Según Gameshout, ciertos analistas han hecho una predicción sobre el posible precio de Nintendo Revolution, poniéndolo a $200.

Con la competencia costando el doble (en el caso de xbox360) y posiblemente el triple (el posible caso del ps3), Nintendo podría ganar un gran porcentaje del mercado, gracias a este competitivo precio. Pero claro, Nintendo ha explicado, desde un inicio, que su objetivo no es competir con ninguno de los dos. Después de todo, el diseño del control es tan diferente, que lo pone en un lugar aparte. Y es exactamente eso lo que la compañía nipona busca: un lugar asegurado, sin tener que batallar con “los grandes”. A pesar de estar en el mercado muchísimo más tiempo que sus competidores, el poder económico de Nintendo no se compara en absoluto a gigantes como Sony o Microsoft. Ya vimos desaparecer de la guerra de consolas a Sega, con su fallecido Dreamcast (todavía tienes un lugar privilegiado en mi corazón, dreamcast…)

En fin, según reportes oficiales, se sabe al menos que costará “menos que $300″, así que $200 no parece tan lejos de la realidad.

You say you want a cheap revolution
Bueno, y ahora que me puse a hablar del control del Revolution, seguro hay varias personas que no lo han visto. Así que aquí tienen, cortesía de IGN:


Ahora ya saben por que eligieron el nombre de la consola, no? Esta idea del control es absolutamente innovadora. Si, se ve como un control remoto, pero no es uno convencional. En primer lugar, viene con un sensor de movimiento, diseñado para ser colocado encima de la TV, y que captará los movimientos que hagamos.

Imagínense un juego de Star Wars, donde blandir el remoto como un lightsaber es posible; o, digamos, el nuevo Zelda, utilizando la espada de Link. O un juego de golf, o un juego de pesca, con el control funcionando de caña. En fin, las posibilidades abiertas por este tipo de control son infinitas, y todas, de seguro, innovadoras.

Pero, siempre se debe considerar el gran problema de Nintendo, que es conseguir apoyo de otras compañías. Lo viene sufriendo desde la salida del N64, cuando casi todos se pasaron al PsOne debido a incopatibilidades y altos costos, y luego pasó con el Gamecube, debido, simplemente, a que el Ps2 era más popular. Ahora, lanzando una consola con un control tan diferente al resto, va a hacer que el apoyo de otras compañías quizás disminuya, debido a que sus juegos no podrían ser transportados a otras consolas, o vice-versa. Ya el tiempo lo dira.

Pero si el precio de $200 termina siendo real, de seguro tendré uno, al costado de mi xbox360, o mi ps3.