Kindle 3: Un análisis

IMG_1400.jpg

Hace unos días, llegó por fin el Kindle 3, el ebook reader de Amazon. He tenido tiempo suficiente ya para jugar con el dispositivo (y leerme un par de libros) así que aquí les dejo el análisis. El modelo reseñado, es el Kindle 3 Wi-Fi, comprado directamente desde Amazon por $139.

 

 

Diferencias con versiones anteriores de Kindle:

Screen shot 2010-11-25 at 1.19.06 PM.JPG

  • Es más ligero y pequeño (pesa 240 gramos)
  • Tiene un mejor contraste que el Kindle 2 (aproximadamente 50%)
  • Un menor precio ($139 vs los $250 que costaba el Kindle 2)
  • Mayor velocidad en cambio de páginas
  • Un navegador web muy mejorado
  • WiFi
  • Mejores fuentes

 

La Pantalla

IMG_1408.jpg

 

El Kindle de Amazon es un lector de ebooks o libros electrónicos. A diferencia de otros dispositivos en el pasado (como PDAs o celulares, y ahora, tablets como el iPad), el Kindle utiliza, para la pantalla, e-ink. Este tipo de tecnología nos da una pantalla que es la que más se asemeja al papel. De hecho, la primera vez que vi uno, cuando Amazon lanzó la primera generación del Kindle, quedé impresionado por la calidad de la misma.

Es algo difícil de demostrar en fotos o imágenes. Ver la calidad de la pantalla, sobre todo en el Kindle 3, y cómo se asemeja a tinta impresa en papel, es algo que deben experimentar. Si una de las quejas que tenían contra los eReaders era que el texto se veía mejor en papel, es una que pueden tachar de la lista (con quejas más subjetivas como el “olor del libro” o “el placer táctil de pasar la página” y demás, es difícil luchar, y algo que el Kindle no solucionará).

 

IMG_1415.jpg

 

Esta tecnología hace que leer bajo el sol, algo bastante complicado en celulares y tablets, sea verdaderamente un placer. En la imagen de arriba, por ejemplo, con un sol de mediodía cayéndole directamente a la pantalla, el texto permanecio igual (o incluso más) legible que en un cuarto cerrado. El Kindle es perfecto, por lo tanto, para leer libros en el parque, en la playa, o donde sea que vayan.

Al no tener ningún tipo de iluminación, sin embargo, necesitarán tener una lámpara cerca para poder leer del Kindle. O mejor aún, comprar una luz de libros o, incluso, un estuche con luz incluída.

El resto del hardware

IMG_1440.jpg

El teclado resulta bastante cómodo para escribir. Lo que extrañé, fue la línea de teclas numéricas, que fueron sacrificadas para reducir el tamaño del Kindle. Ahora tendremos que presionar la tecla Sym para acceder a símbolos, y seleccionar los números con las flechas direccionales.

Hablando de las flechas, éstas son una mejor opción frente al “rocker” que tenía el Kindle 2. Se siente más sólido y funciona mejor. En cuanto a puertos, el Kindle cuenta con un “jack” para audífonos, y un puerto micro-USB para cargarlo y sincronizarlo con la PC. En la parte inferior se encuentra también el control de volumen, y el switch de poder. Algo que se perdió en el Kindle 3, es la posibilidad de ampliar la memoria vía MicroSD, pero no es algo que se extrañe mucho, teniendo en cuenta que viene con 4 Gigabytes de memoria interna (lo suficiente para almacenar 3,000 libros).

El aparato es también muy liviano (240 gramos), lo que hace de la lectura con una mano no sólo algo posible, sino más cómodo. Gran contraste con el iPad, que con sus 680 gramos, casi el triple, es necesario sostenerlo con ambas manos. Leer en la cama, en el sofá, sentados en una silla, o en cualquier lugar, es mucho más cómodo, gracias a lo liviano (y pequeño) del dispositivo.

 

El Software

IMG_1435.jpg

En el pasado, la interfaz del Kindle se sentía bastante lenta, gracias en parte a la lentitud que tiene el e-ink – la tecnología de la pantalla – en refrescarse. Con el Kindle 3, las cosas han mejorado considerablemente.

Sin embargo, queda bastante claro que el Kindle 3 es un dispositivo de un sólo propósito: mostrarnos documentos y libros. Tratar de navegar por la web, incluso con el muy mejorado navegador (ahora basado en Webkit, motor que usa Chrome y Safari), es un ejercicio de paciencia. Las páginas se muestran completas, eso sí (con imágenes y todo), y leer algunos blogs es bastante factible (sobre todo versiones móviles). Pero el tiempo que toma en hacer scrolling y en mover el cursor terminará, probablemente, por desesperar a muchos. Incluso un celular (no necesariamente un smartphone) ofrecerá una mejor experiencia de navegador. Dicho esto, sin embargo, es bueno al menos tenerlo, pues podría sacarnos de apuros. Sobre todo si tienen el Kindle con 3G incorporado.

IMG_1430.jpg

 

Utilizar servicios como KindleFeeder.com para recibir RSS, o Instapaper sí funcionan. Estos servicios cogen artículos que hemos seleccionado, o blogs a los que nos hemos suscrito, y nos dan un archivo .mobi que podemos simplemente arrojar al almacenamiento del Kindle para que éste lo pueda mostrar. Y si se suscriben al servicio premium de Kindlefeeder, pueden recibir, todos los días, un resumen con contenido nuevo.

