Screen Shot 2013 06 26 at 2 06 08 PM

El anuncio del Xperia Z Ultra de Sony el día de ayer, junto con la gran popularidad obtenida por dispositivos como el Galaxy Note 2 y futuros lanzamientos de Huawei y HTC, por nombrar un par de ejemplos, no hace sino demostrar que las phablets parecen haber encontrado un espacio en el mercado. Pero están destinados a ser una moda pasajera, o terminarán reemplazando finalmente a las tablets y teléfonos?

Para empezar, definamos bien lo que es una “Phablet”. Puede que el nombre haya salido en base a una burla, pero es, finalmente, el que ha terminado convirtiéndose en el apodo de estos dispositivos. Una Phablet obtiene su nombre de la combinación de “Phone”+”Tablet”, con una ligera alusión a gordura de por medio (por lo “fat”). Pero la idea básica, es que se trata de super-teléfonos, con enormes pantallas (5.5″-6.4″) para que el consumo de contenido se más cómodo y apreciable. Esta foto – justo del Xperia Z Ultra – resume bastante bien el ejemplo

Sony xperia z ultra 1

A diferencia de la mayoría de tablets, entonces, las phablets cuentan con un puerto para colocar nuestro SIM (chip) y utilizarlos como teléfonos. Y a diferencia de la mayoría de teléfonos, una phablet es mucho, mucho más grande. Incluso el Galaxy S4 – que se consideraría un teléfono “grande” – se ve minúsculo al lado:

Screen Shot 2013 06 25 at 8 33 26 PM

En el pasado, la idea de un teléfono tan grande me resultaba incómodo. De hecho, incluso cuando empezamos a ver los “super teléfonos” con la salida del Galaxy S2, hasta una pantalla de 4.3″ me parecía demasiado grande. Pero tras pasar semanas con el Galaxy Note 2, realmente disfruté mucho la experiencia. Tanto, que regresar a mi S3 / iPhone 5 resultó algo incómodo al principio.

Y es que uno de estos dispositivos cubre satisfactoriamente la función de dos dispositivos que tenemos en el mercado ahora: las tablets y los smartphones. Usualmente, un smartphone es excelente compañía de bolsillo y siempre lo tenemos a nuestro lado, pero una tablet resulta mucho más práctica para consumo de contenido debido a tener una pantalla de mayor tamaño. El problema es que, en un mundo que requiere que estemos moviéndonos de un lado a otro y sin embargo nos obliga a permanecer conectados, cargar dos dispositivos a veces resulta incómodo. Son varias las veces que he dejado abandonado incluso el iPad Mini por la flojera de tener que cargar con otro dispositivo más.

Y aquí es donde realmente recordé la excelente experiencia que tuve con el Note 2, y por qué me estoy inclinando, este año, a reemplazar al S3 que uso para Android, con el Xperia Z Ultra: la conveniencia de tener un dispositivo capaz de consumir contenido cómodamente, pero que también me haga olvidarme de la necesidad de cargar también con una tablet. 

El único gran inconveniente de estos dispositivos, está en el acto de hacer llamadas. Realmente se ve ridículo tener un teléfono tan grande al lado de la oreja. Pero hay un mercado que no podemos olvidar, y es que ahora los smartphones se han convertido en el cuartel general de nuestra vida conectada.


Tecnología Vestible


 En los últimos años, y sobre todo en los últimos meses, hemos visto una explosión de lo que se denomina “Wearable Technologies”, tecnologías que “vestimos”, de alguna manera, como sucede con Google Glass, relojes inteligentes como el Pebble o el recientemente anunciado SmartWatch 2 . Y un resurgimiento de los antiguos “headsets bluetooth”, tan usados / odiados por muchos, definitivamente estará por darse. Tenemos un especial sobre el tema en este artículo

Todo esto está sucediendo debido a lo mucho que han avanzado los smartphones en menos de una década. Hemos visto cómo se han convertido, de un mercado nicho, a prácticamente la norma en dispositivos (los smartphones superaron por primera vez en ventas a los feature phones en el primer trimestre de este año). Y junto a la popularidad obtenida, hemos visto también cómo están duplicando su poder de procesamiento, año tras año. Los teléfonos populares del 2013 como el S4 o el HTC One, por ejemplo, son el doble de rápido que los flagship smartphones del año pasado.

Este rápido avance tecnológico y crecimiento en popularidad, ha convertido a nuestros smartphones en lo que otrora fueran nuestras desktop PCs o laptops: el centro de nuestra vida conectada. Y las Phablets, entonces, podrían convertirse en los únicos dispositivos centrales; los indispensables asistentes tecnológicos para todo tipo de tareas.

Si la única gran incomodidad – personalmente – es la de elevar el teléfono para contestar una llamada, por qué no usar un headset bluetooth nuevamente? o quizás a Google Glass? O con los avances que hemos visto con cancelación de ruido al usar micrófonos duales, por qué siquiera acercar el teléfono a nuestro rostro? Quizás en un futuro no muy lejano veamos cómo se genera un perfil de reconocimiento de voz que esté atento a nuestro timbre vocal, y – utilizando tecnologías actuales – logre aislar lo que decimos frente a lo del resto, eliminando la necesidad de acercar el teléfono a nuestro oído. Y para escuchar la conversación, ya hemos visto grandes progresos en tecnologías que transmiten el audio a través de nuestra estructura ósea (es lo que usa Google Glass), que nuevamente se acerca al tema de Wearable Technologies.

