Las Mentiras de los Fabricantes de Televisores

Creo que dejé de creer bastante en los “specs”, o características de los televisores cuando modelos de Samsung, LG, Panasonic, hacían milagrosas mejoras en modelos de un año a otro. Un año teníamos un “contraste dinámico” de 3000:1. El siguiente? El super nuevo modelo que avergonzaba al anterior? 300000:1. El siguiente modelo? “Contraste Infinito”. Si, claro.

Pero MaximumPC ha ido más allá de las suposiciones, y se ha dedicado desmitificar cada una de estas características de que los fabricantes de televisión nos marketean, descubriendo una interesante verdad: casi todo lo que nos venden, es mentira. El artículo completo, lo pueden encontrar aquí

 

lg-lh90-series-240hz-led-hdtv

Controles

 

Esa opción de Brillo en la TV? No controla el Brillo en lo absoluto. Controlar el Brillo es lo que sucede en una pantalla de un celular por ejemplo, donde vemos cambios notables de iluminación de la pantalla. El control de brillo en una TV, lo que hace, es controlar el nivel de señal del color negro en la pantalla, que tiene un efecto indirecto en el brillo.

En cuanto al control de contraste, éste no tiene ningún efecto en el contraste de imagen, sino que, en realidad, controla el brillo, aumentando y disminuyendo la amplitud de la señal de video. El más cercano a controlar el contraste, es “Gamma”.

 

Contraste

Esto de hecho lo cubrimos en un artículo anterior (En Guia de Compras: Monitores), donde llegamos a lo siguiente:

Si tomamos el blanco más blanco de la panntalla, y el negro más negro mostrado en una imagen y comparamos el nivel de luminosidad , obtenemos el nivel de contraste. Por ejemplo, un “Contrast Ratio” de 3000:1 significa que el punto más blanco, es 3000 veces más blanco que el color negro.

Esta, por supuesto, es la teoría. Pero en la aplicación, lo cierto es que los procesos de medición no son muy exactos, y terminamos con monitores que prometen tener 100000:1 de contrast ratio, e igual mostrar colores negros que son más grises, que negros (un problema típico con los primeros modelos de LCD)

Según MaximumPC, los specs de Contraste hoy en día están terriblemente inflados. Incluso los mejores LCDs actuales sólo llegan a 1,500 o 2,000, cifras que los fabricantes publican en pequeñas letras, en el manual.

Lo que han hecho es inventar un spec nuevo, llamado “Dynamic Contrast Ratio”, que no tiene absoultamente ningún valor.

Lo que están haciendo es, como mencionámos en el artículo anterior, midiendo desde el color negro más negro, al blanco más blanco. Cómo pueden llegar hasta valores que circulan entre los millones? Pues porque miden el modo “standby”; es decir, cuando no hay imagen presente! Obviamente el color negro será bastante negro porque, bueno, no hay ninguna imagen.

Moraleja? Ignoren por completo este valor, pues no significa absolutamente nada en cuanto a calidad.

 

 

Tiempos de Respuesta

Ahora ya no sólo nos tenemos que preocupar por los milisegundos (valor que sí importa, aunque casi todos los televisores en la actualidad tienen un ms aceptable. Más info al respecto), sino también de 60 Hz, 120 Hz, procesamiento de movimiento, y más.

display_myths_shattered

En la prueba realizada, se utilizaron 11 televisores diferentes con diferentes personas, llegando a la conclusión que no hay mayores diferencias, o estas no son discernibles para la gran mayoría, cuando comparamos televisores de meida y alta gama.

Sin embargo, si bien los televisores de 120 Hz no hagan muchas mejoras en cuando al “ghosting”, o ese halo que dejan las imágenes cuando se les compara con los televisores más comunes de 60 Hz, lo cierto es que los de 120 Hz, al ser obviamente más caros, incluyen también mejores paneles y componentes, que a su vez, resultan en mejor calidad de imagen.

Los televisores de 240 Hz? De momento no ofrecen ninguna mejora en la realidad, es sólo otro término explotable por el marketing.

 

 

Conclusión

Como pueden ver, el mercado de los televisores se ha descarriado por completo, especialmente porque absolutamente todos los fabricantes de TVs pecan en darnos estas características y términos que, al final, no significan absolutamente nada.

 

Cuál comprar, entonces?

Creo que queda claro desde hace tiempo que, comprar algo a ciegas, o basándonos en lo que nos dicen los vendedores de la marca en la misma tienda no es un buen camino a seguir. Lo mejor que podemos hacer, por supuesto, es dirigirnos hacia un sitio especializado, que contenga reseñas y análisis de los más recientes modelos de TVs.  Websites como CNET se encargan de reseñar y probar múltiples televisores, para darnos un análisis más completo.

Después de todo, no es una compra que podemos tomar a la ligera, no?  Confíen, finalmente, en esas opiniones, y por supuesto, en sus propios ojos; vayan, prueben, investiguen, y finalmente, compren. Sólo, no se guíen por cuál tiene mejor contraste, mejor brillo, más Hertz, o cosas por el estilo.