El estado actual de las consolas de videojuegos.

 

El fin del año pasado nos trajo el lanzamiento de dos nuevas consolas de videojuegos, el Xbox One de Microsoft y el Playstation 4 de Sony. Esta nueva generación de consolas de videojuegos es la que más tiempo ha tardado en llegar1. Y a pesar del interés generado inicialmente, la “bulla” o las expectativas frente a estas consolas ha decaído considerablemente. ¿El motivo? Que la cantidad de títulos exclusivos, de juegos verdaderamente “next gen”, es prácticamente inexistente. Lo que tenemos, es un par de consolas que no tienen juegos interesantes, o experiencias nuevas.

A pesar de que ambas consolas han logrado escabullirse en millones de hogares, son pocos los juegos disponibles para éstas que ofrezcan una justificación ante tremenda inversión.

 

La era de las consolas

La industria de los videojuegos ha estado en crisis durante los últimos cuatro o cinco años. Estudios de videojuegos que estuvieron por décadas trayéndonos diversión, implosionaron ante la enorme exigencia y poca rentabilidad. Grandes figuras, célebres diseñadores de videojuegos, dejaron sus cómodos puestos en billonarias corporaciones para hacer borrón y cuenta nueva: formar estudios pequeños independientes, volver a las raíces y desarrollar juegos, experiencias menos cinemáticas, pero con mucha más “alma”.

En el corazón de todo, está la PC como plataforma. ¿El motivo? No sólo los millones de ordenadores que se encuentran alrededor del mundo, sino que la PC es la que ofrece un modelo de distribución y publicación de juegos mucho más sencillo. Es tanto gracias a esta enorme audiencia, como las facilidades de distribución con las que cuenta la plataforma, que han convertido a la PC en una de las plataformas más “amigables” para desarrolladores; una plataforma que asegura tener una audiencia.

Pero esto no fue siempre así. Los videojuegos en PC nos han acompañado desde hace décadas, pero durante los últimos 15 años, las consolas de videojuego explosionaron en popularidad. Los videojuegos pasaron de ser un hobbie de pocos, un nicho, a una actividad que gran porcentaje de la población participa. Pasó de ser algo de lo que muchos se avergonzaban, a algo tan natural, como lo es realizar deportes. Esta popularidad, llegó gracias a las consolas de videojuegos, como el Super Nintendo, el Playstation, el Xbox, que trajeron la experiencia que era entrar en estos mundos virtuales y vivir increíbles historias a millones de personas, sin el dolor de cabeza que significaba preocuparse de la instalación del juego. O peor aún, de si nuestra PC era compatible con tal o cual juego.

Era esta barrera técnica, la que limitaba a los videojuegos a tan sólo unos cuantos. Era esta barrera económica, por los requisitos mínimos de un juego, que evitaba que muchos pudiesen disfrutarlos. Tener una PC para gamers, era todo un verdadero lujo. Las consolas eliminaron esto de golpe, al darnos una experiencia similar, a una fracción del costo, y sin preocuparnos de requerimientos técnicos: todos los juegos funcionaban igual en la plataforma.

Fue gracias al Playstation, que el estigma de los videojuegos quedó atrás. Gracias a la consola de Sony, los videojuegos eran algo “cool”. Esta popularidad fue creciendo, convirtiendo a la industria en una que logra recaudar, año tras año, mucho más que la industria del cine. Fue así como las consolas de videojuegos desplazaron a la PC como plataforma principal. Los creadores de videojuegos, al ver una audiencia que superaba con creces en consolas a la de la PC, la convirtieron en su plataforma principal.

Durante la era del Playstation 2 / Xbox y especialmente durante la del Xbox 360 y Playstation 3, la mayoría de juegos para PC eran simples “ports”, conversiones – muchas veces mal realizadas – de experiencias en consolas.

 

El renacimiento del “PC Gaming”

Pero la industria siguió madurando. Llegamos a una era de saturación, donde los videojuegos empezaron a parecerse demasiado entre sí, en un afán de reemplazar las experiencias cinemáticas proporcionadas por las películas. En lugar de centrarse en las fortalezas proporcionadas por una experiencia interactiva, la industria empezó a luchar por conseguir mejores y más realistas gráficos; explosiones más alucinantes.

Esto se convirtió en un círculo vicioso que terminó brindándonos experiencias similares y recurrentes. Franquicias que alguna vez destacaron por innovadoras, como Call of Duty, se convirtieron en el mayor ejemplo de la repetición.

Muchos grandes autores de videojuegos, hartos de trabajar en estudios grandes para repetir una y otra vez la experiecia, decidieron abandonarlo todo y empezar de nuevo. La plataforma elegida para hacerlo? La PC.

 

Ventajas de la PC frente a consolas.

