iPhone 11 vs iPhone 11 Pro. Cuál vale la pena? O mejor dicho… alguno vale la pena?

Opiniones del evento de Apple. Nuevos iPhones, (nuevo) iPad, Apple Watch 5 y más.

El evento de Apple ocurrió mientras estaba llevando un taller organizado por IBM en Guadalajara, así que vi los lanzamientos y anuncios en diferido. Esto, sin embargo, me ha permitido distanciarme un poco del “hype” que suele rodear a los eventos, del entusiasmo inicial y evaluar, realmente, cuánto aportan estos smartphones. Apple prometía cambios innovadores en este evento – que llevaba, como slogan “by innovation only”. Y si que los hubo; sólo que estos cambios no estuvieron en el iPhone, sino en sus servicios.

A continuación, les dejo algunas observaciones sobre los lanzamientos de Apple, en orden cronológico.

Apple Arcade / TV+

Aquí es donde está la innovación. No para la industria en general, sino para Apple como compañía.

El iPhone ya no se vende como antes; el mercado se ha estancado para Apple, como pudimos ver en su más reciente reporte financiero. Y desde el inicio de año, hemos visto a Apple tratar de ofrecer servicios de suscripción para generar otra fuente de ingresos.

Con la demostración de Apple Arcade y Apple TV+, creo que Apple ha conseguido lo que buscaba: generar una nueva fuente de ingresos pero, sobre todo, una fuerte razón para no abandonar iOS por otro sistema operativo. Ahora que las ventas de iPhones han llegado a la cúspide, la preocupación principal de Apple ya no es conseguir nuevos usuarios, sino evitar que estos migren a la competencia. Las personas, además, ya no renuevan smartphones con la misma frecuencia de antes; con esto, Apple se está asegurando que cuando lo hagan, el cambio sea por un nuevo iPhone; no otro dispositivo.

Apple Arcade nos ofrece cientos de juegos de gran calidad por $4.99 al mes. No se trata de los juegos repletos de micro-transacciones que, lamentablemente, predominan en el mercado móvil. Sino juegos completos, más cercanos a una experiencia de consola de videojuegos. Con esto, Apple nos está dando acceso a una variedad de títulos y géneros que podremos disfrutar en iPad, iPhone y Apple TV. Y ahora que iOS 13 ofrece soporte para controles de Xbox One y PS4, los dispositivos de Apple se están convirtiendo en la mejor manera de disfrutar de juegos móviles, la industria que domina el mercado de los videojuegos.

La era de los juegos móviles está más fuerte que nunca; 33% de todas las descargas de apps, son juegos. La industria de juegos móviles genera más ingresos que la de consolas (Xbox / PS4) y PC, además de contar con la mayor cantidad de usuarios.

Con esto en mente, ofrecer títulos exclusivos por $4.99 diseñados sólo para entretenernos, no para buscar sacarnos dinero, disponibles en iPhones, iPads y Apple TV se convierte en una excelente excusa no sólo para pagar estos $4.99 (que por cierto, es el costo “familiar” que cubre hasta a 6 personas, con sus múltiples dispositivos) al mes – dándole dinero a Apple – sino también para no abandonar el iPhone como plataforma.

Y lo mismo sucede con Apple TV+, el servicio de series originales de Apple. Con series como See, Dickinson, The Morning Show, For All Mankind, Apple TV+ tiene más series y películas intrigantes para el debut del servicio, que las que Netflix ha tenido en años. Y el hecho de ofrecer un año gratis del servicio con la compra de un Apple TV o cualquier dispositivo de Apple, nos da, nuevamente, una buena razón para adquirir un producto de la marca.

A pesar de haber sido un evento de iPhones, yo creo que la demostración de Apple Arcade y Apple TV+ fueron los anuncios más importantes, pues nos demuestran que Apple ha conseguido realizar la transición de manera efectiva. No a una empresa de servicios, sino a una empresa que ofrece atractivos servicios de subscripción como complemento del hardware que ofrece.

Apple Watch Series 5

El Apple Watch Series 5 parece un pequeño “upgrade” al Series 4, pero este pequeño cambio tendrá repercusiones bastante grandes, creo yo. Apple por fin ha conseguido algo que muchos esperábamos: tener una pantalla siempre encendida en el reloj. No se había implementado antes porque no se contaba con una tecnología adecuada que no desgastara la batería significativamente, pero ahora se ha implementado un nuevo tipo de pantalla que puede variar el índice de refresco – en esencia, la pantalla seguirá viéndose igual de bien, pero el “watchface” permanecerá activo en todo momento.

