Kirin 980 – el Primer SoC de 7nm del Mundo que estará en el Mate 20 #IFA2018

En el IFA, Huawei no nos mostró un nuevo teléfono sino, como es costumbre, nos mostró la tecnología que estará detrás de su siguiente gran teléfono: el Mate 20, que será lanzado en Octubre, en Londres.

De esta manera, Huawei puede centrarse más en el lado técnico en IFA, de los avances del System on a Chip (SOC) con anticipación, para luego centrarse en novedades adicionales en hardware (cámara, diseño y otros) durante el lanzamiento en sí. Gracias a ello, sin embargo, tenemos jugosos detalles de este, que es el primer procesador de la siguiente generación. A diferencia de otros fabricantes, Huawei suele lanzar su nueva generación de procesadores en la segunda mitad del año. Es decir, la línea “Mate” es la que trae nuevo procesador – y por lo tanto, toda la evolución en hardware – mientras que la línea “P” se aprovecha de lo inaugurado por el Mate, y mejora los temas de fotografía. De esta manera, Huawei se asegura de mantener dos lanzamientos interesantes por año: uno con mejoras en componentes internos, otro con mejoras en cámaras.

El primer SoC del mundo con el proceso de 7 nanómetros

Qué es un SoC (System on a Chip?

Algo muy interesante de Huawei es que es uno de los pocos fabricantes en usar sus propios System on a Chip. De los grandes, sólo Apple y Samsung hacen lo mismo, aunque Samsung ha optado por usar procesadores Snapdragon en el mercado Americano (Norte y Sudamérica)

Debido a la complejidad de miniaturización de un smartphone, a diferencia de una PC, todos los componentes de un smartphone están en una sola placa. Es decir, el procesador, la memoria, el CPU, el almacenamiento, cosas que suelen estar por separado (en módulos) en una PC de escritorio o laptop, están soldados en un pequeñísimo rectángulo. Esto es el “corazón” del smartphone, y a esto se le denomina SOC o System on a Chip porque es, en esencia, todo un sistema en un pequeño “chip”. 

Cada cierta cantidad de generaciones, el proceso de fabricación pasa a un tamaño reducido. Reducir el proceso de fabricación se traduce en dos cosas: mejoras en rendimiento y autonomía. Como los componentes son de menor tamaño, estos pueden aumentar en complejidad – mejorando el rendimiento – y al ser más pequeños, consumen menos energía y pueden ser enfriados más eficientemente, mejorando la autonomía o duración de batería. Esto se ha mantenido como una constante durante los años. En el pasado, con el Kirin 960 y 970, Huawei llegó un poco tarde a la reducción en el proceso de fabricación. Con el HiSilicon (una subdivisión de Huawei) Kirin 980, sin embargo, Huawei es el primero en usar el proceso de 7 nanómetros.

Y no sólo eso, también es el primero en usar los nuevos procesadores de ARM, los Cortex A76, del mercado. Cada System on a Chip utiliza procesadores de ARM, que luego son configurados a gusto por Qualcomm, Apple o Huawei. El Snapdragon 845 – que vemos en la mayoría de smartphones de este año – utiliza un procesador (CPU) de ARM que cuenta con 4 núcleos del procesador ARM Cortex A75 (la generación anterior), además de 4 núcleos ARM Cortex A55, por eso es un procesador “Octa Core”, porque tiene 8 núcleos. Pero en lugar de usar los 8 en simultáneo, lo que el teléfono hace es utilizar de manera selectiva los núcleos. Para tareas pesadas, se utilizan los de mejor rendimiento (los A76 o A75) y cuando hacemos algo ligero, se usan los A55 de bajo consumo. 

El nuevo procesador Kirin 980 lleva esta “selectividad” de núcleos más allá, sin embargo.  En este oportunidad, tenemos los A55 de bajo consumo para tareas sencillas, pero luego tenemos dos pares de Cortex A76: unos de mayor velocidad (2.6 Ghz), y otros a menos velocidad (1.92 Ghz). La idea? Nuevamente, de optimizar el consumo energético del teléfono al máximo, pero sin sacrificar el rendimiento. A diferencia del resto, lo que el Kirin 980 ofrece con esta configuración, son núcleos para bajo, medio y alto rendimiento, en lugar de sólo bajo y alto rendimiento. Esto, en teoría, debería mejorar no sólo el performance del teléfono en general (sin cambios bruscos), sino también la autonomía, pues los núcleos de alta velocidad sólo serían utilizados en casos limitados (procesar videos, fotos, grabar en 4K, juegos, etcétera).

De esta manera funcionan los núcleos selectivos: un sólo núcleo de bajo consumo (A55) se utilizaría para música, por ejemplo, mientras que para redes sociales se podrían estar usando 3 núcleos de bajo consumo combinado con uno de medio consumo. Y para juegos? Se podrían utilizar todos en simultáneo.

Para conseguir este tipo de administración de núcleos, se necesita un buen sistema de “scheduling”, que es algo en lo que Huawei ya tiene experiencia.

Las mejoras que podemos esperar del Kirin 980 frente al Snapdragon 845

Entre otras mejoras, tenemos un GPU mejorado, que por fin podría ponerlo a la par con el GPU de Qualcomm, el Adreno. Hasta ahora, el GPU ha sido el punto débil del SoC de Huawei, que ha intentado ser solucionado de otras maneras (GPU Turbo, por ejemplo, que mejora la eficiencia del GPU y mantiene un framerate más estable), pero con el Kirin 980 estamos viendo un SoC que trae un GPU más poderoso y eficiente.

Tenemos también memoria DDR4 a 2133 Mhz, con 20% más ancho de banda en el controlador de memoria y 22% menos latencia.

Y algo que nos alegrará a nosotros fotógrafos: el nuevo Kirin 980 trae mejoras en el ISP (Procesador de Imagen) del SoC. Tenemos una mejor reducción de ruido y mejor utilización de HDR

En conclusión, parece que Huawei tiene a un verdadero ganador en sus manos con el Kirin 980. Tenemos ganancias en todo sentido, sin ningún problema o efecto secundario aparente. La mejorada autonomía obtenida de la reducción en el proceso de fabricación, combinado con las masivas baterías que solemos ver en los teléfonos “Mate”, podrían implicar que tenemos a un nuevo campeón en temas de autonomía.

https://67.205.129.107/huawei-mate-20/
Más Noticias
Despiértate al ritmo de “Kiki, Do You Love Me” con Google Clock!