La impresora Ecotank (L110) de Epson es una de las mejores compras que he hecho.

Screen Shot 2015 08 07 at 10 35 06 AM

No suelo imprimir mucho. Pero me alegra bastante haber abandonado las típicas impresoras de HP y Canon, por una “EcoTank” de Epson. Específicamente, tengo la L110, que compré hace un par de años. Es un modelo que no tiene WiFi, no es multi-funcional. De hecho, compré el modelo más sencillo y más barato, porque comparado al resto de impresoras, la Epson era más cara.

Pero esto, por un motivo: en lugar de esos ridículos cartuchos sumamente caros que HP, Lexmark, Canon y la misma Epson con otros modelos, tratan de vendernos, la tinta de la línea Ecotank de Epson dura por meses, o incluso años. Y a diferencia de los cartuchos que vienen con poquísimos mililitros, el reemplazo de tinta para las EcoTanks vienen en botellas, con un precio muchísimo menor. De hecho, recientemente compré todo el pack de botellas, por un costo total de S/.150 (aproximadamente $50). Usualmente, un único cartucho de tinta para mi otra impresora, una HP Photosmart, termino pagando $35. Por un solo cartucho, de los 4 que necesito. 

Ecotank bottles intro

Por qué tanta diferencia?

Porque con estos modelos, la tinta no es el modelo de negocio. Durante décadas, las empresas que nos suelen vender impresoras hacen prácticamente todas sus ganancias con la tinta, con los cartuchos de recarga. Por eso pueden darse el lujo de vendernos una impresora multifuncional incluso hasta por debajo del costo de fabricación; porque finalmente recuperarán el dinero, con la tinta que nos venden. Y el precio de la tinta de impresión ha sido siempre exorbitante. Miren el precio de la tinta, comparado con otros líquidos, en un gráfico hecho por Clementine de Reflectionof.me hace ya varios años y luego hecho en un gráfico más llamativo por Nuesion (si, la tinta es más cara que la sangre humana):

Ink costs more than human blood 50290ced00807 w1500

 

Las EcoTank dan un giro de 180 grados y, en lugar de ofrecernos tinta extremadamente cara, nos ofrecen impresoras que pueden ser recargadas con tinta económica, con botellas, en lugar de cartuchos.  

Desde que la compré, hace un par de años, he empezado a imprimir mucho más. En lugar de dejar que las fotos se pierdan para siempre en mi disco duro o en olvidados timelines, he empezado a comprar álbums, para tener a mis fotografías favoritas en uno de estos.

Me arrepiento de no haber adquirido el modelo WiFi pues hubiera sido mucho más práctico. Y tiene más sentido comprar un modelo Wifi, para que todos puedan acceder a esta impresora, teniendo en cuenta el bajo costo relacionado con la impresión de este modelo. Al final terminé remediando este inconveniente al conectar la impresora a mi Airport Express. 

 

 

 

Debilidades?

El proceso de inicialización es extraño. Es uno de esos casos, en los que tenemos que leer el manual. No dejarlo abandonado con todo el empaque. Resulta que, después de rellenar cada uno de los tanques con las botellas que viene en la impresora, tenemos que esperar 20 minutos para que las boquillas de la impresora queden llenas, antes de iniciar la primera impresión. No es nada complicado, pero asegúrense de leer el manual de instalación antes de empezar a imprimir.

Es necesario imprimir algo al menos una vez por semana. Debido a que este tipo de impresoras utiliza otro método de rellenado de tintas, a veces la tinta puede secarse en las boquillas o el sistema, impidiendo del flujo de la misma. Para evitar ello, es necesario hacer una impresión regularmente, al menos una vez por semana. Una vez dejé de usarla por un par de meses y tuve que hacer el proceso de inicialización para destapar una de las boquillas. Mi recomendación? Cómprense papel fotográfico y aprovechen esta nueva libertad de imprimir sin preocupación para imprimir sus fotos favoritas! 

 

Recomendado!


Es realmente liberante poder imprimir sin preocuparnos del costo que significa cada impresión en temas de tinta. Y es una excelente manera de imprimir fotografías por montones (el papel fotográfico no es tan caro, sobre todo el más común, el 4×6 (10x15cm). La calidad es más que suficiente para imprimir las fotos de nuestros móviles o cámaras. No obtendremos la mejor calidad (para ello, una impresora fotográfica dedicada, de 6 cartuchos, sigue siendo la mejor opción), pero con una de estas, no tendremos que preocuparnos de que estaremos gastando la tinta y tendremos que reemplazar el cartucho pronto.

Estoy sumamente satisfecho con la impresora. Es lo que uno espera de una impresora cuando la compra, después de todo: no tener que estar preocupado con el nivel de tintas, no pensar dos veces antes de imprimir algo por temor a quedarse sin tinta. O peor aún, quedarse sin tinta en medio de la impresión de un trabajo importante. Las impresoras son más caras que las demás, pero el costo de la misma resulta mucho menos, cuando consideramos todo lo que ahorramos en tinta al no recurrir a una de las otras alternativas. 

 

No more articles