Esto tiene dos cambios importantes: para deportistas, se podrá monitorear el ejercicio constantemente sin tener que estar agitando la muñeca. Pero sobre todo, esto eliminará uno de los más grandes problemas que aparecieron con la era de los smartwatches: este concepto de que estamos aburridos o desesperados por abandonar lo que estamos haciendo en ese momento.

Si tienen un smartwatch, seguramente están familiarizados con las caras de sorpresa y hasta de disgusto cuando recibimos una notificación y observamos el reloj. Para los amigos, colegas o personas que nos acompañan, esta suele ser una señal o indicativo que estamos aburridos y que queremos simplemente largarnos, de querer estar en cualquier otro lugar, menos ahí. Cuando, en realidad, nosotros sólo queremos revisar si es un mensaje que merece nuestra atención inmediata, o no.

Es sutil, pero pueden ver que el nuevo Apple Watch soluciona esto: la pantalla siempre encendida significa que tendremos un “cue” o señal visual visible para todos de que hemos recibido un mensaje o alerta. La pantalla es tan pequeña que resulta ilegible para el resto, pero así nuestros acompañantes sabrán que estamos viendo el reloj por un mensaje, no porque queremos ver la hora y no podemos esperar más para irnos.

Aparte de esto, sin embargo, no hay cambios mayores, pero este cambio es tan importante que Apple ha descontinuado por completo el Series 4 – retirándolo de su portafolio de productos – para reemplazarlo por el Series 5 de manera definitiva. Si van al Apple Store, sólo se ofrecerá el Series 3 como opción económica, y el series 5.

iPad

Este nuevo iPad no ofrece casi nada importante por sobre el iPad del año pasado, salvo dos cosas:

  • Una pantalla más grande (10.2 vs 9.7)
  • Pines para conectar un Smart Keyboard (que se vende aparte… por $160)

El resto de cosas, como el procesador (A10 Fusion), formato de pantalla y resolución, siguen siendo idénticos al del año pasado.

Honestamente, invertiría lo que costaría el teclado en comprar un iPad Mini o el nuevo iPad Air; ambos tienen al mucho más potente procesador A12 de Apple.

O, si buscan un iPad económico, más vale la pena comprar el del año pasado, que ha llegado a costar hasta $250 en Amazon!

Este iPad es irrelevante.

iPhone 11

Me alegra que Apple haya abandonado los números romanos; con esto se pone fin a las personas que lo llamaban “iPhone equis” y no tendremos los que lo llamarían “iPhone equis y”. Es iPhone 11, a secas. Aunque personalmente, tenía la esperanza de que Apple se deshiciera de los números por completo, dejándonos un iPhone, a secas, acompañado del iPhone Pro y iPhone Max.

Aquí es donde, realmente, no vemos nada de innovación, sino más bien, a Apple repetir el papel de tratar de alcanzar a la competencia, presentándonos tecnología que había debutado en otros teléfonos años atrás. Pero aún así, me alegra que por fin estén disponibles en el iPhone. Este año nos trae mejoras progresivas, que se resumen en:

  • Mejor batería
  • Mejores cámaras
  • Mejor rendimiento

Y un diseño que recicla lo presentado por el iPhone X hace dos años, y lo acompaña con un nuevo diseño de cámara que, personalmente, no me agrada.

Dejando el tema de diseño de lado, sin embargo, creo que Apple ha hecho un gran trabajo con el iPhone 11. Es un teléfono que cumple con las necesidades de la gran mayoría de personas. Ya pasó todo el escándalo de la resolución de pantalla del XR y tras el clickbait y titulares escandalosos, el mundo se ha dado cuenta que la pantalla del XR (y la del 11, que tiene la misma densidad) es de hecho muy buena y mejor que muchos teléfonos con resoluciones superiores, así que ya no es un punto relevante de crítica. Cuenta también con el mismo A13 que los teléfonos más caros y 4 GBs de RAM, la misma cantidad del XS / XS Max del 2018, pero aparentemente 2 GBs menos que el 11 Pro / Pro Max. Esto es casi irrelevante, pues iOS 13 funciona perfecto con 4 GBs de RAM (de hecho, funciona perfecto incluso con 2 GBs de RAM, que es la cantidad que tiene mi iPad Pro de primera generación).

Lo más interesante es que Apple ha optado por poner su nueva cámara ultra wide angle en este teléfono. Yo tenía la sospecha que Apple nos daría este iPhone con dos cámaras, la regular y la telephoto. Sin embargo, Apple ha puesto las dos cámaras más útiles en su iPhone más barato. Honestamente, casi nunca fotografío con el lente telephoto por la pérdida de calidad / luminosidad, pero sí uso bastante el ultra gran angular en teléfonos que lo ofrecen porque nos dan una perspectiva única. Y tener los dos mejores lentes para fotografía y video en el iPhone más económico, lo hacen una alternativa atractiva incluso para actuales dueños de un iPhone XS / XS Max. Yo estaría feliz de cambiar mi iPhone XS por un 11, solo por este lente gran angular.

