Screen Shot 2012 07 13 at 2 12 36 PM

Jane McGonical es una diseñadora de videojuegos, y con esta charla, nos presentó una interesante idea: videojuegos y el tiempo que le dedicamos a ellos son una manera terapéutica para tratar problemas como depresión y llevar, en general, una mejor vida. 

Según la descripción de la charla:

Cuando la diseñadora de juegos Jane McGonical se encontró postrada en cama y con instintos suicidas después de un fuerte golpe en la cabeza, tuvo una idea fascinante sobre cómo mejorar. Se sumergió en la investigación científica, y creo un juego de “sanación”, SuperBetter. En esta conmovedora charla, McGonical explica cómo un juego puede mejorar nuestra resistencia, y en el transcurso de la charla, promete aumentar 7.5 minutos a nuestras vidas, con sólo escucharla.

 

Se trata de una excelente charla de cómo la “gamificación” de ciertos elementos, es decir, convertir problemas reales o situaciones en una especie de “juego”, con objetivos y bonuses, puede ser beneficioso. Lamentablemente sólo se encuentra todavía en inglés (con subtítulos):

 

Aquí les dejo una transcripción de parte de la charla

 

“Ahora, déjenme contarles esta historia. Empezó hace dos años, cuando me golpeé la cabeza y obtuve una conmoción cerebral. Ésta no sanó apropiadamente y después de 30 días, quedé con síntomas como dolores de cabeza sin parar, nausea, vertigo, pérdida de memoria, nieblas mentales. Mi doctor me dijo que para curar mi cerebro, tenía que hacerlo descansar. Así que tenía que evitar todo lo que me llevara a esos síntomas. Para mí, esto significaba no leer, no escribir, no videojuegos, no trabajo ni correo, no correr, no alcohol, no cafeína. En pocas palabras – y me imagino que saben a donde vamos con esto – no había razón para vivir.

Por supuesto que debe resultar gracioso, pero en realidad, la idealización suicida es bastante común para traumas cerebrales. Sucede a uno de 3, y me sucedió a mi. Mi cerebro empezó a decirme a mi, Jane, quieres morir. Decía, nunca mejorarás. Decía, el dolor nunca cesará.

Y estas voces empezaron a ser tan persistentes y persuasivas que empecé a temer por mi vida, que es la vez que me dije a mi misma después de 34 años – y nunca olvidaré este momento – me dije, o voy a matarme, o voy a convertir esto en un juego.

Screen Shot 2012 07 13 at 2 38 00 PM

Ahora, por qué un juego? Sabía por investigaciones de la psicología de juegos por más de una década que cuando jugamos un juego – y esto es investigación científica – enfrentamos difíciles tareas o situaciones con más creatividad, más determinación, más optimismo, y con mayores probabilidades de pedir ayuda a otras personas. Y quería traer estas características de los juegos a mi obstáculo de la vida real, así que creé un juego de rol y recuperación llamado “Jane The Concussion Slayer”.

Ahora, ésta se volvió mi identidad secreta, y lo primero que hice como “asesina de conmociones cerebrales”, fue llamar a mi hermana gemela – tengo una hermana idéntica llamada Kelly – y decirle, estoy jugando un juego para sanar mi cerebro, y juego que lo juegues conmigo. Fue una manera más sencilla de pedir ayuda.

Se convirtió en mi primera aliada en el juego, mi esposo Kiyash se unió después, y juntos identificamos y luchamos contra los malos. Ahora, esto era cualquier cosa que pudiese hacer aparecer mis síntomas, y por lo tanto alentar el proceso de curación, cosas como luces brillantes y espacios con muchas personas. También recolectábamos y activábamos power-ups. Esto podía ser cualquier cosa que pudiera hacer en incluso mi per día para sentirme un poco mejor, un poco productiva. Cosas como acariciar a mi perro por 10 minutos, o salir de la cama y darle una vuelta a la manzana al menos una vez.

Screen Shot 2012 07 13 at 2 38 26 PM

Ahora el juego era así de sencillo: adoptar una identidad secreta, reclutar a tus aliados, luchar contra los malos, activar power ups. Pero incluso con un juego tan sencillo, después de dos días de empezar a jugar, esa niebla de la depresión y ansiedad se fue. Simplemente desapareció. Parecía un milagro. Ahora, no era una cura milagrosa a dolores de cabeza o los síntomas cognitivos. Esos duraron por más de un año, y fue el año más difícil de mi vida. Pero incluso cuando todavía tenía los síntomas, incluso cuando estaba con dolor, dejé de sufrir.

Ahora, lo que sucedió después con el juego me sorprendió. Puse algunos blog posts y videos online, explicando cómo jugar. Pero no todos tienen una conmoción cerebral, obviamente, pero todos quieren ser “el asesino”, así que renombré al juego como SuperBetter.

Y poco después empecé a escuchar de personas alrededor del mundo que estaban adoptando sus propias identidades secretas, reclutando a sus propios aliados, y estaba poniéndose “super mejor”, luchando contra problemas como el cancer y dolores crónicos, depresión y la enfermedad Crohn. Incluso había personas jugándolo contra enfermedades terminales como el ALS. Y podía discernir, entre sus mensajes y videos, que el juego los estaba ayudando de la misma manera en la que me ayudó a mi. Hablaban de cómo se sentían más fuertes y valientes. Hablaban de sentirse mejor, más comprendidos por sus amigos y familia. E incluso hablaban de sentirse más felices, a pesar de estar con dolor, a pesar de que estaban luchando con la tarea más difícil de sus vidas.

 Screen Shot 2012 07 13 at 2 43 35 PM

Ahora, en aquel momento, estoy pensando, qué sucede? Cómo un juego tan trivial podía intervenir tan poderosamente en casos tan serios? Si no hubiese funcionado para mi, no había forma que hubiera creído que era posible. Bueno, sucede que hay un poco de ciencia aquí también. Algunas personas se vuelven más fuertes y felices después de  un evento traumático. Y eso es lo que estaba pasando con nosotros.

El juego estaba ayudándonos experimentar lo que los científicos llaman crecimiento post-traumático, que no es algo que escuchemos muy seguido. usualmente escuchamos sobre el post-traumatic stress disorder, o estrés post-traumático. Pero los científicos saben que un evento traumático no nos condena a sufrir indefinidamente. En lugar de ello, podemos utilizarlo como un trampolín para sacar a relucir nuestras mejores cualidades y llevar vidas más felices.

Aquí están las 5 cosas que personas con crecimiento post-traumático suelen decir: mis prioridades han cambiado. No tengo miedo a hacer lo que me hace feliz. Me siento más cercano a mis amigos y familia. Me entiendo mejor. Sé quien soy realmente ahora. Tengo un nuevo objetivo y un nuevo propósito en mi vida. Puedo enfocarme mejor en mis objetivos y sueños.

 

Se trata, como pueden ver, de una excelente charla motivacional, así que esperemos que pronto se encuentre con subtítulos en español! Aquí dejo la versión de YouTube.

 

<iframe width=”640″ height=”360″ src=”http://www.youtube.com/embed/lfBpsV1Hwqs” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>