No esa medusa que te convierte en piedra cuando te mira, por si acaso, sino esa medusa que está en el agua y que, bueno, “pican”.

Pero la cosa es que estas lamparas con medusas  funcionan de manera similar a las lámparas de lava, sólo que en vez de, bueno, lava, están las medusas (3) por ahí moviéndose en el tanque.

Pero mejor denle un vistazo:

 

Comprable en ThinkGeek