Existe también la queja de que la pantalla es demasiado grande para manipular con una sola mano. Pero esto se debe a que los sistemas operativos actuales han sido pensados con la idea de interactuar con una sola mano. No es difícil imaginar una interfaz que se adapte a cómo cogemos el teléfono, ofreciéndonos una variante cuando, por ejemplo, siente que estamos sosteniendo el teléfono con una sola mano, y modifique la interfaz cuando detecte que la sostenemos con ambas manos. Y los avances en comandos de voz – como hemos visto en Google Now, o Siri – incluso podrían hacer que dependamos menos del tacto en la pantalla, y más en comandos de voz, simplificando considerablemente las interfaces de usuario.

 

A lo que voy con todo esto, es que a pesar de haber sido ridiculizadas desde su lanzamiento – incluyéndome – las phablets no sólo se ven cada día como una atractiva opción, sino como el verdadero futuro de dispositivos portátiles, en un futuro cercano, cuando nos hartemos de andar cargando con cosas y finalmente decidamos vestirlas. Quizás pueda verse como una tendencia de crecimiento en tamaño de pantallas, pero yo lo veo más como una tendencia en reducción de dispositivos que tenemos que cargar.

 

Ustedes, qué opinan? Están contentos con la combinación de Tablets + Smartphones? Les gustan las “Phablets”? Le ven un futuro a las Tecnologías Vestibles?

  • Christian Bonta

    Sinceramente prefiero tener dos dispositivos que una “phablet”… es demasiado grande par meterla en un bolsillo y ese es el encanto de un smartphone… es más sigo pensando que los teléfonos de más de 4” son innecesariamente grandes.

    Digamos que te toca pasearte por alguna zona movida de Lima, estarías con tu “phablet”?

  • La tendencia encontrará refugio en un gran segmento, pues lo que ha determinado la “fusión” de gadgets ha sido la alta y creciente demanda de contenidos y redes, o sea smart muy pequeños para jugar, ver videos y detalles en las imágenes y las tablets demasiado grandes para transportar.

  • Diego

    Yo compré el Galaxy Note I apenas salió al mercado. Me enamoré de él en menos de un día. Fue, sin duda, amor a primera vista. Ahora tengo el Note II y la experiencia satisfactoria no solo se incrementó sino que hizo que ni siquiera se me ocurra pensar en otro equipo como alternativa. Lo de ser muy grandes para un bolsillo es una manetira gigantesca. Si usan pantalones ajustados, quizás; de otra manera, ningún hombre sufriría llevándolos ahí. Yo lo hago hace varios meses y nadie me ha hecho algún comentario al respecto. La comodidad de una pantalla de 5.5″ es incomparable. El iPhone 5 me parece un Tamagotchi aunque muchos se jacten de poseerlo. Recién hoy, luego de ver tu “post” sobre el nuevo Xperia Z Ultra, he sentido que podría haber aparecido un sucesor para mi Note II. Sea lo que fuere, los “phablets” solo pueden ser rechazados o discriminados por quienes nunca los han poseído.

  • Dani Lopez

    si saliera de mi barrio con una phablet, seguro que los choros me matan para quitármela y termino como una noticia mas del periodo .Lima es cada vez mas insegura y a veces es mejor tener lo justo y necesario que estar luciéndose por la calle.

  • juanito

    Lo que hay que leer, gente que se “enamora” de sus teléfonos o que los “discrimina”.

  • Grover

    Definitivamente este será el futuro, disfrutando de ambos en una sola , no necesariamente debemos limitarnos por su tamaño pero bien que podemos como dice el artículo acompañarlo de todo los gadgets que se ven hoy en día y no llevar con nosotros dos o hasta tres dispositivos con nosotros si no sólo éste

  • Alvouu

    Mi combinacion de Nexus 7, Xperia Acro S y Ipod classic es infalible, si quiero ver algo en la tablet hago tethering, no lleno mis dispositivos de musica por que tengo ipod y no necesito ni mi ipod ni mi tablet cuando salgo a pasear o de noche, para que tener una cosa gigante que me incomodara en el bolsillo?

  • Miguel Rubio

    Hola, los invito a conocer las nuevas marcas de smartphone superpotentes que a mi parecer tienen la mejor relación calidad precio, XIAOMI, OPPO, ZOPO son algunas de las empresas asiáticas que sin hacer mucho aspaviento se han ganado el respeto y la confianza de miles de usuarios. No se van arrepentir.

    Les recomiendo busquen info de éstos modelos: XIAOMI M2S, OPPO FIND 5, ZOPO C2

  • Héctor Sánchez Rivasplata

    Definitivamente creo sin temor a equivocarme que al igual que yo, muchismas personas tenemos una Tablet y un telefóno, combinar ambas y usar una Phablet me resultaria incómodo en gran medida sobre todo cuando tenga que hacer o recibir una llamada., a parte de estar tensionado por la posibilidad de ser víctima de hurto tan latente en nuestra Lima la horrible.

  • Wilder

    Pues esa idea ya fue echa hace un par de anios por asus!!! y se llama padfone, ellos son los que se merecen el credito de este invento!!!

  • Daniel Brandt

    tengo un Galaxy Note 2 desde Noviembre del 2012 y ha sido excelente, ya no podría tener una tablet porque me parece completamente innecesario con un phablet, mi Galaxy Note II entra perfectamente en mis pantalones por lo que para mi es completamente portable, la pantalla es perfecta, suficientemente grande para poder hacer todo lo que uno necesites hacer en una tablet pero lo suficientemente pequeña para que entre en el bolsillo de tu pantalón normal (no ajustado), si llego a cambiar mi terminal será por una con pantalla más grande, cambiarla por algo más pequeño en estos momentos para mi sería retroceder, y por otro lado seguiría reemplazando a las tablet, si quieres leer comodamente en una phablet es tan facil como girar tu terminal en horizontal y listo, ya puedes leer sin problemas, así como jugar y ver videos muy satisfactoriamente 😀