisis es el típico Shooter sobre rieles, es decir, no tenemos control de hacia donde nos dirigimos, pero podemos dispararle a todo lo que se aparezca en pantalla. Y si, vale la pena jugarlo.

 

 

 

On Water

No es un juego, sino un corto animado. Y como acá en arturogoga.com favorecemos bastante la originalidad, este corto, si bien carece de una historia envolvente, un final inesperado, o a lo que estamos acostumbrados para considerarlo bueno, On Water ofrece un peculiar estilo. Esto se debe a que está realizado como si hubiera sido creado enteramente con crayolas, algo bastante novedoso que separa a a esta animación del resto. Otro punto a favor es que la canción (si bien algo “cheesy”), ha sido creada también por el autor del corto.

 

 

Steve Irwin: Croc Heaven

Y para cerrar, no podía faltar este tributo creado a Steve Irwin. Corto, pero no tan corto. Nada especial, pero sí bastante especial.

Exactamente como Irwin hubiera querido que fuera el cielo.