Según algunos científicos del Sleep Assessment and Advisory Service, cómo dormimos, podría tener una relación con nuestro caracter, nuestra personalidad. Seis posiciones diferentes, a la hora de dormir, fueron analizadas, y se encontró bastantes similitudes en los sujetos a los que se realizó la prueba:

El Feto: Los que duermen en posición fetal se describen como duros por afuera, pero sensitivos y “suaves”, por dentro. Puede que sean tímidos cuando conocen, por primera vez, a alguien, pero rápidamente se relajan.

Ésta es la posición más común, adoptada por el %41 de las mil personas que tomaron el test. Y más del doble de mujeres, que hombres, tienden a tomar esta posición.

El Tronco: De lado, con ambos brazos hacia abajo. Éstas son personas sociales, extrovertidas, que les gusta formar partes de grupos, y que confían en extraños. Quizás demasiado crédulos

El “anhelante”: Personas que duermen de lado, pero con ambos brazos al frente. Sulen tener una naturaleza abierta, pero pueden estar llenos de sospechas y cinicismo. Son lentos a la hora de decidirse, pero una vez que la toman, difícil que la cambien.

Soldado: De espaldas, con ambos brazos a los lados. Los que duermen en esta posición son generalmente callados y reservados. No les gusta el bullicio o escándolo, pero ponen altos niveles de requerimiento para ellos mismos, y a otros.

Caída Libre: De frente, con las manos alrededor de la almohada, y la cabeza a un lado. Generalmente, son personas algo descaradas y sociales, pero pueden ser nerviosos por debajo. No les agrada las críticas, ni situaciones extremas.

Pez estrella: De espaldas, con ambos brazos alrededor de la almohada. Estos dormilones hacen buenos amigos, porque siempre están dispuestos a escuchar a otros, y ofrecen ayuda cuando se lnecesita. Generalmente no les agrada ser el centro de atención.

Bien, les sucede a ustedes lo mismo?

Pueden ver el artículo de la BBC aquí, donde encontrarán, además, tips de salud.