<

p>La principal ventaja de la PC frente a las consolas, es que no tiene un dueño específico. Para publicar un videojuego en el Playstation 4 o Xbox One, es necesario pasar por un proceso de certificación y, en algunos casos, ceder un porcentaje de ventas para poder publicarlo. En la PC, basta con colocarlo online, para que éste quede disponible para todos. Si deseamos publicarlo en una plataforma, Steam – la plataforma más popular – ha probado ser una ruta más amigable y sencilla para los desarrolladores. Es decir: es muchísimo más fácil publicar un juego en PC, que hacerlo en cualquier consola de videojuegos.

Nosotros, como consumidores, también nos vemos beneficiados de esta facilidad de publicación: debido a la constante competencia de las diversas plataformas donde los desarrolladores publican sus juegos (piensen en ellas como “tiendas virtuales”), tenemos muchísimas ofertas regularmente. Un juego que puede costar unos $60 en el PS4 o Xbox One puede estar, pocos meses después, a $19 o incluso $9 en la PC.

La PC es también mucho más versátil y poderosa en cuando a calidad y fidelidad gráfica. A pesar de ser llamadas consolas de la “nueva generación”, jamás, históricamente, se han parecido más las consolas a una PC de gama media. En el pasado las consolas de videojuego utilizaban otro tipo de procesador central que las hacía incompatibles con la arquitectura típica de una PC y diferentes a la hora de programar. Esto ha cambiado con la generación actual: los procesadores son AMD y siguen la arquitectura x86. Son, básicamente, PCs de rango medio. Debido a esto, es casi seguro que veremos la mayoría de títulos de consolas, en un lanzamiento simultáneo en la PC. Y lo mejor de todo? Que como la PC es una plataforma actualizable, siempre podremos tener la mejor experiencia en una computadora que podamos ir mejorando con el tiempo.

Esta versatilidad de hardware, junto con la flexibilidad de diferentes tiendas online y la omnipresencia de la publicación digital en la actualidad, convierten a la PC en la mejor plataforma actual. Dada la escacez de títulos exclusivos que valgan la pena en consolas, me inclino a recomendar armar una “Gaming PC” promedio (inversión de unos $500) y aprovechar no sólo los títulos actuales multi-plataforma, sino los miles de juegos de PC que están ya disponibles para PC. Porque a diferencia de las consolas de videojuegos actuales, que no son compatibles con títulos anteriores, nosotros, en la PC, podemos coger un título publicado hace 20-30 años, y jugarlo sin problemas, en la misma plataforma.

Poco a poco las grandes ventajas que ofrecían las consolas de videojuegos, han ido desapareciendo. Ya casi no existen títulos exclusivos[^2] para éstas. Instalar juegos en PC, sobre todo gracias a plataformas de distribución como Steam, es un proceso sencillo y rápido. La incompatibilidad debido a requisitos técnicos ha desaparecido porque la mayoría de hardware disponible puede correr sin problemas el 99% de los juegos disponibles. El precio de armarse una PC para juegos ha caído drásticamente, llegando incluso a competir contra los $400 o $500 que cuesta una consola de videojuegos.

Las consolas de videojuegos todavía merecen la pena debido a ciertos títulos exclusivos. Pero dada la inexistencia de éstos, actualmente y probablemente en lo que resta del año, resulta difícil recomendar la compra de una durante el 2014. Una PC para juegos, sin embargo, nos asegura no sólo un enorme “back catalog”, sino la promesa constante de emocionantes títulos independientes, a precios imbatibles. ¿La mejor consola de videojuegos para el 2014? Sin duda, la PC.

 


  1. 7 años, si contamos desde el lanzamiento del Xbox 360, la primera consola de la “siguiente generación”.
    [^2]: Con excepción de Nintendo. Nintendo sigue teniendo el mayor porcentaje de títulos que sólo puede aprovecharse o disfrutarse en su plataforma. 
  • msakiya

    Mucho ayudo Gabe Newell y su Steam…

  • david

    Concuerdo contigo en casi todo el post. Excepto por el precio promedio de la pc, para correr casi el 99% de juegos en calidad ACEPTABLE el promedio a invertir ronda en los 1000 dolares.

    Saludos

    • Gustavo

      Discrepo con usted, con un procesador Phenom II X6 y una ATI 5770 se puede correr todos los juegos y mire ya que estamos hablando de un procesador y una tarjeta antigua…

      • katy

        Jaja si como no, yo tengo una i7 870 con una ati 5850, me costo como $1700 hace como 5 años, pero actualmente ya se queda corta, estoy por cambiar de grafica. Con una 5770 quizas pueda correr la mayoria de juegos pero con graficos medio a bajos y en resoluciones tipo 1440×900.

  • Eliab

    Hola, una consulta, qué características debería tener una buena máquina para jugar 😀

  • Alguien conoce alguna pagina en donde encontrar configuraciones de PCs para armar?

  • carla

    yo a mi hijo le compre la
    ps3 para navidad pero la verdad es que usa mucho mas la pc.. quizás es la edad pero no logro que se despegue de ella.