Ingresando nuestros propios libros


Screen shot 2010-11-25 at 2.38.17 PM.JPG
El Kindle 3 no trae soporte nativo para ePub, el formato standard para eBooks por lo que no podemos, por ejemplo, bajar libros de la web en ePub y simplemente arrojarlos al Kindle. Sí trae soporte para PDFs, lo cual es un plus, pero no los muestra tan bien como el formato nativo.
Esto no significa, por supuesto, que no podamos añadir nuestros propios libros descargados de la web. De hecho, utilizando Calibre, podemos convertir cualquier libro, ya sea DOC, PDF, ePUB o cualquier otro formato, a uno compatible con el Kindle. Calibre incluso es capaz de detectar al Kindle y sincronizarlo, convirtiendo automáticamente cualquier libro que queramos transmitir. El proceso tarda algunos minutos (sobre todo si convertimos múltiples libros), pero el resultado es excelente. Es decir, no estamos limitados sólo a Amazon.com cuando se trata de libros. Amazon.com ofrece de lejos la selección más variada de libros, pero en castellano, no encontrarán muchos. Por eso Calibre es prácticamente indispensable al utilizar nuestro Kindle.
Si no tienen problemas en leer en inglés, sin embargo, el servicio de venta de eBooks de Amazon funciona muy bien. Podemos navegar por la tienda, viendo recomendaciones personales (de acuerdo a los libros que hayamos comprado en el pasado), y descargar el libro en segundos. Al hacer uso del Whispersync, si tenemos aplicaciones en el iPhone, iPad, Android, Blackberry, o en la PC y Mac, el libro se sincronizará automáticamente en todo lugar, incluyendo anotaciones, bookmarks, y el lugar donde nos quedamos en el libro.

Conclusión

IMG_1421.jpg

 

 

El Kindle 3 es un gadget perfecto para aquellos que leen bastante. De hecho, es muchísimo mejor e-book reader que cualquier tablet. Pero sólo para libros. La navegación por la web es principalmente una novedad; una vez que lo prueben una vez, dudo que quieran hacerlo de nuevo. Revistas y PDFs funcionan mucho mejor en un iPad. Lo mismo va para la navegación web, o todas las posibilidades que el iPad nos abre. En pocas palabras, no hay punto de comparación: el iPad es más parecido a una notebook / netbook, mientras que el Kindle es un dispositivo con un sólo propósito. Pero ese único propósito, el de mostrarnos libros, está a millas de distancia, gracias al eInk.

IMG_1427.jpg

 

Para ebooks, no hay nada como el Kindle. Y por fin, diría yo, se encuentra en un precio justificable. $250 era demasiado para pagar por un gadget con una sóla función. $139, por otro lado, es perfecto, sobre todo si son ávidos lectores.

Yo soy de la idea que ambos, tablets y ebook readers, puede coexistir. Y ahora que tengo el Kindle 3, dudo que vuelva a leer algún libro en el iPad o mi smartphone.

Puede que las páginas animadas del iPad, y el color se vean mucho más llamativos que simplemente ver texto monocromático en el Kindle, pero al final, no tenemos que olvidar lo que estamos haciendo: leyendo libros. Ingresando a mundos creados por autores, donde las palabras, las oraciones, son sólo el medio de transporte para alcanzar estos universos. Y en ese sentido, el Kindle ofrece una mejor experiencia: texto claro y preciso, una pantalla que puede ser leída bajo el sol.

Deberían comprar uno? Si lo que buscan es poder leer libros, pero también acceder a la web, revisar e-mails, entrar a Twitter, o incluso crear música, editar fotos, jugar, o la infinidad de cosas a la que el App Store nos abre las puertas, mejor estarían con un iPad. El iPad ofrece una experiencia de lectura bastante decente, y ha sido mi ebook reader principal desde que lo compré.

Sin embargo, yo leo. Y mucho. Es por ello que el peso del iPad, principalmente, hacía de la lectura de libros, algo un poco incómodo. Sin mencionar, por supuesto, que la disponibilidad de tantas aplicaciones y tantas opciones, terminaban cortando mi tiempo de lectura considerablemente. “Voy a seguir leyendo, pero revisaré 5 minutos mi correo. Y luego Twitter. Y luego Facebook. Y luego entraré a esta página antes que lo olvide” Algo por el estilo es lo que sucede con el iPad. Tenemos tantas opciones, recibimos tantas notificaciones, que es, a veces, imposible concentrarse en una acción que requiere de toda nuestra concentración, como lo es leer libros. Con el Kindle, a vernos privados de todas estas otras tareas y opciones (podemos navegar por la web, como vimos párrafos arriba, pero es tan lento, que probablemente terminen por evitarlo), podemos centrarnos únicamente en el libro.

 

IMG_1423.jpg

Así que si leen bastante, no tienen problemas con la falta del olor del libro y el placer de voltear páginas, el Kindle 3 es una muy, muy buena compra. Y por $139, por fin está en un rango de precio que se puede justificar fácilmente (o más fácil, al menos, que los $250 que costaba en el pasado). El Kindle 3 ofrece todas las mejoras que ha visto el eInk en estos últimos años (mejor contraste, mayor velocidad de refresco), por un precio mucho más amigable.