La regla de los $100

Lo admito, soy un comprador compulsivo. Sucedió con el iPhone y, más recientemente, con el Nokia n800 (que si, había dicho que no lo compraría). Es un problema? Por supuesto, porque al fin y al cabo, es realmente justificable dicha compra?

Darse un gustito de vez en cuando, por supuesto, no está mal, pero vamos, este "gustito" puede terminar convirtiéndose en vicio y, en menos de lo que canta un gallo, zas, compradores compulsivos aparece en nuestra frente. O algo asi.

money

No Credit Needed, por lo tanto, nos habla de una interesante regla, la de los $100. Cómo funciona?

Por cada $100 que quiero gastar en la compra de un producto nuevo, tengo que esperar un día antes de realizar la compra.

Esto se traduce, en realidad, a algo bastante simple que ya hemos escuchado hasta el cansancio: Pensar dos veces, antes de realizar la compra. La diferencia? Que aquí nos estamos poniendo, al menos, un límite de tiempo para realizar todo este thinking. Claro, podemos decir que lo pensamos dos veces, pero todo esto ocurre en cuestión de horas y la decisión es la misma. Dejarlo para el día siguiente, o si es un gadget muy caro, para una semana, puede darle otra perspectiva al asunto.

Si un gadget cuesta $400, por ejemplo, tendremos que pensarlo 4 días antes de comprarlo (si es que lo compramos).

La idea, claro, es que si tenemos el dinero para comprarlo, y queremos hacerlo, tampoco nos la pasemos, indecisos, sin comprar el gadget. Por lo tanto, transcurrido ese tiempo determinado, si no hemos cambiado de opinión, pues a gastar nuestro dinero,

Interesante la idea, no? La pondré en práctica la próxima vez que mi impulso comprador apunte hacia algún gadget (que probablemente ni necesite).

Y como siempre, asegurarnos de que hemos ahorrado el dinero para comprar el gadget. No hay nada peor que endeudarse. Imaginen pagar una PC en tres años, cuando sabemos que al año y medio quizás tengamos que reemplazarla. Nada peor como seguir pagando por algo que ni usamos, no?

Link

via lifehacker

No more articles