La impresionante TV OLED de Sony del CES es, en realidad, un panel de LG

De los productos mostrados en este CES, uno de los más llamativos fue, sin duda, el nuevo televisor Bravia de Sony que, tras años de juguetear con la tecnología OLED, por fin la ha adoptado por completo. No sólo tenemos un vibrante panel OLED en la TV – que cada vez más parece ser la tecnología del futuro para los televisores, generando más adeptos con el tiempo – sino que el nuevo Bravia utiliza la pantalla para producir sonido. Si, así como lo leen; el televisor hace vibrar a la pantalla para producir el sonido.

Sin embargo, algo que casi pasa desapercibido en la presentación de la XBRE-A1E Bravia 4K OLED TV – ese es el nombre completo – es que el productor de estos paneles OLED para televisores Sony son producidos también por LG, por la subdivisión LG Display de la empresa. Así es, la empresa que le hará competencia a LG en gama alta de TVs OLED – donde LG reinaba debido a que su competencia más fuerte, Samsung, se mantiene con la tecnología LCD – utilizará paneles producidos, también, por LG.

Cómo puede ser esto? Pues de la misma manera que Samsung puede proveer de chips de memoria y hasta pantallas a sus competidores en el mercado móvil: se trata de una subdivisión de la empresa, creada específicamente para producir e investigar el desarrollo de paneles OLED y, por lo tanto, puede proveer de paneles OLED a quienes lo deseen, sin estar compitiendo consigo misma. Con fuertes reglas para evitar la filtración de información sensible que podría beneficiar a la competencia (como la cantidad de unidades pedidas para tener una idea de la demanda, por ejemplo), LG Display puede suministrar paneles OLED a quienes lo desean, actuando de manera independiente a LG Electronics (que es la división que produce los televisores y que también tiene que interactuar con LG Display de manera separada).

Suena complicado, pero en realidad es sencillo: para asegurarse una cartera de clientes variada, LG Display no trabaja como una subsidiaria de LG Electronics, sino como una empresa independiente, centrada en fabricar y vender displays a los que lo necesiten.

Como sucede con Sony, en este caso, y que fue confirmado por The Verge, cuando LG Display, en su puesto de CES, estuvo mostrando una pantalla con características muy parecidas a las mostradas en el televisor Bravia; específicamente, algo que no tiene ninguna otra TV: la posibilidad de usar la pantalla como parlante, característica que Sony estuvo promocionando fuertemente en su presentación de la TV.

Me alegra que Sony haya dado el salto a televisores OLED, porque esto significa que tendremos más opciones para elegir. Y por opciones, me refiero al software con el que vendrá la TV, ya que Sony utiliza Android TV. Y bueno, los "extras" de Sony, como el procesador X1 que mejora la calidad de imagen, y otras funciones más.

La TV de Sony recién estará disponible desde la segunda mitad del año, pero lamentablemente aún no se han revelado precios.

Ahora que hemos aclarado la confusión detrás de por qué LG puede ser el fabricante de la pantalla de los nuevos televisores Sony, repito lo dicho hace unos momentos: me alegra bastante que otras empresas empiecen a adoptar la tecnología OLED en televisores.

No more articles