Curioso comercial del Kia Picanto, donde decidieron hacer una suerte animación, con la técnica del stop motion, dibujando y pintando uñas, para realizar el video. Todo, tratando de quitar el estigma de que el auto es “miniatura”, y enfatizando que ser un auto pequeño, es cool.

En total? 1200 botellas de esmalte de uñas, 25 días y noches de duro trabajo, con 2 horas por uña de constante dibujo. Es decir, todo un súper trabajo.

 

El resultado? Bastante bueno. No se lo pierdan!

 

via mix.pe