Y por último, el precio y batería. El iPhone XR del 2018 ofrecía la mejor duración de batería de todos los iPhones, y este año Apple ha logrado prolongarla por una hora más. Y con todo lo ofrecido, también tenemos un precio más atractivo: el nuevo iPhone cuesta $699, en lugar de $749, por el modelo de 64 GBs.

Por este precio, este es el iPhone que le recomendaría a todos. Apple ha conseguido que su teléfono más económico sea el más interesante.

iPhone 11 Pro / Pro Max

El iPhone 11 Pro y iPhone 11 Pro Max son las versiones más caras de Apple y, a diferencia de la línea Macbook, donde si hay un drástico salto en rendimiento entre los modelos regulares y Pro, aquí tanto el modelo base como el más avanzado ofrecen el mismo procesador.

Lo que obtenemos? Pues un equipo más premium, con mejores materiales, una pantalla OLED de mejor resolución y calidad, y una cámara adicional, telephoto.

Donde si vemos un cambio significativo – aparte del lente ultra-gran angular – es en el tema de duración de batería. Apple ha quitado el 3D Touch de estos teléfonos, por lo que tiene más espacio para coloca baterías de mayor tamaño. Por este motivo, el iPhone 11 Pro (que reemplaza al XS), ofrece hasta 4 horas más de uso, y el iPhone 11 Pro Max (que reemplaza al XS Max), ofrece hasta 5 horas más de uso. Es un salto enorme de autonomía, que seguramente colocará a los iPhones de Apple por sobre la competencia, gracias a su combinación de baterías grandes, con excelente manejo de ellas por software.

Este teléfono cuenta también con un nuevo lente gran angular, pero además, lo acompaña con un telephoto. En ópticas, tenemos bastante similitud con el telephoto de Apple del XS, solo que con una apertura más luminosa para poderlo usar en condiciones oscuras. Y hablando de ello, Apple por fin ha presentado un “Night Mode” o modo noche en sus teléfonos, años después de que la competencia lo hiciera, lo cual es totalmente bienvenido. Lamentablemente, es una función que se activa automáticamente y sólo cuando se necesita (cuando el iPhone detecta poca luz), no podemos usarlo o activarlo cuando queramos, por motivos artísticos. Además, el iPhone ofrece, como el Huawei P30 Pro, la opción de grabar con dos cámaras de manera simultánea. Pero a diferencia del P30 Pro, necesitamos una app adicional para hacer uso de esta función.

Qué iPhone comprar? iPhone 11 vs iPhone 11 Pro?

Yo, honestamente, recomendaría al iPhone 11 por sobre el iPhone 11 Pro / Pro Max a casi todos, prácticamente.

El iPhone 11 ofrece lo más importante del 11 Pro, por $300 menos , 30% más barato. Por $300 menos (el costo de un Apple Watch Series 3 y encima nos sobra $100) obtenemos un teléfono con las mejores prestaciones del Pro, salvo el tema de la tercera cámara telephoto (que dudo que extrañen mucho; no ofrece un zoom significativo como lo tiene el P30 Pro) y pantalla.

Esto, combinado con la excelente duración de batería, hacen del iPhone 11 un upgrade atractivo incluso para usuarios del iPhone XS / iPhone X.

Sin embargo, mi recomendación, sobre todo si tienen un iPhone X o XS, o XR, es esperar. Son pocas cosas las que Apple ha mejorado con este iPhone, y el 2020 promete traernos un rediseño significativo. Esta no es más que una actualización progresiva, evolutiva para Apple, un intento de “ponerse al día”, de alcanzar a la competencia.

Es otro año más en donde el iPhone no es la fuente de innovación, sino de Apple “inspirándose” de las innovaciones presentadas por las compañías de Asia, como Corea del Sur o China. Si, es buenísimo ver que Apple por fin implementa muchas de estas cosas, pero si esperaban un producto realmente revolucionario por parte de Apple, tendremos que esperar un año más.

Dicho esto, si lo que les interesa es la fotografía por sobre todas las cosas, el iPhone 11 si es un upgrade que vale la pena. Yo, personalmente, estoy evaluando vender mi iPhone XS para pasarme al iPhone 11 (no Pro, ni Pro Max, sólo el iPhone 11).

Más Noticias
Shorts robóticos hacen del caminar y correr, algo más fácil